David Ruiz

Levante 2 – 1 Sevilla FC – Una muerte más que anunciada

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

El Sevilla FC está totalmente descompuesto. Una nueva derrota en el Ciudad de Valencia vuelve a evidenciar que el club está roto. La toma de decisiones en la temporada no está siendo buena y el resultado es más que palpable. Roger y Morales ahondaron en la herida de un Sevilla que quizá tuvo más actitud que otras noches, pero los mismos errores.

LEVANTE: Oier; Coke, Postigo, Róber Pier, Luna; Campaña, Lukic (Chema, m. 85), Bardhi, Boateng, Morales (Pedro López, m. 80); y Roger (Jason, m. 61).

SEVILLA FC: David Soria; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Geis, Banega; Sarabia, Franco Vázquez (Layún, m. 73), Nolito (Sandro, m. 58); Carlos Fernández (Muriel, m. 71).

GOLES: 1-0, m. 10: Roger. 1-1, m. 15: Carlos Fernández. 2-1, m. 73: Morales.

ÁRBITRO: José Luis González González. Sacó amarilla a Luna (78′), Sarabia (86′)..

INCIDENCIAS: Estadio Ciutat de Valencia. 17.240 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Carlos Fernández

El Sevilla puede dar gracias de que la temporada toca a su fin. Cuesta bajo y sin frenos, los de Montella no encuentran el rumbo. Siguen a la deriva, bloqueados, sin que nadie en el club sepa tocar la tecla adecuada. Hoy ante el Levante volvieron a relucir sus errores y una falta alarmante de análisis de su rival, que supo encontrarle las cosquillas en todo momento.

Montella, que puede tener las horas contadas en el Sevilla, planteó el encuentro a un intercambio de golpes que poco rédito le podía dar a los hispalenses. Principalmente porque ahí es donde más sufre el equipo sevillista: sin control. El Levante se sintió cómodo y salvo algunos tramos de la primera mitad, tuvo el partido donde quiso en todo momento. De nuevo un baño táctico del entrenador rival.

Roger adelantaba a los suyos con una jugada que contó con la enésima pasividad defensiva vista esta temporada. Morales se metía dentro del área y dejaba un rebote en la misma que el delantero levantino se iba a encargar de anotar. Hasta entonces el Sevilla había mostrado actitud, incluso cierto peligro en portería rival, pero desde hace tiempo cada llegada rival suele ser sinónimo de gol.

Y eso se debe al poco trabajo que transmite este equipo. La plantilla se reduce a 13 hombres de confianza que están con el piloto rojo, sin ideas y sin confianza. Y sin ella el Sevilla solo es una sombra del mejor Sevilla de la temporada. La única luz la pondría Carlos Fernández, que con un zurdazo impecable llamaba a la puerta de las oportunidades. Esa que desde el club han cerrado a cal y canto a la cantera.

Su gol daba alas al partido, parecía que en la segunda mitad se podría remontar gracias a alguna transición rápida. Pero nada más lejos de la realidad. Quizá un Sevilla poderoso en esa faceta sí habría generado peligro, pero el resultado en este equipo fue desastroso. Partido, superado y totalmente opaco de cara a gol. Pronto lo iba a ver un Levante que se acercaba con ahínco a David Soria.

Gracias al portero sevillista el ridículo no fue aún mayor. Con dos intervenciones de mérito, evitó que los locales se pusieran por delante. Pero de nuevo su trabajo fue excesivo y, aunque no estaría acertado en la salida, poco más podía hacer para volver a salvar a los suyos en el gol de Morales. De nuevo al espacio, con facilidad para correr. El Levante dejaba los tres puntos en casa.

El Sevilla lo intentó hasta el final más por obligación que por creencia en su juego. Y claro, así poco puede generar un equipo. Los cambios no funcionaron y la derrota deja muy tocado a un Sevilla que parece muerto. Pero no es una muerte que pille por sorpresa, quizá todos (menos los que quizá debían verla venir) lo sabían. Es una muerte más que anunciada.

Twitter: DAVID RUIZ @David_RuizM

Fotos: LaLiga