Lo difícil es acertar

Escrito por Juan Medrano. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , ,

entrenosfc

Desde hace algunas semanas se ha planteado en la Sevilla futbolística un debate que tiene como argumento la idoneidad o no de utilizar en el encuentro frente al Barcelona el once titular. 

Existen dos corrientes de opinión. Una primera apoyada por un grupo mayoritario de aficionados y profesionales de los medios de comunicación que piensan que el viaje a la Ciudad Condal debe ser solo y exclusivamente un trámite que debemos cumplir antes del enfrentamiento copero del miércoles, siendo condición sine qua non la necesidad de jugar con los menos habituales debido a la importancia del partido de semifinales de Copa de Rey. Un triunfo nos aseguraría Europa, salvando la temporada con la consecución del objetivo mínimo propuesto desde la planta noble. Por el contrario, existe una segunda línea con distinto criterio, que basa su defensa en la posibilidad de realizar una buena clasificación en la liga atendiendo a la dinámica ascendente que ha cogido el equipo, coincidiendo con ciertos tropiezos del conjunto catalán y un debilitamiento del entramado defensivo.

Personalmente, pienso que en el término medio esta la virtud. El técnico debe plantear el partido con un equipo competitivo, que no de la sensación de dar por perdido el choque con anterioridad al pitido inicial, donde es necesario u obligatorio realizar ciertas rotaciones, dando la posibilidad de competir a varios no habituales caso de Maduro y Del moral. El entrenador tiene la ocasión de jugar con la defensa que se presume titular en la semifinal de copa para conjuntar y pulir algunas desaplicaciones que se produzcan por la falta de acoplamiento entre sus miembros. El profesional debe sentirse activo para mantener la concentración, el no jugar supondría doce días sin participar en un encuentro oficial. Este supuesto según mi forma de entender la situación conllevaría más perjuicio que beneficio.


El Sevilla FC no acumula este año gran cantidad de minutos jugados, su participación se limita a la Liga y al torneo copero que en teoría no ha supuesto mucho desgaste.

Además, una victoria en el Camp Nou reforzaría la moral del equipo como ocurrió en temporadas anteriores. Es fácil recordar triunfos en el coliseo barcelonés que sirvieron de punto de inflexión en la temporada y algunos nombres propios de delanteros que dejaron detalle para la historia de un club que siempre ha luchado por ser importante dentro del ámbito nacional e internacional. Nombra a Moisés y venirse a la memoria aquella jugada por la línea de fondo que nos dio la victoria en la 86-87 o Toni Polster y el penalti que supuso la remontada de dos goles en diez minutos en los últimos días del año 89 o Suker y la finalización de un contraataque perfecto diseñado por Luís Aragonés en la campaña que volvimos a Europa después de un lustro o Toedtli y la puntilla a Joan Gaspar en un ambiente enrarecido donde se impuso la garra y la lucha que proponía Joaquín Caparrós cuando estábamos fraguando los éxitos del futuro.

En definitiva, debemos tener en cuenta que El Sevilla FC no debe desaprovechar ninguna oportunidad que se le presente. En Barcelona tenemos mucho que ganar y poco que perder con respecto al resultado.  Experiencias no muy lejanas en el tiempo nos dice que tirar un partido no es sinónimo de victoria, como sucedió en la Supercopa de España del año 2010.

Twitter: @jumema1972