David Ruiz

Espanyol 3 – 1 Sevilla FC – Vicandi deshace las opciones del Sevilla

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

1 minuto duró el encuentro en Cornellà. Vicandi Garrido expulsó injustamente a Pareja en una jugada polémica en el área sevillista que obligó al Sevilla a remar contracorriente el resto del encuentro. Empató Jovetic el gol de Reyes de penalti, incluso dominó con gran fútbol al Espanyol en la tarde de hoy, pero la inferioridad numérica acabó pesando en el marcador.

ESPANYOL: Diego López; Marc Navarro, Diego Reyes, David López, Aarón Martín; Javi Fuego, Jurado, Hernán Pérez (Roca, m. 63), Piatti (Víctor Álvarez, m. 73); Reyes (Álvaro Vázquez, m. 82) y Gerard Moreno

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mariano, Pareja, Rami, Escudero; N’Zonzi, Nasri, Sarabia, Franco Vázquez (Vietto, m. 59); Jovetic (Iborra, m. 69), Ben Yedder (Lenglet, m. 6).

GOLES: 1-0, m. 3: Reyes, de penalti. 1-1, m. 19: Jovetic. 2-1, m. 46: Marc Navarro. 3-1, m. 70: Gerard Moreno.

ÁRBITRO: Vicandi Garrido (Colegio vasco). Amonestó con amarilla a Aarón (31′), Escudero (75′), Gerard (81′), Sarabia (81′). Expulsó por roja directa a Pareja (1′)

INCIDENCIAS: 22.974 espectadores en el RCDE Stadium

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Nasri

El Sevilla dio un paso atrás en su carrera por el liderato. Los de Sampaoli salieron perjudicados en una tarde donde sus opciones se vieron mermadas desde el minuto uno. Hoy Vicandi Garrido imposibilitó competir al conjunto de Nervión. Expulsó injustamente a Nico Pareja, señalando penalti y obligando al Sevilla a remar contracorriente durante el resto del encuentro.

Porque el error del árbitro no merece dudas. La nueva norma arbitral eliminó ya el castigo del penalti y expulsión, que solo debe ser mostrada a interpretación propia del colegiado en el caso de agresión. No la hubo, pero así lo entendió un Vicandi muy desafortunado en sus decisiones. Lo sufrió el Sevilla, que, lejos de venirse abajo anímicamente, lo intentó hasta el final.

De hecho, el conjunto de Sampaoli mostraría una fe irrefutable en su idea. Una ambición que, si sigue manteniendo, le dará muchas alegrías. Reyes, que no celebró el tanto ante su ex equipo, había adelantado en el penalti a los pericos, pero el Sevilla no se deshizo. A los mandos de Nasri, los blanquirrojos pusieron en apuros al Espanyol. Con paciencia y confianza, se fue a por el empate.

Y llegó. Jovetic empujaba a puerta vacía una excelente jugada colectiva trenzada por el Sevilla en escasos metros del área. Franco Vázquez y Nasri se encargaban de abrir hueco en la zaga perica para llevar el empate al marcador. Corría el minuto 20 y la fe del Sevilla era incuestionable, pero su inferioridad numérica iba a acabar haciendo mella. Especialmente, gracias a un Espanyol que golpeó cuando debía.

Tras sacudirse el dominio sevillsta, los de Quique Sánchez Flores comenzaron a poner en apuros a los visitantes, especialmente en el tramo final de la primera mitad. El Sevilla achicaba agua y concedió hasta cuatro córners seguidos que espolearon al publico catalán. El cántaro iba tanto a la fuente que al final, pasaría lo inevitable. Navarro adelantaba al Espanyol al filo del final.

Un gol que hacía daño. No solo por el minuto en el que llegaba, sino por el error defensivo sevillista, muy frágil en unos momentos claves para poder ir al vestuario a plantear otro encuentro en la segunda mitad. Sampaoli adoctrinó a los suyos tras el descanso, pero la losa iba a ser demasiado pesada. La mente del Sevilla funcionaba, pero las piernas comenzaron a fallar a partir del minuto 60.

Los locales maduraron bien el encuentro. Eran conscientes de que el Sevilla debía asumir riesgos y así sería. Con un alma afanosa, los de Sampaoli se fueron en busca del empate, pero el entramado defensivo de los de Quique funcionaba a la perfección y, al contragolpe, esperaba hacer daño. Las opciones sevillistas terminaron en el 70 con la aparición del delantero estrella de los pericos.

Gerard Moreno, que aún se lamentaba de la jugada fallada inmediatamente anterior, recibía un excelente pase de Navarro para rematar en el área de cabeza y finiquitar el encuentro. El 3–1 cerraría las opciones sevillistas que, ahora sí, comenzó a bajar los brazos. No funcionaron los cambios de Sampaoli esta vez. Condicionados por la adversidad tempranera que se encontró en el partido.

Pelear la Liga hasta el final requiere tener que hacer frente a partidos como el de hoy. La presión de sus poderosos rivales está latente. El Sevilla se codea con los dos colosos de la Liga y, para superarlos, tendrá que hacer frente a decisiones arbitrales como las de hoy. Polémicas arbitrales aparte, no cabe un reproche al conjunto de Sampaoli. En la lucha por la tercera plaza, su objetivo real, está más vivo que nunca.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: Marca