Emery: «Para llegar al jugador lo primero que uno tiene que sopesar es la parte humana»

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

Captura de pantalla 2013-03-23 a las 20.48.20

El entrenador del Sevilla FC tiene clara la clave para llegar al futbolista: «Para llegar al jugador lo primero que uno tiene que sopesar es la parte humana, con la parte personal se llega antes a un futbolista».

Unai Emery repasó en una entrevista para SFC-Periódico su carrera en el mundo del fútbol:
«Como futbolista actué a nivel profesional en una segunda línea, en Segunda División. Estuve en la Real Sociedad un año en el primer equipo, pero jugando cinco partidos solamente. Entonces me fui a Segunda División y allí sí que llegué a jugar 230 partidos… Pero no fue solamente lo que desarrollé como futbolista, sino la preparación como entrenador, porque yo en esos años saqué los títulos de entrenador, un año en Toledo y dos en Ferrol, y ahí ya tenía ese interés en el porqué de las acciones, en el porqué del desarrollo mío como futbolista en el terreno de juego, llevado al entendimiento del juego. Esa pasión que adquirí la fui desarrollando siendo futbolista”.

El entrenador del Sevilla FC reconoce que en su carrera tuvo técnicos de todo tipo:
«He tenido de todos, porque como jugador modelaba al entrenador, enjuiciaba mucho su labor, a nivel táctico, a nivel psicológico, a nivel de relaciones con el grupo. Y en base a ello aprendía y lo que entendía que no estaba bien, pues lo reaprendía hacia mí. Me hice no del todo autodidacta, pero sí una composición personal de los técnicos que tenía, con lo que yo pensaba. Y luego mi experiencia como futbolista en un vestuario y lo que sentía como jugaba, pues me ha servido mucho para entender al jugador. Para llegar al jugador lo primero que uno tiene que sopesar es la parte humana, con la parte personal se llega antes a un futbolista… Por citar entrenadores, por su personalidad y por cómo llevaba el grupo era John Toshack, y luego a nivel táctico el primer entrenador que me ofrecía argumentos del porqué del fútbol y el porqué de las acciones era Mikel Etxarri, una persona que transmite mucho desde la enseñanza. Y luego aprendí también de todos, desde Gregorio Manzano a Miguel Ángel Portugal o Luis César en Ferrol… Ellos me aportaron cosas buenas y cosas que yo les enjuiciaba mucho, y a partir de ahí me edificaba yo mismo”.

Unai Emery sabe cual es la receta que le ha llevado al éxito:
«Yo identifico mis carencias como futbolista, tenía visión de juego, el futbol en mi mente, pero me faltaba un carácter más competitivo a parte de unas condiciones físicas mejores, a nivel e fuerza o potencia. Y esas mismas carencias que tenía en el juego me las llevaba también al nivel mental. El nivel competitivo sobre el rival me costaba. Entonces, esa identificación de lo que a mi me faltaba como futbolista de elite la intento como entrenador transmitir… Una de mis partes de inicio como entrenador que he querido asentar como base, es esa capacidad competitiva, esa actitud desde lo pasional a hacer las cosas y a partir de ahí unir lógicamente lo que es el talento, porque sin talento ni talante… Oséa con talento y sin talante no llegamos, con talante y sin talento, tampoco. Es decir, hay que unir las dos, la predisposición a hacer las cosas al máximo de interés con las capacidades cualitativas de cada uno”.

Y echó la vista atrás en sus inicios en los banquillos:
“Para mí el paso de jugador a entrenador es crucial en el futuro que me planteaba como entrenador. La apuesta era a todo o nada, y yo tenía que jugar todas mis bazas. La primera era que conocía a la plantilla, y que era una plantilla ganadora, hecha para ascender en Segunda B. Yo eso tenía que pulirlo, porque tenía esa capacidad para hacerlo. He vivido siempre en esa agresividad en el mensaje, porque desde el inicio todo lo que he hecho es para estar arriba, siendo ambicioso con el mensaje. El Almería me llama para ascender en dos años, pero el primer año ya hay mimbres para apostar por ello. Entonces yo hago un mensaje muy agresivo; es decir, no, por qué vamos a pelear en hacerlo el segundo año, si podemos hacerlo desde el principio. Cuando doy el paso al Valencia es un equipo que está con dudas, que ha perdido la Champions, pero tiene capacidad de ser de Champions y de pelear por títulos, y entonces tengo que mandar un mensaje agresivo. Entonces, todas las fases que he vivido como entrenador han sido siempre en las miras altas, poniendo agresividad en el mensaje, que también he querido transmitir en el juego”.


Y allí en el Almería coincidió con el que es ahora su delantero centro en el Sevilla FC, Álvaro Negredo:
“En el Almería nosotros nos enfrentábamos cada 15 días al rival que el Madrid dejaba. Entonces, en esa coincidencia yo analizaba todos los partidos del equipo que jugaba contra el Real Madrid. Yo vi los 42 partidos que jugó el Madrid B y con esa información que yo tenía encima de la mesa era un privilegio. Cuando ascendimos a Primera, le dije al presidente, ‘mira éste jugador es una apuesta sobre seguro’. Coincide eso en el tiempo. Él en el Madrid B no tenía paso al Madrid y lo del Almería fue una oportunidad para desarrollarse”.

Y al año siguiente Emery fichó por el Valencia:
“Cuando llegué a Valencia el primer mensaje era, Unai tenemos que vender a las dos máximas estrellas. Entonces tienes que aceptar que tu paso por el Valencia va a reconducir una situación económica que está a la deriva. Yo acepto, y una vez que acepto no puedo decir nada. Bastante que hubo dos temporadas en las que mantuvimos a las dos máximas figuras, que eran Villa y Silva. En esas dos temporadas tuve la oportunidad de poder aprender mucho con esos jugadores, y luego en la transición había que ser eficaces, tener anticipación en el mercado, y traer a jugadores que no eran top pero que podían ir dando pasos para crecer. Y la verdad que en ese sentido fue positivo… Fue una experiencia en ese sentido para sumar y aumentar… Creo que estuvimos en Champions, nos faltó la guinda de un título, pero realizamos un proceso generacional positivo. Y en todo ese proceso ha habido momentos malos y momentos buenos, momentos en el que la afición se manifiesta hacia al equipo y jugadores, pero eso es una convivencia del entrenador en la que tiene que estar por encima de. Es decir, en el momento que a ti te supere, no solamente las críticas, te pueden superar los elogios, lo que pasa es que uno igual no se da cuenta de que los elogios te están superando, y las críticas es más fácil que uno se entere… Pero yo he sabido manejarme en los dos, en los elogios y en las críticas, y estar siempre sentado encima”.

Y todos recordamos aquella frase de Emery donde aseguraba que Soldado era mejor que Negredo de aquí a Lima:
“Esa frase la utilizo internamente desde los tiempos del Lorca. Cuando tenía a Míchel en el Almería decía que era el mejor del mundo, lo mismo con Villa en el Valencia, luego con Soldado… Siempre les decía a mis presidentes y directivos deportivos que nuestros jugadores son los mejores, que los tenemos que proteger, y esa línea la he desarrollado. Entonces tenemos que mantener siempre con fortaleza ese sentimiento, querer a nuestros futbolistas y defenderlos”.

También Unai Emery echa la vista analiza en la entrevista su paso por el Spartak de Moscú:
“Quería ampliar experiencia, era un reto en el que teníamos que medirnos a ver cómo nos manejábamos. El Spartak a nivel deportivo estaba en Champions, quería pelear por el título de Liga y luego queríamos ver cómo íbamos a movernos. La experiencia ha sido muy enriquecedora, no ha tenido el resultado que queríamos, pero tenemos que extraer de ella las connotaciones positivas de todo ello. A mí como entrenador me ha hecho mejor, y entender mucho mejor lo que es el fútbol…Fue un proceso inicial muy bueno, conseguimos hacer un envoltorio bonito, pero la base no era fuerte. Entonces cuando vienen malos resultados las adversidades salen a flote, teníamos que hacer algo más sólido, lo queríamos hacer, pero los tiempos en el fútbol son todos muy inmediatos. No es cuestión de tener más tiempo, porque en el fútbol el tiempo, teniéndolo tienes que ir cumpliendo mínimos. La experiencia me ha hecho más fuerte, más conocedor”.

Twitter: @NachoMateos
Foto: SFC-Periódico