La ilusión del Sevilla FC se esfuma en Mallorca (2-1)

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

634984645183196023w

El equipo de Emery volvió a ser el de Michel y la ilusión sevillista por engancharse a Europa se esfumó en la visita a Mallorca, no ya por la derrota, sino por la forma en que se produjo. Vuelta a las andadas para mostrar la cruda realidad de este Sevilla FC.

RCD Mallorca: Aouate; Hutton, Nunes, Bigas, Kevin; Pina, Tissone, Martí (Márquez, min.73), Alfaro (Hemed, min.78), Giovani dos Santos (Nsue, min.90) y Víctor Casadesús.
Sevilla FC: Beto; Coke (Cicinho, min.80), Fazio, Botía (Reyes, min.67), Fernando Navarro; Medel, Kondogbia (Babá, min.51), Navas, Rakitic, Alberto Moreno y Negredo.
Goles: 1-0, min.16, Alfaro. 1-1, min.61, Negredo. 2-1, min.66, Alfaro.
Árbitro: Clos Gómez (Col. Aragonés). Amonestó a Hutton (min.45), Martí (min.71), Dos Santos (min.72), Márquez (min.76) por parte del Mallorca. Y a Moreno (min.78), Cicinho (min.88) por parte del Sevilla. Expulsó a Márquez por segunda amarilla (min.92) en el Mallorca.
Incidencias: Partido correspondiente a la 27ª Jornada de Laga de Primera División celebrado en el Iberostar Estadi.
El Number 1 del Sevilla FC fue Beto.

El Mallorca, un mal equipo que no ganada en casa desde hace seis meses, se impuso con toda justicia a otro que se empeñó en demostrar porqué es un peor visitante.

En el minuto 2 de partido ya avisó el Mallorca en una falta lanzada por Martí que apunto estuvo Fazio de colarla en la portería de Beto.
El partido era feo, lento… y muy lejos de esa final de la que Unai Emery avisaba el pasado viernes en la rueda de prensa previa al choque.

Al Sevilla FC no sólo le costaba crear y encontrar espacios, sino que además estaba falto de intensidad ante lo que se jugaba.

Y así llegó el minuto 15 de partido. Giovani lanza una falta de forma magistral a la que llega Beto pero la defensa sevillista se queda mirando la estirada de su guardameta. Ante esto Alfaro a placer adelanta al Mallorca y pone el partido cuesta arriba.

En la siguiente media hora el Sevilla FC no reacciona y Unai Emery se solidariza con sus jugadores cruzándose de brazos. Ni siquiera en el descanso introdujo ningún cambio cuando había razones de sobra para ello.
Es incomprensible que el técnico sevillista decida jugar con los laterales adelantados y estos sean Coke y Fernando Navarro cuando a Alberto Moreno y a Cicinho le vienen mucho mejor ese papel.


Pero volvamos al partido. En el minuto 18 llegó la única ocasión de peligro del Sevilla FC en la primera mitad. Falta lanzada por Rakitic a la que no llega Negredo por milímetros.
Y antes del descanso Beto, el mejor del Sevilla FC, le dio vida a los de Nervión tras detener un buen disparo de Alfaro que pudo dejar el partido sentenciado en la primera mitad.

El segundo tiempo comenzó con el mismo guión porque Emery no tocó nada.
Fue el Mallorca el que pudo de nuevo marcar con un tiro desde 30 metros de Martí que se fue al travesaño.
El Sevilla FC ni estaba… ni se le esperaba.

Viendo el plan, Emery sacó a Babá para retirar a un Kondogbia que no tenía su noche, al igual que la de la mayoría de sus compañeros.
Pero Sería Giovanni el que volvió a tener la oportunidad deponer más tierra de por medio con una magnífica oportunidad, esta vez de cabeza, que nuevamente detuvo Beto.

Pero el fútbol tiene cosas que nadie entiende, y cuando peor estaba el Sevilla FC llegó el empate. Buen pase de Rakitic a Negredo y el vallecano pone el 1-1 en el marcador con media hora por delante de partido.
Emery, que estaba a punto de darle entrada a Reyes, mandó al de Utrera de nuevo al banquillo, en una muestra de no querer ir a por el partido.

Y cinco minutos tardó el Sevilla en perder el punto que no merecía, no por los méritos del Mallorca, sino por la lamentable imagen que los de Nervión estaban ofreciendo en el Iberostar Estio.
Giovanni cabeceó un córner al que también llegó Beto, pero la defensa sevillista nuevamente se dedicó a mirar la estirada de su portero mientras Alfaro volvió a ser el más listo de la clase para poner el 2-1.

El Sevilla FC deja escapar una magnífica oportunidad para engancharse a la pelea por Europa, y lo que es peor, ve como la ilusión se esfuma tras pasar por Mallorca un equipo que bien podía ser aquel que entrenaba Michel.
Pocas, muy pocas razones, demostró el Sevilla FC en el Iberostar Estadio para que los suyos vuelvan a creer en un equipo que tiene números de descenso lejos de Nervión.
Ya lo dijo el gran Silvio: «No busquen más que no hay…».

Twitter: @NachoMateos
Foto: EFE