David Ruiz

Real Sociedad 3 – 1 Sevilla FC – Otro desastre para acabar el año

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

El Sevilla FC acaba el año con una imagen lamentable que puede ocasionar novedades en las próximas semanas. El gol de Ben Yedder fue un mero espejismo de un equipo que apenas existió en la primera mitad y que se desconcentró en el momento clave de la segunda. Suma un nuevo desastre.

REAL SOCIEDAD: Rulli; Odriozola, Raúl Navas, Llorente, Íñigo Martínez; Illarramendi, Zurutuza (Zubeldia, m. 75); Xabi Prieto, Canales (Vela, m. 77), Januzaj (Oyarzábal, m. 60); y Willian José

SEVILLA FC: Soria; Corchia (Nolito, m. 80), Gris, Kjaer, Escudero; Pizarro, Banega; Sarabia, Ganso (Vázquez, m. 63), Krohn-Dehli (Muriel, m. 80); y Ben Yedder.

GOLES: 1-0, m. 17: Íñigo Martínez. 1-1, m. 44: Ben Yedder. 2-1, m. 75: Zubeldia. 3-1, m. 89: Carlos Vela.

ÁRBITRO: Martinez Munuera.Mostró amarilla a Ben Yedder (39′), Pizarro (51′), Corchia (57′), Raúl Navas (67′), Kjaer (86′), Franco Vázquez (86′).

INCIDENCIAS:  Estadio de Anoeta ante 17.200 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Ben Yedder

Cuando la sensación que te transmite un equipo es de que poco puede hacer para llevarse un partido, es que algo se está haciendo mal. El Sevilla no ha acabado bien el año, pero es que tampoco ha llegado a jugar realmente bien desde que comenzó la temporada. Hoy sucumbió ante una Real que no hizo demasiado, pero le fue suficiente. No suelen necesitar mucho los rivales para dañar a los nervionenses.

La primera parte fue un nuevo descalabro mas de un equipo sin planteamiento correcto ni idea de juego a ejecutar. Sin bandas y con interiores, Berizzo buscaba el juego por dentro, pero su equipo solo pudo correr detrás del balón. Los de Eusebio manejaron bien el encuentro y se adelantaron por obra de Iñigo Martínez. El central remató solo un centro lateral que adelantaba a los locales.

La historia se repetía y tocaba remar contracorriente. No hubo reacción, pero sí paso atrás de un conjunto vasco que no fue a por el segundo. Justo cuando moría la primera mitad, Ben Yedder iba a aprovechar la única ocasión de peligro para fabricarse un auténtico golazo. Parece que solo así, de jugadas aisladas individuales, puede conseguir algo este Sevilla.

En la segunda mitad mejoraron las prestaciones sevillistas. Más asentado en campo rival y circulando bien el balón, pero de nuevo sin profundidad y evidenciando horribles desajustes atrás. La Real no llegaba, pero siempre que lo hacía encontraba espacios, especialmente en banda derecha. Sería por dicha zona, la de Escudero, donde los donostiarras conseguirían el segundo.

Y éste llegaba en el peor de los momentos. Justo cuando el equipo parecía tener controlado el partido, de nuevo una mota de desconcentración que lo ensuciaba todo. Zubeldia, que acababa de salir, encontraba una zona desprotegida para recibir sin oposición y batir a Soria previo desvío de Escudero. El lateral sevillista intentó desviarla yendo al suelo, pero la coló en su portería.

Fue entonces cuando Berizzo metió todo lo que tiene en busca de la reacción, de la épica de otros partidos. Pero atenerse solo a ello no es algo propio de un equipo que aspira a cotas altas. Apenas inquietó el Sevilla en los últimos 20 minutos y solo fue partícipe del homenaje de la noche a Carlos Vela. El mejicano, que se despedía de su afición, hacía el tercero y definitivo.

Hace tiempo que el Sevilla no parece tomar las decisiones que en este momento hacen falta. Decisiones que van más allá de fichajes. El Sevilla tiene un problema estructural. Un equipo que no sabe a qué atenerse, en donde ninguno rinde a su mejor nivel. Berizzo se queda sin crédito al acabar el año. Con el derbi a las puertas, la pelota está en el tejado de la directiva.

Twitter: DAVID RUIZ @Davidrm19

Foto: Sport