David Ruiz

Manchester United 1 – 2 Sevilla FC – Los sueños se siguen cumpliendo

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

El Sevilla FC hace historia venciendo en Old Trafford y jugará los cuartos de final de la máxima competición europea. El doblete de Ben Yedder, que ya es el máximo goleador de la historia del equipo en Champions, hizo cumplir el sueño de Nervión. 

MANCHESTER UNITED: De Gea; Valencia (Mata, m. 76), Bailly, Smalling, Young; Matic, Fellaini (Pogba, m. 60), Lingard (Martial, m. 76), Alexis, Rashford; y Lukaku.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mercado, Kjaer, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Banega; Sarabia, Mudo Vázquez (Pizarro, m. 87), Correa (Geis, m. 89); Muriel (Ben Yedder, m. 72).

GOLES: 0-1, m. 73: Ben Yedder. 0-2, m. 77: Ben Yedder. 1-2, m. 84: Lukaku.

ÁRBITRO:  Danny Makkelie (Holanda). Mostró amarilla a Banega (5′), Ben Yedder (78′), Correa (88′), Sarabia (89′), Rashford (93′).

INCIDENCIAS: Estadio Old Trafford ante 74.999 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Lenglet

Cumplir sueños no está al alcance de cualquiera. El Sevilla hoy lo ha conseguido. Soñó con hacer historia y la hizo; soñó con ganar en Old Trafford, y ganó; soñó con eliminar a uno de los equipos más laureados de la historia, y lo dejó en el camino. Empeñado en hacer realidad su himno y en demostrar a Europa que este equipo no se rinde jamás. Su gen competitivo es la respuesta.

Porque eliminar a uno de los equipos con mayor presupuesto del mundo se dice pronto. Un equipo plagado de estrellas que hoy fue superado por el humilde. Por el que nunca dejó de soñar y creer. Montella le ganó la partida a Mourinho en la ida y en la vuelta y es justo merecedor de una noche histórica. La llegada del italiano, ahora sí se puede afirmar con rotundidad, ha sido todo un éxito.

La primera parte dejó a las claras el plan de ambos equipos. Los ingleses hacían gala de su juego conservador y vertical buscando el juego directo a torres como Fellaini y Lukaku. Parecía que sufriría ahí el conjunto sevillano, pero la noche, que acabó con claro acento francés, la empezó acentuando Lenglet. El central completó el mejor partido desde su llegada. No pudo elegir mejor noche.

El Sevilla, por su parte, mantuvo la posesión e incluso consiguió aunar rápidas combinaciones en tres cuartos que, sin embargo, morían en la orilla. No estuvo fino en la entrega. Fallaba ese penúltimo pase que siempre permite acelerar la jugada, aclararla y permitir la finalización posterior. Pero estaba cómodo el equipo de Montella. Aguantó el juego directo y mantuvo buenas posesiones.

La segunda parte tendría un guión parecido, aunque los de Montella sufrieron más de la cuenta por el carril central. Su suerte fue NZonzi, otro de la tropa francesa que hoy rayó al máximo nivel. Y a ese nivel es un jugador de muchos millones. El espigado centrocampista no solo estuvo fino en el robo, sino en la conformación de un centro del campo al que le daba claridad y sentido.

La clave llegaría en el minuto 74. Muriel no estaba encontrando la certeza de cara a gol y cedía su sitio a un Ben Yedder que se iba a proclamar en el héroe de la noche. Del ostracismo a la gloria. Así firmaría el delantero francés una noche a la que solo le bastó un minuto en el campo para hacer gol. Pase de Sarabia, maniobra de 9 en el área y gol. El gol que desataba la locura de los hinchas sevillistas.

El Sevilla estaba dentro. Estaba dejando fuera a un United que necesitaba ahora dos goles para pasar. Pero con los nervios a flor de piel, lo que llegaría sería el éxtasis. Ben Yedder aprovechaba un centro lateral que se paseaba por el área para rematarlo a gol. Lo hizo con intriga, pues De Gea sacó el balón, pero el árbitro acababa concediendo el gol. El sueño era ya una realidad.

Nada podía ya despertar a una afición que veía como su equipo hacía historia. Un afición que ha tenido que superar manitas y ciertos ridículos. Una afición que sabe que no jugará Champions la temporada que viene vía Liga. Pero, eso sí, una afición que jugará una nueva final y, de momento, los cuartos de la máxima competición de Europa.

Lukaku le puso cierta incertidumbre con un gol a la salida de un corner cuando moría el partido, pero los de Mourinho necesitaban 5 minutos para conseguir lo que no habían podido hacer en toda una eliminatoria y apenas inquietaron a los nervionenses. Montella apuntaló al equipo con músculo y lo cierto es que pudo matar con un tercero (y hat-trick) Ben Yedder en un mano a mano que atajaría De Gea.

Con el pitido final se desató la locura en los miles de sevillistas que se encontraban en Old Trafford. Y es que su equipo hacía historia. Su equipo le daba ese regalo que tanto merecen. Nadie vislumbra de lo que será capaz este Sevilla en Champions, pero lo que sí es cierto es que es capaz de todo. Es consciente de que si cree, consigue el éxito. Y ahora, a seguir soñando. Europa le espera.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Fotos: La Liga