Rakitic, del dolor al placer

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

DN124_3347 Rakitic Sevilla-Elche QPV may14

Rakitic ya es historia del Sevilla FC: se marcha y deja sitio para alguien que sí quiera vestir la camiseta sevillista. Reconoció que nunca imaginó que fuera tan duro salir pero ojo, lo eligió él. 

Cuando llega el momento de la despedida, del adiós definitivo, llega en muchos casos el momento de interpretar, de venderse bien para que el día de mañana cuando toque el obligado regreso por aquello del calendario al estadio y el club que te hizo triunfar en Europa, poder recibir aplausos y no pitos como otros que ya saben como se las gastan en la casa que antes tanto te quiso.

Rakitic se ha despedido, ha dicho adiós al Sevilla FC para marcharse al FC Barcelona, el club elegido por el croata desde hace ya mucho tiempo, incluso antes de que Martino, sorprendido por el potencial del centrocampista del Sevilla recomendara al Barça el fichaje de ese rubio de apariencia canija y un potencial físico descomunal.

En el momento del adiós, Rakitic ha dejado varias frases donde explica el porqué de su adiós del Sevilla cuando en numerosas ocasiones dijo que se quería quedar y que el conjunto de Nervión era su primera opción. Y entre las perlas que podemos rescatar de su comparecencia hay una que llama la atención por encima del resto: «Nunca pensé que sería tan doloroso despedirme del Sevilla FC».

Pues se acabó, como diría la canción, y ese punto y final, tan doloroso y emotivo ha sido elegido por Rakitic; un adiós, una despedida por otra parte lógica y normal por mucho que algunos sevillistas no lleguen a comprender que se marche.

Rakitic quiere seguir creciendo y nos guste o no, fichar por el Barça es crecer en todos los sentidos.

Crecer en lo económico, y vaya de qué forma; crecer en lo deportivo, ya que no olvidemos que se va del Sevilla con un título a sus espaldas pero para recalar en el club europeo más laureado de los últimos años, y crecer en lo personal, porque por mucho que n os vendieran que pesaría y mucho el hecho de que su mujer sea sevillana… nada de nada.

Rakitic tenía su decisión tomada y más que tomada desde hace mucho tiempo, de ahí que ese dolor que sienta ahora no sea entendido pues es un dolor que él eligió y que seguramente se le pasará una vez que pose en la ciudad Condal con su nueva camiseta y bese el escudo del que ya será su club de toda la vida, vamos, en el que soñó jugar desde que era un niño.

Y por si esto no fuera suficiente siempre quedará el acordarse de la pasta gansa que cobrará en el club azulgrana y ya saben aquello de que las penas con pan… son menos penas. Suerte Ivan.

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11ara

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana