David Ruiz

FC Barcelona 4 – 0 Sevilla FC – Perdonar en el Camp Nou sale caro

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC cayó de forma estrepitosa en el Camp Nou por 4 0. Los de Lopetegui, que completaron una buena primera media hora, se fueron del partido en 7 minutos en los que el Barça consiguió tres tantos. De nuevo la maldición continúa, ya 17 años después.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Todibo (Araujo, m. 73), Semedo; De Jong, Arthur (Busquets, m. 64), Arturo Vidal (Rakitic, m. 69); Messi, Luis Suárez y Dembélé.

SEVILLA FC: Vaclik; Navas, Carriço, Diego Carlos, Reguilón; Fernando, Óliver Torres (Jordán, m. 46), Banega, Ocampos, Nolito (Munir, m. 46) y De Jong (Chicharito, m. 64).

GOLES: 1-0, m. 28: Suárez. 2-0, m. 32: Arturo Vidal. 3-0, m. 35: Dembélé. 4-0, m. 77: Messi.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó a Reguilón, Carriço, Semedo, Suárez, Piqué, Busquets, Banega. Expulsó por roja directa a Dembélé (m. 87) y a Araujo (m. 87).

INCIDENCIAS: Camp Nou 80. 000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Fernando

El fútbol no entiende de justicias ni de merecimientos, solo de pegada y resultados. Y hoy el Sevilla adoleció precisamente de eso, de hacer goles. Porque Lopetegui apostó por un once continuista que pocos entendían para defender en el Camp Nou, pero lo cierto es que la apuesta salió. De Jong Ocampos y Nolito formaban arriba y Banega, Torres y Fernando por detrás.

Con estos seis hombres más Navas y Reguilón por los flancos exteriores, el Sevilla completó una muy buena primera media hora. Robaba siempre en buenas posiciones para lanzar cambios de orientación y consiguió incluso quitarle el balón a un Barça que siempre lo domina en su feudo. Los focos, de nuevo, miraron hacia el delantero sevillista. Porque Luuk de Jong iba a ser protagonista.

O antagonista, según se mire. Porque si algo le faltaba al delantero holandés para poder hacer una valoración de su periplo hasta ahora como sevillista era un partido como el de hoy. Remates, muchos remates. Algo que no había conseguido en los primeros encuentros y que le podía servir de cierta excusa. Pero no, hoy no. Hasta cuatro ocasiones claras dispuso el 9 blanquirrojo. Todas erradas.

Y cuando se perdona en el Camp Nou, se paga caro. La primera que tuvo el equipo de Valverde fue dentro, obra de un Luis Suárez que ha completado una enorme semana. El gol afectó en demasía a un Sevilla que no solo no se levantó, sino que tiró la toalla. Como si el jarro de agua helada a una enorme primera media hora hubiera congelado a todos. Y en 7 minutos, 3 0 para los locales.

Primero Vidal y luego Dembelé terminaron de cercenar a un equipo que no entendía nada. Que se olvidó de defender y que parecía un juguete en manos de un Barça que ya empezaba a ver fantasmas. Nada más lejos de la realidad. La misma historia de siempre en un Barcelona-Sevilla se repetía y la afición hispalense miraba atónita hacia un equipo que le había dado falsas esperanzas.

Con el partido totalmente perdido, Lopetegui movió el banquillo y dio entrada a un Jordán y a un Munir que tampoco entendieron nada. En parte, lógico. Ambos deben ser titulares en el Sevilla y no recursos a la desesperada. Solo faltaba ver cuándo y cómo marcaría Messi, el que faltaba por sumarse a la fiesta. Y lo haría con un gol de falta que, todo hay que decirlo, contó con ayuda de Vaclik.

El 4 0 era demasiado castigo para un Sevilla que no dejó de tener buenas intenciones pero que iba a morir siendo romo y con la sensación de que ni en 10 partidos conseguiría anotar. Chicharito, que había entrado por un De Jong cabizbajo y gafado, tampoco aportó más que una expulsión al canterano Araujo que solo retrasó el final de la tragedia. Mateu, hoy más amigo sevillista, intentó ayudar, pero ni así.

Ya no es solo que la maldición en el Camp Nou continúe 17 años después, sino la sensación de que ni jugando ni planteando bien un encuentro el Sevilla consigue plantar cara. Hoy se debe achacar la culpa a una desconexión que ya trajo la tragedia en Ipurúa y que hoy volvió a ser determinante. Tiene trabajo Lopetegui. Quizá cambiando a varias piezas habituales consiga las respuestas que busca…

Twitter: DAVID RUIZ (@David_RuizM)

Foto: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn