David Ruiz

Granada CF 2 – 1 Sevilla FC – Año nuevo, misma historia

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

granada croni

El Sevilla inicia 2016 sin conseguir victoria fuera de casa en la primera vuelta. Hoy cayó en Granada tras desperdiciar 45 minutos con un planteamiento inocuo. Los de Sandoval hicieron daño al contragolpe y machacaron a un equipo que solo entiende el fútbol asociativo con Banega en el terreno de juego.

GRANADA CF: Andrés; Foulquier, Lombán, Mainz, Doria; Rubén Pérez, Khrin (Uche, m. 72); Success (El Arabi, m. 88), Rochina (Fran Rico, m. 76), Edgar; Peñaranda

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mariano (Konoplyanka, m. 73), Rami, Kolo, Escudero; Reyes, Iborra (Cristóforo, m. 46), Krychowiak, Vitolo; Llorente (Banega, m. 46) y Gameiro.

GOLES: 1-0, m. 17: Succes. 2-0, m. 37: Peñaranda. 2-1, m. 46: Vitolo.

ÁRBITRO: Undiano Mallenco (colegio navarro). Amonestó con amarilla a Edgar (42′), Rami (55′ y 86′), Mariano (59′) y Sucess (88′).

INCIDENCIAS: Estadio Nuevo Los Cármenes ante 25.000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Banega

El Sevilla no levanta cabeza a domicilio y obtiene una nueva derrota repitiendo los mismos errores que lo maldicen durante toda la primera vuelta. Hoy volvió a desperdiciar una primera parte en la que su juego fue plano y previsible. La nueva derrota supone obtener solo 4 puntos de 27 posibles a domicilio, números bastante pobres para un equipo que aspira a mucho más.

El año nuevo no ha traído vida nueva para el Sevilla FC. Como si de un Dèjá Vu se tratase, los de Emery volvieron a mostrar sus carencias en todas las facetas de juego: inoperante en ataque, sin ideas en el centro y débiles en fase defensiva. 45 primeros minutos en los que dos errores defensivos pondrían muy cuesta arriba las opciones sevillistas.

El primero en abrir la lata sería Success, que junto a Peñarranda supondrían una auténtica pesadilla durante todo el encuentro para la zaga sevillista. Un primer error de Rami en el despeje y un posterior mal rechace de Sergio Rico le dan una ocasión inmejorable al nigeriano que no perdona en el minuto 17. Un duro golpe para un Sevilla que volvía a ponerse por detrás en el marcador jugando a domicilio.

La historia de anteriores encuentros se repitió. El Sevilla no encontraba respuesta. La idea era jugar en largo hacia Llorente para que propiciara con prolongaciones alguna segunda jugada para Gameiro. No funcionó y el Granada se sentía cómodo defendiendo acciones previsibles. Y no solo eso, sino que demostraría peligro en cada contragolpe aprovechando los espacios que dejaba su rival.

La puntilla de lo que se preveía como un ridículo sevillista llegó en el 37. De nuevo un error defensivo del Sevilla, esta vez de Krychowiak, permite a Peñarranda recibir con espacios, trazar una diagonal efectiva y batir a Sergio Rico. Un resultado justo que volvía a sacar a la luz los serios e inexplicables problemas que demuestra el Sevilla a domicilio. Una cara opuesta a la que demuestra en el Pizjuán.

Un gol de Vitolo en la última jugada de la primera parte daría esperanzas a los blanquirrojos, que de la mano de su entrenador, buscaron un cambio de guión en la segunda mitad. Era necesario. Banega entró para proponer fútbol. No lo entiende el Sevilla sin él. También lo hizo Cristóforo para paliar un centro del campo que dejaba muchos espacios. El Sevilla mejoró.

Banega tomó las riendas y dirigió cada ataque sevillista. Merecieron más los locales, que tuvieron en las botas de un buen Reyes, de lo poco salvable hoy junto al argentino, y Gameiro ocasiones para poder empatar. El Granada buscaba hacer daño al espacio, pero se acabó preocupando más por defender un resultado que era muy importante para los nazaríes.

El Sevilla lo intentó, pero se fue deshinchando paulatinamente. Gameiro tuvo un mano a mano que seguramente lamentarán muchos sevillistas y que recordó al que dispuso en el Villamarín ante Adán. Los blanquirrojos dejaban pasar sus oportunidades y, para colmo, Rami era expulsado de manera injusta con segunda amarilla. De nuevo una reacción tardía nervionense que no obtuvo fruto alguno.

El Sevilla deja atrás una primera vuelta a domicilio nefasta, con unos números bastante preocupantes que dañan mucho la imagen de Unai Emery y de su plantilla. Toca trabajar bastante en la segunda vuelta para que este equipo retome el vuelo hacia Europa. La mente ahora está puesta en un derbi copero que puede dilucidar el futuro del Sevilla FC en este 2016.

 Twitter: DAVID RUIZ (@davidrm19)

Foto: La Liga