El siguiente reto de Emery

Escrito por Rafael Sarmiento. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , ,

Captura de pantalla 2013-03-08 a las 12.08.36

Desde su llegada a Sevilla hace un par de meses, Unai Emery ha ido superando pruebas de un modo continuado y exitoso. Le ha dado la vuelta al equipo, ha aumentado la intensidad, ha logrado que la segunda línea tenga gol, ha recuperado jugadores denostados y, por supuesto, ha obtenido resultados. Pero este fin de semana tiene un nuevo reto: comenzar a obtener puntos a domicilio.

Hasta ahora, los partidos jugados fuera de casa por el Sevilla desde que el vasco es el entrenador han servido de poco para valorarlo en ese aspecto. Aparte de aquel de Getafe (con el técnico recién llegado) en el que el viento nos jugó una mala pasada y provocó que nos empataran, los demás encuentros (tanto en liga como en copa) han sido contra los tres equipos más fuertes del campeonato. Y los tres acabaron con derrota. Es cierto que, salvo en el Bernabéu, en los otros dos estadios se ofreció una imagen cuanto menos ilusionante, a pasar de perder. Pero creo que es injusto sacar valoraciones del rendimiento del equipo con Emery en sus desplazamientos, dadas las circunstancias.

Este fin de semana, no obstante, la cosa es completamente diferente. El campo del Mallorca ha de ser propicio para traerse la primera victoria a domicilio desde aquella obtenida en La Coruña a principios de temporada. Personalmente, afronto la cita con ciertas dudas, aunque también con grandes dosis de esperanza. Si el equipo es capaz de jugar como en el Calderón o el Nou Camp, es altamente probable que los tres puntos vengan de vuelta a Sevilla. Pero es que son tantas las desilusiones que uno lleva en los últimos años que ya apenas me fio de nadie.

Eso sí, hay que tener en cuenta que una de las cosas que, en mi opinión, ha logrado Emery con este Sevilla es que se imponga la lógica, en el sentido de que el equipo gana a los rivales más débiles y pierde contra los más fuertes. Esto ilusiona porque el calendario que queda por delante está plagado de equipos encuadrados en el primer grupo. De los segundos quedan ya pocos. Muy pocos. Por tanto, de seguir esa tónica, es sensato soñar con una remontada. Y este sábado tenemos la primera oportunidad de certificar tal hecho.


El gran problema lo vamos a tener, una vez más, en la defensa, el auténtico talón de Aquiles de esta plantilla. Resulta sorprendente, cuanto menos, encontrarse en esta situación a estas alturas de temporada. Y, sinceramente, me pregunto qué pasará por la cabeza de Emery, si estaba advertido desde el principio de que cosas como la de Spahic podían ocurrir en cualquier momentos, o si se está sintiendo algo así como vendido, ya que fue contratado para dirigir una plantilla a la que luego le quitan a un titular indiscutible en la demarcación más débil de la misma. Y eso que la operación de Spahic me habría parecido magnífica de no ser por el momento tan inoportuno en el que se ha producido. La economía manda, es evidente, pero eso tiene sus consecuencias.

Con un Cala con quien no se cuenta, un Botía que no acaba de rendir, y un Fazio que tantas dudas despierta, queda muy poco de donde rascar. Recolocar a Maduro o a Fernando Navarro…, o tirar de cantera. Improvisar, en definitiva. Algo normal en pretemporada, pero extremadamente arriesgado a estas alturas de año. Con la portería, el centro del campo bien cubiertos, y la delantera también mientras Negredo no tosa, es la línea defensiva la que hace que afronte el partido con las dudas que decía antes. Con la incertidumbre de si habrá el típico regalo a los rivales por parte de los zagueros; y si aquellos serán capaces de aprovecharlo y tirar por tierra (o al menos complicar bastante) el trabajo del resto de líneas.

Es la situación en la que nos encontramos y el motivo por el que todos soñamos con salvar la temporada del modo que sea y afrontar la próxima con un buen entrenador y una plantilla de ciertas garantías.

Twitter: @Ravesen_