David Ruiz

Emery, en el ojo del huracán

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

DN129_1735 Emery Sevilla-Celta QPV sep15

Emery no atraviesa un buen momento en el Sevilla. Los malos resultados y la irregularidad del equipo señalan a un principal culpable por la afición. El entrenador vasco tiene ante sí horas difíciles en las que puede tener su cargo en juego si la victoria no llega ante el Valencia.

El fútbol cambia de la noche a la mañana, al igual que también lo hacen los resultados y el camino de un equipo. El Sevilla hace tan solo unos meses era un equipo temible. Competía como nadie y daba muestras de poder hacer frente a cualquier rival. Consecuencia de ello logró su cuarta Europa League, consiguiendo entrar en la soñada competición de Champions League.

Meses después el Sevilla es otro. El equipo no da muestras de lo que fue. Parece haber perdido su seña de identidad y, actualmente, solo hay problemas encima de la mesa del club de Nervión. A los malos resultados y la irregularidad del equipo se suman problemas institucionales en la alta esfera sevillista, todo influye en la racha negativa del conjunto rojiblanco.

Pero existe un principal culpable para la afición. Un hombre vitoreado meses atrás, que pudo marcharse rechazando ofertas mejores pero que, sin embargo, decidió quedarse en Nervión para disfrutar del año europeo. Esa nueva temporada no ha comenzado nada bien, hasta el punto de que su cargo está en juego el próximo domingo ante el Valencia.

.

Emery fue el principal culpable de dotar al equipo del carácter y la solidez en ambas áreas que mostró la temporada pasada, pero también parece ser el principal responsable en la actitud actual de su equipo. Un Sevilla sin alma, intermitente, frágil defensivamente y sin capacidad de reacción desde el banquillo. Es cierto que Unai no es el único responsable, pero sí el responsable más directo.

Algo no debe marchar bien en el seno del conjunto sevillista cuando los nuevos no han terminado de adaptarse, los más veteranos no rinden a su mejor nivel y las decisiones desde el banquillo no son las mejores. Influye todo en el día de hoy en este Sevilla. Responsabilizar únicamente al entrenador es algo tan injusto como propio en este mundo y puede ser determinante.

El domingo Emery tiene una prueba final, precisamente ante un Valencia de Nuno en las mismas condiciones. Del resultado dependerá su futuro en el banquillo sevillista. Una moneda que debe salir cara y no dar la vuelta. Salir del pozo de la mala racha tiene sus consecuencias y una de ellas puede ser  la destitución del entrenador. Emery se encuentra en el ojo del huracán.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA (@perezventana)