David Ruiz

Espanyol 0 – 2 Sevilla FC – Seriedad y pegada para abrir boca

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC venció en su debut liguero. Lo hizo por 0-2 con goles de Reguilón y Nolito, que fue titular pese a encontrarse en la rampa de salida. Tanto él como su equipo completaron un partido serio, de mucho oficio y sin apenas fisuras que no dejó respuesta en el Espanyol. Victoria con muchos matices positivos para analizar.

.

ESPANYOL: Diego López; Javi López, Lluís López, Naldo, Dídac Vilà; Melendo, Víctor Sánchez (Darder, min. 64), Marc Roca, Vargas; Ferreyra (Calero, min. 81) y Wu Lei (Campuzano, min. 69).

SEVILLA FC: Vaclik; Jesús Navas, Diego Carlos (Koundé, min. 75), Carriço, Reguilón; Fernando, Jordán, Óliver (Gudelj, min. 76); Ocampos (Munir, min. 60), Nolito y De Jong.

GOLES: 0-1: Reguilón (min. 44). 0-2: Nolito (min. 86).

ÁRBITRO: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonestó con amarilla a Reguilón (min. 39), Ocampos (min. 49), Víctor Sánchez (min. 52) y Vargas (min. 59).

INCIDENCIAS: RCDE Stadium de Barcelona ante 19.832 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Reguilón

Había ganas de ver las posibilidades reales de este nuevo Sevilla. Fuera del marco de la pretemporada, donde la menor intensidad y la falta de competición pueden desvirtuar los análisis de los equipos. Hoy comenzó la hora de la verdad para el conjunto de Lopetegui y cumplió con creces. Confirmó las buenas sensaciones de pretemporada y cuajó un completo partido que le dio los tres puntos.

El técnico vasco sorprendió a todos con la inclusión en el once de Nolito, pero el de Sanlúcar iba a callar bocas. Se mostró intenso, quizá un punto por debajo de lo que acabará necesitando el Sevilla en su frente de ataque, pero dejando sobre el césped todo lo que tiene. Estaba en la rampa de salida, pero un jugador de estas características y con este hambre debe contar para ser uno más de la plantilla.

En frente tenía a un Espanyol que venía más rodado, pero que no se notó. En la primera parte se alternaron los tramos de dominio con balón, pero el Sevilla consiguió conceder muy poco y contuvo bien a un equipo perico que apenas se asomó al ataque. Los de Lopetegui fueron algo planos, pero encontraban profundidad por sus laterales, especialmente por la banda izquierda.

Ahí Reguilón, el mejor del encuentro, se encargó de agitar y dinamizar los ataques sevillistas, que no fueron frecuentes, pero que llegaban con más sentido táctico que los del conjunto local. El propio canterano madridista iba a abrir la lata con una buena jugada que acababa en centro lateral, remate de de Jong, paradón de Diego López y rechace en el área que el lateral zurdo no perdonaba.

Y es que si por algo estaba destacando el equipo sevillista era por la pizarra de Lopetegui. Los laterales jugaban mucho por dentro, mientras que los extremos (Ocampos y Nolito) lo hacían por fuera. Al centro del campo le costó asentarse con balón, pero cuando lo conseguía encontraba a dos puñales por los costados que, además, conseguían asomar al área.

En la segunda mitad el dominio sevillista fue mayor. La presión arriba se ejecutó mejor y los de Lopetegui comenzaron a recuperar en mejores zonas. Además, el Espanyol no encontraba a sus hombres de ataque, lo que permitía cierta comodidad para buscar arriba y forzar el error. Diego Carlos y Carriço completaron un partido enorme, especialmente el portugués. Apenas dejaron girarse a sus rivales.

La polémica llegó con un penalti que señaló Munuera, pero que el VAR desestimaría. Pudo cambiar el encuentro, pero lo cierto es que el color siguió siendo rojo hasta final del partido. El Espanyol apenas podía, no conseguía hacerle daño a su rival y el Sevilla jugó con esa desesperación para jugar con oficio, hacer buenos cambios de orientación y controlar el partido.

Cabe destacar a dos jugadores que se antojan clave en este Sevilla. El primero es Joan Jordán, que dio una exhibición en desplazamientos, balones filtrados para girar a las líneas rivales y contemporización. También fue clave Fernando en una labor más oscura. El brasileño muerde sin balón y es elegancia y clarividencia pura con él. Ambos permitieron al Sevilla ser equilibrado en todo momento.

El colorido final lo pondría Nolito con un gol marca de la casa que emocionó, sin duda, a todos los sevillistas. Difícilmente habrá alguien que no se alegre de lo que le pase al extremo sevillista. Un luchador nato que estaba más fuera que dentro, pero que se ha hecho con un hueco a base de no bajar los brazos. Su gol fue la guinda a un partido serio que solo debe ser la hoja de ruta a seguir.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Fotos: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn