David Ruiz

SD Eibar 1 – 1 Sevilla FC – Un punto que sabe a insuficiencia

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

ono eiba sfc la liga

El Sevilla se llevó un punto de Ipurúa en otro partido en el que reaccionó de manera tardía. Tiró la primera parte con un fútbol bastante pobre y se reenganchó al encuentro los últimos 20 minutos del mismo. La entrada de Konoplyanka y Banega fueron vitales para los rojiblancos.

SD EIBAR: Riesgo; Capa, Dos Santos, Ramis (Pantic, m. 58), Juncá, Escalante, Dani García, Adrián (Enrich, m. 82), Inui, Saúl Berjón (Keko, m. 69) y Borja Bastón.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Coke, Rami, Kolo, Tremoulinas; Vitolo, Krychowiak, N’Zonzi (Banega, m. 67), Reyes (Konoplyanka, m. 55), Iborra y Gameiro (Immobile, m. 84).

GOLES: 0-1, m. 7: Borja Bastón. 1-1, m. 70: Gameiro.

ÁRBITRO: Juan Martínez Munuera, Colegio Valenciano. Amonestó con amarilla a N’Zonzi (30′), Ramis (54′), Immobile (92′) y Coke (93′).

INCIDENCIAS: Estadio de Ipurúa con 5.568 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA:.Konoplyanka

Le está costando bastante al Sevilla adoptar una línea de juego definida. Se repiten con bastante frecuencia los partidos que el equipo decide ganar de manera tardía. Le falta ambición o, al menos, querer desde el minuto uno. Hoy se llevó un punto en otro mal partido, pero que por sus últimos veinte minutos mereció tener mayor premio.

De nuevo tiró la primera mitad. Los primeros 45 minutos reflejaron la tónica del Sevilla esta temporada: equipo sin alma y sin ideas que es fácilmente dominable por cualquier rival. El Eibar se adelantó a los siete minutos con un cabezazo de Borja Bastón tras un buen centro a balón parado de Saúl Berjón. El gol volvió a dejar latente un Sevilla bastante deficiente.

Reyes y Vitolo jugaron en banda natural, donde no rinden a la perfección si no tienen un rematador claro de sus centros laterales y el Sevilla adoleció de profundidad. Ni Tremoulinas ni Coke consiguieron dársela y el resultado fue un juego previsible y bastante limitado que no apuró en toda la primera parte los intereses del conjunto armero. Un partido muy similar al jugado ante Las Palmas.

El más señalado fue sin duda N´Zonzi. El francés disfruta de oportunidades partido tras partido, pero lo cierto es que, a pesar de ser un fijo para Emery, su juego lastra mucho al Sevilla. Su escasa intensidad y rigor táctico perjudicaron a un equipo inconexo entre la línea ofensiva y la defensiva. El Eibar le buscó la espalda y la ganó en innumerables ocasiones. Perdido, el francés no encontró su sitio en ningún momento.

La segunda mitad pareció comenzar de manera diferente. Como ya ha sido habitual en otros encuentros, el Sevilla salió con otra cara. Decidido y con Reyes (al que le sustituyó a los pocos minutos Konoplyanka) y Vitolo a pierna cambiada, el Sevilla mejoró. Se sucedieron numerosas llegadas sevillistas, llegadas que se encontraron una y otra vez con el hombre del partido para el conjunto local, Asier Riesgo.

También hubo otro hombre en el partido, este involutario, Martínez Munuera. El colegiado no supo ver un penalty bastante claro de Ramis a Konoplyanka tras una clara agresión con el codo. Una decisión que pudo determinar el encuentro, pero que no frenó al ucraniano. Salió enchufado, se echó el equipo a la espalda y comenzó a generar peligro por su banda izquierda.

Emery decidió meter a Banega para dominar definitivamente el encuentro con balón. Quizá el cambio llegó de manera tardía. El argentino venía de una reciente lesión, pero por su juego y su importancia en los minutos restantes parecía inexplicable su no inclusión en el once inicial. Su inteligencia, su solvencia y su claridad ayudaron para que el Sevilla consiguiera el empate.

Este llegaría en el minuto 70 tras una internada de Iborra por banda derecha que deja un enorme centro para que Gameiro la empuje a gol con el muslo. Nada pudo hacer Riesgo a un centro que llevaba la dirección y potencia necesaria para no poder ser atajado por él ni despejado por el defensa. Con el 1-1 se vivieron los mejores minutos de los de Emery.

Minutos en los que el Sevilla pudo ganar. La tuvo Vitolo en un mano a mano con Riesgo y también Konoplyanka en un certero disparo lejano que detuvo el mismo protagonista. El Eibar parecía rendirse y el Sevilla intentaría llevarse el partido hasta el final, pero no conseguiría llevarse más que la impotencia de asediar la portería rival sin conseguir premio alguno.

Tras el reparto de puntos el partido dejó dos lecturas. La primera que hay varios jugadores que no están dando el nivel esperado y lastran a un equipo que parece insuficiente para el objetivo propuesto. La segunda es que el Sevilla si quiere, puede. Con los mejores en el campo y con un estado mental óptimo es capaz de ganar a cualquiera. Y ahí la labor del entrenador parece fundamental.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Fotos: LA LIGA