David Ruiz

El uno por uno del Sevilla FC de 2019

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Hacemos balance del rendimiento de los jugadores del Sevilla FC hasta la fecha en esta nueva temporada 2018/2019. Una plantilla prácticamente nueva con trece incorporaciones a los mandos de Julen Lopetegui.

Porteros

Vaclik: El checo se mantiene como titular indiscutible bajo la portería. Está a buen nivel, recordando al de la primera vuelta de la pasada temporada. El entramado defensivo que ha conformado Lopetegui le ayuda mucho, pues está bien custodiado y le generan menos ocasiones. Cuando se las generan, suele resolver con solvencia.

Bono: El meta marroquí solo ha jugado en Europa League y Copa del Rey ante rivales de menor nivel donde apenas se la ha podido ver. Tan solo algún detalle de su buen juego de pies y reflejos, especialmente ante el Apoel en Nicosia. La duda está en si Lopetegui lo mantendrá en las siguientes eliminatorias de ambas competiciones.

Javi Díaz: No ha debutado en competición oficial y su rol es totalmente secundario. Se confía en su futuro, pero no en su presente.

Defensas

Jesús Navas: El palaciego vive una segunda juventud. Es como el buen vino, mejora con los años. Amo y señor de la banda derecha, rindiendo a gran nivel y permitiendo una sociedad con Lucas Ocampos extraordinaria. Es una de las principales alas donde el equipo se asienta para lograr profundidad y centros.

Pozo: El canterano demuestra una inmejorable actitud, pero está contando con pocos minutos, especialmente en Europa League y Copa del Rey. Lopetegui confía en él como lateral derecho y el Sevilla sabe que tiene un diamante en bruto. Existe paciencia. Su oportunidad llegará. Se le ve siempre preparado para ello.

Reguilón: Empezó como un tiro la temporada siendo profundo y vertical, pero se ha ido apagando en los últimos meses. su rendimiento actual es más irregular, especialmente en defensa, donde demuestra más lagunas. Aún así, le ha ganado totalmente la partida a Escudero y es esencial para Lopetegui por su capacidad para estirar al equipo por el costado izquierdo.

Escudero: El murciano ha sido totalmente relegado al banquillo por su bajo nivel y la buena irrupción de Reguilón. Su nivel no es el de otros años, pero lo cierto es que los minutos que ha jugado en Europa League han sido positivos. Puede ser su última temporada en el club hispalense, ya que el Sevilla, si no puede quedarse con lateral zurdo madridista, reforzará y rejuvenecerá la posición.

Koundé: El central francés ocupará grandes portadas. No se sabe si en dos o cinco años, pero condiciones tiene de sobra a sus 21. Debutó en Eibar generando muchas dudas, pero se hizo un hueco en el once titular para demostrar que debe ser indiscutible. Salida aseada, dominio del área y veloz al corte. No debe salir del once titular.

Diego Carlos: El Sevilla no tenía un central de estas condiciones desde la época de Javi Navarro, Escudé y Dragutinovic. Se podría decir que los mejora a todos. Domina su área, se impone a campo abierto y, además, suma puntos a balón parado. Si el Sevilla consigue retener al brasileño, podrá erigirse sobre su figura para hacer un Sevilla sólido e inexpugnable.

Carriço: Empezó muy bien la temporada haciendo buena sociedad con Diego Carlos, pero una lesión lo apartó del equipo y su lugar lo ocupó Koundé. Ha vuelto de la lesión y Lopetegui le sigue dando oportunidades por delante del francés, pero su nivel ha bajado. Nunca se le puede dar por acabado. Ejemplo de profesional e historia del club sevillista.

Sergi Gómez: El catalán es un ejemplo de profesional y compromiso. Tiene minutos solo en Copa del Rey y Europa League, sabe que su papel es totalmente secundario y que incluso se le estuvo buscando salida hasta última hora, pero trabaja y motiva como el que más. Más importante dentro del vestuario que sobre el césped.

Centrocampistas

Banega: El argentino fue duramente criticado la pasada temporada. Seguramente con razón, pues no estuvo al nivel esperado por diferentes circunstancias, pero esta temporada ha vuelto a ser el mejor Banega. El Sevilla se mueva a su son, es lo que quiera el 10 sevillista. Indiscutible para Lopetegui y para cualquier jugador que le rodee, a pesar de asumir el riesgo que asume. El Sevilla debe mantenerlo todo lo que pueda. Un mago.

Fernando: El brasileño ha sido una de las grandes sorpresas de este mercado sevillista. Sorpresa para bien. A sus 33 años, su fichaje para una zona tan importante como es la de pivote generó muchas dudas, pero con solo dos partidos se pudo comprobar que la edad no le pasa factura. Es el sostén de este Sevilla. El señor Lobo, pues soluciona problemas a cualquiera de sus compañeros. Está en cualquier laguna del sistema y, además, dirige y aporta en el juego ofensivo. Lo raro es que estuviese en Turquía…

Jordán: Su fichaje, para los que siguieron su carrera y especialmente su último año en el Eibar, era ilusionante. Joan Jordán es un todocampista capaz de adaptarse a cualquier rol y su fichaje generó muchas expectativas por su presente y futuro. Comenzó la temporada cumpliéndolas, pero Lopetegui lo sacó del once en partidos concretos y desde entonces no ha vuelto a ser el mismo. Su nivel es irregular y ha perdido fuelle. Aún así, jugador importante para el técnico vasco.

Gudelj: El serbio llegó a Sevilla para ganarse un puesto en una posición en la que Fernando no ha dejado opciones. Condenado a ser el suplente del brasileño, Gudelj no cuenta con muchos minutos, pero no ha desentonado en ninguno de ellos. Lopetegui lo ha situado también como central cuando ha probado con un cambio de sistema. Jugador de fondo de armario más que apto.

Óliver Torres: El extremeño es el clásico ejemplo de jugador que irrumpe a temprana edad pero se estanca. Es lo que le estaba pasando en Oporto, hasta que Lopetegui y Monchi lo rescataron para sumarse al proyecto sevillista. El centrocampista es muy importante para el técnico vasco, su principal valedor, ya sea como interior o como falso extremo. Pone su calidad al servicio del equipo y, aunque tiene que ganar en continuidad, se prevé fundamental para el futuro del Sevilla FC.

Franco Vázquez: Un mago incomprendido que habría sido mejor valorado en el fútbol de otras épocas. En esta realidad actual donde el fútbol y el aficionado obedecen al ritmo vertiginoso y al físico, el argentino parece estar siempre en el centro de las críticas. Jugador de contextos, pero que siempre tiene algo que decir en los partidos. Jugador fundamental para Lopetegui, ya sea de inicio o como revulsivo.

Delanteros

De Jong: El delantero holandés es el centro de las críticas. Nunca es fácil sustituir a un delantero como Ben Yedder y más cuando se tiene unas características tan diferentes. Esclavo de un sistema que no le beneficia, De Jong se ha hecho con el beneplácito de Lopetegui por su buen hacer defensivo como primera línea de presión. Se pone poco de gol, no le encuentran en los centros y a veces parece desconectado del juego. Aún así, sigue siendo el preferido del vasco.

Nolito: Ejemplo de constancia, trabajo y humildad. Nolito parecía más fuera que dentro, pero hoy por hoy es básico en este Sevilla. Quizá eso no hable bien del actual nivel de los extremos, pero el sanluqueño está superando a su competencia gracias a que es quien entiende mejor lo que le pide Lopetegui a sus jugadores ofensivos.

Ocampos: El jugador de ataque diferencial y determinante en este Sevilla. Es la luz que ilumina un oscuro ataque sevillista. Ocampos cabalga sobre el césped imponiéndose a todo y a todos, asociándose a las mil maravillas con Jesús Navas y aportando con goles y asistencias. Puede jugar en ambas bandas, pero no duplicarse. Ya le gustaría a Julen Lopetegui…

Rony Lopes: La gran decepción de este mercado de fichajes. Ha desaprovechado sus pocas oportunidades y en ningún momento ha justificado los 20 millones que costó. Si no se le busca salida en enero, estará obligado a nadar en el ostracismo hasta final de temporada. No le vendría mal pedirle a 2020 recuperar aquel nivel que maravilló en el Mónaco…

Munir: El bajo nivel de los delanteros sevillistas está permitiendo que cualquiera de los atacantes que encadene una mínima racha destaque. Es el caso del marroquí, que tiene gol, aunque le falta regularidad. En su mejor posición se encuentra Ocampos, por lo que Lopetegui necesita dar una vuelta de tuerca para encajarlo en el once sin cambiar piezas fundamentales. Una opción podría ser probarlo como 9.

Dabbur: El israelí es uno de los casos más surrealistas que se ha vivido por nervión en los últimos años. Su fichaje lo realizó Caparrós para un Sevilla que aún estaba en construcción sin entrenador. Llegó como fichaje ilusionante, máximo goleador de la Europa League la temporada pasada, pero no tiene sitio con Lopetegui y sus sistema. Al vasco no le convence como nueve y no se adapta a otro rol. Lo normal es que se le busque salida en enero, pues en agosto se frustró. La afición quiere verlo más. Necesita continuidad.

Chicharito: El mejicano llegó para instaurarse como el delantero goleador del Sevilla, ya que Dabbur no terminaba de convencer, pero lo cierto es que De Jong le ha ganado la partida. Lopetegui tiene clara su elección y tampoco es que el menudo delantero centroamericano haya aprovechado con creces todas sus oportunidades. Que tiene gol no cabe duda. Si no se refuerza la delantera en enero, puede acabar haciéndose con el puesto de delantero titular.

Bryan Gil: El canterano sevillista es un diamante que descubrió Caparrós y que el Sevilla tiene atado y bien atado. Sin embargo, no parece que esta temporada se le quiera dar demasiadas oportunidades. Agita los partidos, es un revulsivo por excelencia y merece más minutos, especialmente, visto el nivel de varios de sus compañeros. Podría salir en enero como cedido.

Twitter: DAVID RUIZ @David_ruizm

Fotos: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn