David Ruiz

Real Valladolid 0 – 1 Sevilla FC – Un bloque imparable

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC venció en Valladolid con un gol de Banega de penalti. Los tres puntos lo sitúan tercero en la tabla y como equipo que más puntos ha conseguido a domicilio. Ocampos fue expulsado por doble amarilla en el tramo final, pero no sufrió apuros un equipo de Lopetegui bien trabajado y que sigue imparable.

VALLADOLID: Masip; Moyano, Kiko Olivas, Salisu (Enes Ünal, m. 83), Nacho; Hervías (Toni Villa, m. 63), San Emeterio, Míchel, Óscar Plano; Sandro (De Frutos, m. 77) y Guardiola.

SEVILLA FC: Vaclik; Jesús Navas (Gudelj, m. 88), Koundé, Diego Carlos, Reguilón; Joan Jordán, Fernando, Éver Banega (Franco Vázquez, m. 75); Ocampos, Nolito (Óliver Torres, m. 67) y De Jong.

GOLES: 0-1 min 12 Banega de penalti

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Sacó amarilla a Masip, Nacho y De Jong. Expulsó por doble amonestación a Ocampos.

Incidencias: Estadio José Zorrilla ante 19.000 espectadores

El Number 1 del partido: Diego Carlos

El Sevilla es un titán competitivo. El paso de las jornadas sigue dibujando una trayectoria ascendente en la tabla, pero especialmente impactante es la evolución del Sevilla como equipo. No solo es un bloque que funciona bien defensivamente, sino que está sabiendo adaptarse a todos los contextos para resultar ser incómodo para cualquier rival. Hoy lo volvió a demostrar en Valladolid.

Porque Lopetegui ha ido añadiendo matices a los suyos. Comenzó la temporada siendo un equipo más controlador y menos vertical, algo que con el paso de las jornadas ha ido disminuyendo. En Pucela sí salió con determinación a dominar al Valladolid, incluso alcanzó un 70% de posesión, pero la mayor parte del encuentro la afrontó desde el repliegue y la búsqueda de contragolpes.

Un Sevilla camaleónico que iba a obtener premio desde los once metros. Y no sin polémica. Nolito era derribado claramente dentro del área y el árbitro señalaba penalti tras consulta con el VAR. Banega iba a fallar en primera instancia, pero la posición adelantada de Masip fue revisada con la nueva tecnología y el colegiado lo mandó repetir. En una segunda intentona el argentino ya no iba a perdonar.

Con el resultado a favor, el Sevilla supo controlar en todo momento la situación. No sin generar ocasiones a raudales, quizá el único debe de este equipo, pero si llegando bien e impidiendo al Valladolid encontrarse cómodo para empatar. Así transcurriría también una segunda mitad en la que las consignas iban a ser parecidas, aunque ya los de Sergio se la tenían que jugar.

Lopetegui sabía que los fantasmas de Valencia o Eibar rondaban desde hace semanas en el equipo y se nota que se ha trabajado. Cada vez sabe sufrir mejor el Sevilla. Lo está consiguiendo mediante la vía del control y el buen y solidario trabajo defensivo. En el Sevilla todos ayudan a defender, las vigilancias son siempre efectivas y la calidad técnica ayuda a dar pausa, controlar y salir de presión.

Apenas inquietó el Valladolid la meta de Vaclik salvo con alguna acción aislada que tampoco entrañó excesivo peligro. Y es que el Sevilla que sustenta el triángulo Fernando-Koundé-Diego Carlos es inexpugnable. Especialmente bien estuvo éste último, imperial por arriba y seguro en cada acción defensiva. Es uno de los principales culpables de este momento hispalense.

El punto negativo lo puso un Ocampos demasiado acelerado desde la primera mitad. Lo buscaron varios jugadores del Valladolid conscientes de que iba pasado de revoluciones y encontraron la desesperación del argentino. Tras una tangana y protesta posterior, el extremo sevillista iba a ver la segunda amarilla cuando moría el encuentro. Tonta y evitable, todo hay que decirlo.

El Valladolid insistió en los minutos finales con un jugador más pero todo era precipitación y desesperación. No había forma de entrar en la muralla hispalense y la impotencia vallisoletana era palpable. Los tres puntos viajaron a Sevilla. Tres puntos que lo colocan en una posición privilegiada, pero que no es el objetivo actual. El objetivo es seguir demostrando ser un verdadero equipo. Un equipazo muy trabajado.

Twitter: DAVID RUIZ @David_ruizm

Fotos: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn