David Ruiz

Granada CF 0 – 1 Sevilla FC – Un bloque que gana puntos

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC venció en Granada con un solitario tanto de Joan Jordán en un partido donde supo sufrir y manejar los tiempos para volver a llevarse los tres puntos. El bloque primó sobre las individualidades y el aspecto defensivo sobre el ofensivo. Lopetegui empieza construyendo la casa por los cimientos.

.

GRANADA CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Domingos Duarte, Germán, Quini; Yan Eteki (Adrián Ramos, m. 84), Montoro; Antonio Puertas, Fede Vico (Carlos Fernández, m. 59), Vadillo (Machís, m. 59); y Soldado.

SEVILLA FC: Vaclik; Jesús Navas, Diego Carlos, Carriço, Reguilón (Escudero, m. 18); Fernando, Jordán (Franco Vázquez, m. 85), Banega (Gudelj, m. 63); Ocampos, Nolito y De Jong.

GOLES: 0-1 (m. 51): Jordán.

ÁRBITRO: José María Sánchez Martínez (Comité Murciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Germán Sánchez (m. 48) y Fernando (m. 60).

INCIDENCIAS: Estadio Nuevo Los Cármenes ante16.000 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Joan Jordán

Tras varias temporadas construyendo un equipo que primara el ataque y la estructura ofensiva, parece que el Sevilla ha dado una vuelta de tuerca. Y no porque el equipo que está montando Lopetegui vaya a ser un equipo defensivo, sino porque se esta construyendo poco a poco. Con mimo y empezando por donde hay que empezar los proyectos nuevos y revolucionarios, por los cimientos.

El Sevilla sacó un partido y lo hizo desde la solidez y el bloque. Por el momento, Lopetegui está haciendo un equipo que trabaja como un todo y le está saliendo de forma positiva. Hoy, ante el Granada, se volvió a ver a un conjunto que no le teme a presionar arriba y arriesgar, pero que tampoco tiene problemas en remangarse y achicar agua.

La primera parte tuvo alternancia en el dominio con balón. Empezó siendo sevillista, que encerró al Granada en su área y sumó varios ataques interesantes, pero la lesión de Reguilón por un fuerte choque y el mermado estado físico en el que aún parece estar Banega fue diluyendo al equipo con forme pasaron los minutos. Los de Diego Martínez, equipo muy trabajado, le dieron la vuelta a la tortilla.

Fue el conjunto local quien acabó mejor la primera parte, con una buena presión y llegando bien por ambas bandas, especialmente por la derecha. Los nazaríes dieron un paso hacia adelante que el Sevilla no terminó tampoco de controlar en la segunda mitad, pero llegaría el tanto que cambiaría la insistencia granadina en precipitación. Obra del mejor jugador hasta el momento, Joan Jordán.

El catalán demuestra partido tras partido su relevancia con y sin balón, su sacrificio y su inteligencia. Acompañó la jugada que él mismo inició para que, tras un rechace de de Jong, definiera con sangre fría para hacer el que sería a la postre el único tanto nervionense. Quizá de forma inmerecida por lo mostrado en el césped, pero el Sevilla se iba a adelantar.

Ya por debajo en el marcador, Diego Martínez quemó sus naves y Lopetegui comenzó a entender que necesitaba darle al equipo más argamasa. Se marchó Banega y entró Gudelj, lo que derivó en un paso atrás que generó un vendaval de ocasiones nazaríes, eso sí, ninguna con remate claro. El Sevilla sufría, no conseguía asentarse con el balón y cedía demasiados metros. Pero apareció el Cooling Break.

Ese pequeño tiempo muerto que sirve como pausa para hidratación vino de perlas al equipo de Lopetegui. La charla del vasco serenó a los suyos y volvieron al terreno de juego con otra impronta. El Sevilla comenzaría a controlar mejor con balón y se iba a mostrar muy sólido antes los ataques granadinos. Fernando y Diego Carlos resultaron fundamentales. Jugadores que ya son y serán muy importantes.

Como también lo será Ocampos, insistente y sacrificado en defensa y habilidoso en ataque. Acabó exhausto. Al igual que Nolito, quien se encuentra en el mejor momento de forma posible. Con de Jong aún hay dudas en su rendimiento goleador, pero no hay ninguna en su trabajo. Es un delantero defensivo que ayuda y permite que el equipo no se desquebraje ni en el minuto 90.

Con esta victoria el Sevilla se sitúa con 6 puntos y una moral por las nubes. Deberá bajarla al suelo y seguir trabajando, pero lo cierto es que la ilusión es máxima. El equipo tiene pinta de llegar a ser algo muy interesante y a poco que se conjunte la fase ofensiva y lleguen refuerzos, será muy completo. Este año parece que el bloque será lo fundamental y buscar la competitividad será diario.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Fotos: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn