David Ruiz

No más puntos de inflexión

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

DN130_0983 Llorente Sevilla-RealMadrid QPV nov15

Resulta difícil catalogar al Sevilla esta temporada. La irregularidad es la característica más perceptible de un equipo que ha protagonizado tardes para olvidar, pero también noches de ensueño. Noches como las de ayer. 

La máxima de un equipo es la constancia. Ser regular. Todo entrenador busca en los entrenamientos que su equipo adopte una identidad concreta, cualquiera que sea válida para que el equipo funcione. El Sevilla de Unai se ha amparado siempre en una identidad concreta que tenía como fundamento el orden defensivo y la verticalidad en ataque, pero actualmente le falta regularidad para encontrarla.

Y es que al Sevilla se le ha visto de todo menos ser un equipo regular. Capaz de primeras partes esperpénticas y segundas partes dominadoras, capaz  de vencer a Barcelona y Real Madrid, pero perder en Las Palmas o empatar en Málaga y Levante. Dominar a un rival superior como el City y ser dominado ante un rival teóricamente inferior como el Celta.

Despierta muchas incógnitas el Sevilla precisamente por esa irregularidad. Nunca se sabe qué equipo se puede esperar. En el encuentro ayer ante el Real Madrid se revivió su más pura esencia de esta temporada. Una primera parte mala en la que sólo reaccionó a raíz del gol y una segunda parte de ensueño en la que dominó plenamente al conjunto merengue.

Lo mismo ocurre con sus jugadores. Konoplyanka y Banega demuestran que si están bien, el Sevilla tiene serias posibilidades de vencer a cualquier rival, pero si no están, el equipo es pobre y bastante plano. Parece algo mental, una losa que tienen jugadores como Nzonzi, Mariano, Immobile o Krohn-Dehli que requiere de una buena racha para poder derribar definitivamente.

Es un Sevilla de sus jugadores más que de su entrenador. Emery dispone lo mejor que tiene, pero rara vez éstos encadenan tres partidos a gran nivel. Su búsqueda de la regularidad no parece llegar y, mientras tanto, vemos un equipo que una semana solo tiene críticas y otras, alabanzas. Dar con la tecla, afianzar conceptos y formar un once sólido sí corresponde al vasco.

Mientras Unai no encuentre la regularidad que busca, el Sevilla que veremos será una moneda al aire. Un equipo capaz de sufrir con el más débil y de dominar al más fuerte. Seguramente esa irregularidad deje puntos inverosímiles como los de anoche ante el Real Madrid, pero también impedirá conseguir otros puntos que, al final de la temporada, se echarán de menos no conseguir.

Buscar la regularidad, concienciar a sus jugadores y dotarlos de confianza. Esa es la tarea principal de Unai. Y que éstos la encuentren, claro. Calidad hay, plantilla para objetivos potenciales, también. Solo queda que todos vayan a una y puedan creer en sus posibilidades.  No debe haber más puntos de inflexión, éste debe ser el definitivo.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana