David Ruiz

Real Madrid 3 – 2 Sevilla FC – Deja escapar la Supercopa

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

pablo moreno marca cro sfc

El Sevilla FC sucumbió ante el Real Madrid en la Supercopa de Europa. Un gol de Sergio Ramos en el 93 y de Carvajal en el 118 de la prórroga hicieron inefectiva la remontada previa sevillista. Los errores y la falta de oficio en momentos claves castigaron a un Sevilla que, a pesar de la derrota, saca lecturas positivas para próximos encuentros.

REAL MADRID: Casilla; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kovacevic (James, m. 72), Casemiro, Isco (Modric, m. 65); Lucas Vázquez, Morata (Benzema, m. 61), Asensio

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mariano, Pareja, Carriço (Rami, m. 51), Kolo; Iborra (Kranevitter, m. 73); Kiyotake, N’Zonzi, Mudo Vázquez, Vitolo; Vietto (Konoplyanka, m. 66).

GOLES: 1-0, m. 21: Asensio. 1-1, m. 40: Mudo Vázquez. 1-2, m. 72: Konoplyanka, de penalti. 2-2, m. 92: Sergio Ramos. 3-2, m. 118: Carvajal.

ÁRBITRO: Milorad Mazic (Serbia). Amonestó con amarilla a a Vitolo (39′), Carvajal (83′), Asensio (85′), Kolo (90′ y 93′), James (92′). Expulsión por doble amarilla a Kolo (93′).

INCIDENCIAS: Lerkendal Stadion (Trondheim, Noruega)

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Vitolo

Injusto final para el Sevilla. Lo tenía en su mano, la Supercopa de Europa era suya, pero se le escapó. Un gol de Sergio Ramos, especialista en estas citas, forzó una prórroga en la que los de Sampaoli iban a terminar sucumbiendo. Los errores y el desgaste físico hicieron mella en un equipo que consiguió voltear el marcador inicial, pero que no tuvo la misma solvencia para defender el resultado a favor.

La primera mitad dejó muestras de un Sevilla que no parecía convencido del fútbol que quería realizar. Dominó con balón, pero en zonas poco influyentes. El Madrid presionaba bien arriba e incomodaba a un rival que no conseguía conectar con ventajas en zonas ofensivas. Asensio adelantó a los madridistas con un soberbio golazo y el guión del partido cambió.

Una vez por delante en el marcador, los de Zidane dieron un paso atrás. Quizá conscientes de que a la contra aparecerían espacios para dañar al Sevilla. Lo cierto es que, a pesar de la mayor posesión de los nervionenses, la sensación de peligro la protagonizaba el Real Madrid cuando conseguía robar y desplegarse en ataque. La victoria merengue al descanso parecía llegar, pero apareció Vázquez.

El mediapunta sevillista, que anduvo muy gris en la faceta organizativa, consiguió volear un balón en el área controlado por Vitolo y llevar el empate en el marcador. Respiro para los de Sampaoli, que conseguían ver puerta con bastante pegada. Los de Zidane tampoco daban crédito a un resultado que se le había escapado más por desidia que por merecimiento de su rival.

La segunda parte fue otra historia. El Sevilla salió más convencido de su idea y la consiguió plasmar en el terreno de juego. El Madrid no encontraba a Lucas Vázquez y le costaba generar por la banda de Carvajal. Fue el momento de Franco Vázquez, que junto a Vitolo comenzaron a protagonizar los mejores ataques sevillistas. El canario, inconmensurable, provocaba un penalti a favor a falta de 20 minutos.

Konoplyanka resolvía con tranquilidad la pena máxima y adelantaba al Sevilla en la Supercopa de Europa. Fue entonces cuando se vio al equipo que quiere Sampaoli. Con Vietto en el banco y sin delantero centro, se vio un Sevilla de mucho toque y conservación del balón. Kiyotake, que deslumbró con su inteligencia táctica, fue clave en dicha tarea. El Sevilla dominaba al Real Madrid.

Parecía un partido resuelto, pero Sergio Ramos decidió aparecer en el 93. Lo hizo igual que haría en 2014, donde forzó la prórroga que daría la décima al Real Madrid. El gol llegó en un desajuste por banda izquierda y un fallo de marca que hace que el camero remate solo ante la mirada de Sergio Rico. El jarro de agua fría era enorme: de tener ganada la final, a tener que disputar media hora más.

Moralmente el Sevilla se desconectó y el Madrid entró enchufado. Para colmo, Kolo era expulsado por segunda tarjeta amarilla recién comenzada la prórroga. Con uno menos, el Sevilla se encomendó a apelar a la épica y que los de Zidane no tuvieran acierto. No lo tendría el Madrid en los primeros 15 minutos, a pesar de un gol anulado a Ramos, pero sí, de nuevo, en los minutos finales de la segunda parte.

Carvajal, que recordó al mejor Cafú, robaba un balón a Konoplyanka en salida para internarse sin apenas oposición hasta la meta de Rico. Su definición con el exterior fue exquisita, un gol que vale todo un título. El Real Madrid volvió a hacerse con la Supercopa, esta vez con los suplentes, ante un Sevilla que demostró ser competitivo, pero inocente en los momentos claves.

Será tiempo de análisis en la entidad rojiblanca, pero no por mucho tiempo ya que el Barça espera el próximo domingo en la Supercopa de España. Parece claro que la idea de Sampaoli va cuajando, pero aún faltan mimbres para ejecutarla en su perfección. Hoy al Sevilla le faltó oficio, quizá algo de picardía para “matar” el encuentro en los minutos finales. No lo supo hacer y el Madrid lo aprovechó.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Foto: Pablo Moreno (MARCA)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn