David Ruiz

Málaga CF 0 – 1 Sevilla FC – Gana en la incertidumbre

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC venció en La Rosaleda con lo justo. Nuevo partido pobre de los de Montella, que contó esta vez con los menos habituales para sacar el encuentro. Correa fue el autor de un excelente tanto que nació en las botas de Nolito, una de las mejores noticias de la tarde de hoy. 

MÁLAGA CF: Roberto; Rosales, Luis Hernández, De Miquel, Diego (Samu, m. 83); Success (En Nesyri, m. 33), Iturra, Lacen, Chory; Rolan e Ideye (Bueno, m. 75).

SEVILLA FC: Sergio Rico; Layún, Mercado, Lenglet, Arana; Pizarro, Banega; Sarabia, Nolito (Geis, m. 87), Correa (Vázquez, m. 62); y Ben Yedder (Sandro, m. 77).

GOLES: 0-1, m. 14: Correa.

ÁRBITRO: Del Cerro Grande. Amonestó con amarilla a Layún (11′), Ideye (43′), Rosales (64′), Sarabia (66′)

INCIDENCIAS: Estadio de La Rosaleda ante 15.000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Lenglet

Partido de los de antaño el vivido esta tarde en La Rosaleda. El Málaga, sin fútbol y con la ansiedad típica del farolillo rojo, necesitaba encontrar ante su rival andaluz aire para respirar. Se le podrá achacar muchas cosas al equipo de José González, pero no, desd luego, tesón. Los locales hicieron sufrir a un Sevilla de nuevo bastante pobre y que solo respondió en pequeños detalles.

La primera parte iba a evidenciar lo que sobre el papel se presuponía. Una zaga nueva con hasta tres cambios que hacía presagiar poca solidez. Así fue. Layún fue superado y Kjaer andó dubitativo en todas sus acciones, al igual que todo un Sevilla que quería controlar y mandar, pero denotaba fragilidad. Arana participó poco, sin riesgos en un partido donde no fue demasiado exigido.

El Málaga no llegaba a tirar entre los tres palos, pero mascaba jugadas por ambos costados poniendo en aprietos a un Sevilla que funcionó mejor cuando pudo correr. Banega estuvo desaparecido y sin el faro que guía a los blanquirrojos, las posesiones eran demasiado anodinas. Solo un chispazo de calidad alumbraría la oscura primera parte sevillista. Aparecía Nolito.

El Sanluqueño se desenvolvió por la mediapunta en lugar de Franco Vázquez y su actuación fue más que notable. Más en la recuperación que en la elaboración. Eso sí, de sus botas iba a nacer un pase magistral que Correa aprovechaba para definir de forma forzada pero efectiva. El gol parecía que iba a generar tranquilidad, pero en ningún momento la consiguió el Sevilla.

Y eso que tuvo la opción de ponerse 0-2 en La Rosaleda, pero erró Del Cerro Grande anulando un gol legal a Ben Yedder. El franco-tunecino remataba bajo palos el rechace de un córner que el colegiado entendió en posición irreglamentaria. Se esfumaba una oportunidad para haber provocado otro tipo de encuentro donde la tranquilidad hubiese hecho acto de presencia.

Los déficits del Málaga impidieron un mejor rédito en sus acciones ofensivas, pero mejoraría en el inicio de la segunda mitad. Rolán se cambió de banda para forzar a un irregular Layún y lo cierto es que consiguió superarlo en varias acciones. Fueron los peores minutos de los de Montella, que habían perdido por completo el control y que no podían controlar el juego directo de los blanquiazules.

Con más corazón que juego, los de José González intentaron buscar a su doble punta. Llegaba bien y ponía en aprietos sobre todo en las segundas jugadas, pero Kjaer y, especialmente, Lenglet aumentaron su nivel y controlaron todas las acciones aéreas y directas del conjunto de la costa del sol. Tocaba mover el banquillo y lo haría Franco Vázquez para traer pausas a las ataques sevillistas.

El paso de los minutos fue ahondando en la urgencia malacitana y ahí el Sevilla sufrió en menor cantidad. En buen estado, los hispalenses habrían conseguido hilvanar jugadas para poner tierra de por medio, pero lo cierto es que no estaban finos. No conseguían triangular y apenas había frescura en sus acciones ofensivas. Un partido que podía haber sido rápidamente resuelto, se dejaba abierto.

Franco Vázquez tendría la más clara del encuentro en los últimos compases, pero su remate reflejaba la desidia general con la que el Sevilla había afrontado el choque. Esta vez se encontró a un rival que no mordió con eficacia, pero el nivel de juego sigue dejando muchas dudas para partidos venideros. Jugó con la incertidumbre que caracteriza su temporada y esta vez le salió cara la moneda.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Foto: Marca

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn