David Ruiz

Osasuna 3 – 4 Sevilla FC – 42 puntos que permiten soñar

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC acaba la primera vuelta con un récord histórico de puntos. Sarabia, Franco Vázquez e Iborra por partida doble dieron la victoria a un equipo que sueña con lo máximo. No fue el mejor partido, de hecho, se encontró a un aguerrido Osasuna, pero su pegada y la buena dirección de campo de Sampaoli sigue dejando huella jornada tras jornada.

OSASUNA: Mario; Unai García, Oier, Tano, Fausto Tienza (Kodro, m. 87); Alex Berenguer, Roberto Torres, Causic (Imanol, m. 73), Clerc; Sergio León (Riviere, m. 71) y Oriol Riera.

SEVILLA FC: Sergio Rico, Mariano, Pareja, Rami, Mercado (Sarabia, m. 65), Escudero; N’Zonzi, Iborra, Franco Vázquez (Kranevitter, m. 83); Jovetic y Ben Yedder (Correa, m. 89).

GOLES: 1-0, m. 7: Sergio León. 1-1, m. 42: Iborra. 2-1, m. 62: Iborra, en propia puerta. 2-2, m. 64: Iborra. 2-3, m. 80: Vázquez. 2-4, m. 91: Sarabia. 3-4, m. 92: Kodro.

ÁRBITRO: Estrada Fernández (Colegio catalán). Amonestó con amarilla a Fausto Tienza (2′), Roberto Torres (18′), N’Zonzi (18′), Rami (28′), Riera (80′), Mario (80′)

INCIDENCIAS: El Sadar ante 15.211 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Sarabia

Pueden frotarse los ojos, no están viendo una ilusión. La victoria del Sevilla en El Sadar le permite cerrar la primera vuelta con 42 puntos, el mayor récord de su historia. Con fe, coraje y aplicando soluciones a los errores, el conjunto de Sampaoli se sobrepuso a un buen Osasuna que le complicó la tarea, pero que acabó sucumbiendo a un Sevilla que va como un tiro esta temporada.

Los de Petar Vasiljevic cayeron con mucho orgullo. No estaba siendo buena la temporada del conjunto navarro, pero la actitud mostrada en el encuentro de hoy le debe servir al equipo rojillo para crecer. Hoy le puso muy difícil la situación al Sevilla. Su presión intensa, su lectura de las segundas jugadas y su garra en cada balón dividido le permitieron adelantarse hasta en dos ocasiones.

El primer gol llegó al cuarto de hora, y muy merecido. Dos errores en defensa de Rami y Mercado permiten a Sergio León, el más listo de la clase, adelantarse al central argentino tras un centro lateral y batir a Sergio Rico. Un gol que espoleó al Osasuna y que le dio alas para creer en su idea. Lo consiguió en el césped. El Sevilla no reaccionaba al gol, estaba muy incómodo en el terreno de juego.

Pero la pegada de los nervionenses siempre acaba apareciendo para mal de su rival. Iborra conseguiría al filo del primer período poner las tablas en el marcador tras un propio rechace que Jovetic le cede a la perfección. Con el 1-1 la historia cambiaba. Osasuna moría en la orilla tras una primera parte sublime y el Sevilla se desperezaba para tomar las riendas en la segunda mitad.

Una segunda mitad que, a pesar del control sevillista, iba a seguir siendo poco dañino para Osasuna. Los navarros reudjeron su presión, pero siguieron manteniendo una buena colocación en el campo que impedía espacios al Sevilla. Fue entonces, en la fase más dominante del Sevilla, cuando llegó el segundo de los locales. Iborra desviaba un centro a propia portería y hacía vibrar El Sadar.

Corría el minuto 62 y el Osasuna volvía a tener los tres puntos en el bolsillo. Sin embargo, poco iba a durar la alegría, pues tres minutos después iba a aparecer el mismo protagonista. Iborra, esta vez en su propia portería, volvía a aprovechar un rechace a tiro de Ben Yedder para hacer de cabeza el empate en el marcador. El partido parecía entrar en la locura, pero aún quedaba lo mejor para el final.

Sampaoli movió el banquillo en busca de la victoria y dio entrada al héroe del partido. El jugador que iba a liderar la remontada y posterior victoria sevillista: Pablo Sarabia. El madrileño se encuentra en un momento sublime, sumando desde el banquillo y siendo decisivo en cada encuentro. Con su entrada el Sevilla iba a volver a ser protagonista gracias a sus buenos centros laterales y balón parado.

Un buen córner le bastó al mediapunta sevillista para que su compañero, Franco Vázquez, rematara al primer palo el tercer tanto blanquirrojo. Con polémica, eso sí. Osasuna protestó vehemente una posible falta del argentino en el gol, que no vio el colegiado. Se enfadaba El Sadar con el arbitraje y veía como se le volvía a escapar en los minutos finales un partido donde el Sevilla acostumbra a ganarlos.

El 2-3 parecía definitivo, pero con el Osasuna a tumba abierta en busca del empate los de Sampaoli encontraron espacios y superioridad numérica. Sarabia, cuya omnipresencia era latente, aprovechaba un rechace en el área para dejar un excelente golpeo raso ajustado al palo. Nada puso hacer Mario para evitar el cuarto sevillista y, sin tiempo para remontada, la victoria visitante.

El partido andaba en el descuento, pero aún dejaría un último tanto, aunque sin apenas valor. Kenan Kodro remataba de cabeza un buen centro lateral que contó, eso sí, con cierta pasividad de la zaga sevillista. El hijo del histórico jugador Meho Kodro maquillaba el marcador, pero no un resultado que iba a caer del lado nervionense. Algo que se repite por quinta jornada consecutiva.

Sampaoli y el Sevilla siguen a lo suyo. Soñar está permitido y más cuando este equipo solo entiende de ambición, fe y victorias. El año puede ser importante para una afición ilusionada y un equipo que ha batido el récord de puntos en la primera vuelta de su historia. El techo de este Sevilla lo marcarán el devenir de los partidos, pero sueñen. Hoy volvió a demostrar que es un digno aspirante a la Liga.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: Marca