Por fin una salida tranquila… con Copa incluida

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , ,

El Sevilla FC venció por 0-3 al RCD Espanyol en una salida muy tranquila en la que el equipo de Michel se clasificó sin despeinarse para los octavos de final de la Copa del Rey.


RCD Espanyol: Casilla; Javi Lopez, Raul Rodríguez, Héctor Moreno, Víctor Alvarez; Forlin, Verdu; Albin (Cristian Alfonso, min. 46), Rui Fonte (Stuani, min. 75), Wakaso (Víctor Sánchez, min. 31); y Longo
Sevilla Fútbol Club: Diego López; Coke, Botía (Cala, min. 49), Fazio, Fernando Navarro; Maduro, Medel, Rakitic (Kondogbia, min. 55); Navas, Perotti (Javi Hervás, min. 60) y Babá.
Goles: 0-1, m. 24: Perotti (penalti). 0-2, m. 44: Rakitic. 0-3, m. 49: Babá.
Árbitro: Clos Gómez (C. Aragonés) amonestó a Botía, Cala, por el Sevilla; y a Wakaso, por el Espanyol. Expulsó al local Javi López por roja directa.
Incidencias: Noche fría en Barcelona. Terreno de juego en perfectas condiciones. Partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.
El Number 1 del partido fue Jesús Navas.

Las salidas nefastas que el Sevilla FC estaba teniendo lejos de Nervión, presagiaban que la noche en Barcelona podría tener cierta guasa, pero nada más lejos de la realidad, porque para el equipo de Michel el choque de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey apenas tuvo historia.

El Sevilla FC comenzó el choque teniendo la pelota y mirando hacia la portería del Espanyol. La renta del partido de ida parecía que no era tenida en cuenta por el equipo de Michel.
Babá, ¡ay Babá!, se fabricó la primera oportunidad del partido. El jugador senegalés llegó hasta la línea de fondo y su pase atrás no encontró el remate de Jesús Navas por poco.

Cuando parecía que el RCD Espanyol se despertaba y comenzaba a apretar algo… Maduro robó un buen balón en el centro del campo y Rakitic le sirvió la pelota a Perotti que de un tremendo disparo lo puso en el poste.


A renglón seguido Babá comienza una galopada hacia el área españolista y cuando se plantaba sólo ante Casilla fue derribado por Javi López. Clos Gómez señaló pitó penalti y expulsó al jugador perico. El penalti lo transformó Perotti y la eliminatoria ya quedó finiquitada en el ecuador de la primera parte.

A partir del 0-1 el Sevilla FC se dedicó a controlar y esperar las contras para matar al Espanyol. Y así sucedió. Medel estuvo muy cerca de conseguir el 0-2 en el luminoso tras la salida de un saque de esquina, pero fue en el minuto 44 cuando Jesús Navas arrancó en una contra que terminó con el balón en las botas de Rakitic para que este consiguiera el segundo gol y terminase con las escasas esperanzas españolistas.

En la segunda mitad no hubo historia porque ya no había ni partido ni tampoco eliminatoria. Pero la poca que hubo, para lo bueno y para lo malo… la puso Babá.

En el minuto 49 por fin llegó el ansiado gol de Babá. El delantero senegalés puso el 0-3 de media chilena y… tuvo otra clamorosa oportunidad para hacer el 0-4 cuando, completamente sólo ante Casilla, falló lo que un delantero jamás puede fallar. Una, otra más, de tantas que lleva falladas…

Pero lo importante es que el Sevilla FC salió lejos de Nervión, pero por fin tuvo una salida tranquila… y se tomó una Copa.
Una Copa que además de meter a los de Michel en los octavos de final, debe de servir para calmar los ánimos y echar el balón al suelo tras el batacazo del Vicente Calderón.
Que no es poca cosa…

Twitter: @NachoMateos