David Ruiz

Sevilla FC 2 – 0 Eibar – Inercia positiva para la Champions

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC se llevó los tres puntos ante un Eibar muy competitivo. Vitolo resolvió en el 90 un choque en el que los armeros incomodaron en todo momento el juego sevillista. Sarabia adelantó a los hispalenses tras un excelente pase de Jovetic, que generaría dos asistencias. El martes recibe al Leicester con vaivenes en su juego, pero con una inercia ganadora más que positiva.

SEVILLA FC: Rico, Mercado (Mariano min. 45), Rami, Lenglet, Escudero, Nasri (Kranevitter min 69), N’Zonzi, Sarabia, Vázquez, Ben Yedder (Vitolo min 61) y Jovetic

EIBAR: Yoel; Capa, Mauro, Lejeune, Arbilla (min.65); Fran Rico, Escalante; Adrián (min.65), Pedro León, Rubén Peña (Nano min. 80); y Sergi Enrich

GOLES: 1-0 Sarabia (min.30) 2-0 Vitolo (min. 90)

ÁRBITRO: Alfonso Javier Álvarez Izquierdo (Colegio catalán)Amonestó con amarilla a Arbilla (min.61), Fran Rico (min.64), Escudero (min.65), Mariano (min.68)

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán ante 37.000 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Jovetic

No entró con buen pie el Sevilla al inicio de partido. Mendilibar tejió una buena red para impedir que el Sevilla saliera con fluidez y lo consiguió. Numerosas imprecisiones y errores en salida acompañaron a los blanquirrojos en los primeros 20 minutos, donde tenía el balón, pero de forma anodina. Tan solo en balones directos conseguía poner en algún aprieto a la insistente presión de los armeros ante recepciones individuales.

El Sevilla se encontraba espeso. No aparecían huecos por donde salir y sus hombres más ofensivos estaban demasiado estáticos. Tan solo pudo hacer daño por banda derecha gracias a los espacios que cedía la zaga armera, muy adelantada para achicar en el centro del campo. El Eibar cumplía su guión hasta que, en el minuto 30 iba a aparecer Stevan Jovetic para decantar una jugada de la nada.

El gol llegaba con un lanzamiento directo desde atrás que sorprendía a la zaga armera y permitía a Ben Yedder ganar la espalda y llegar a línea de fondo. El francés cedía de tacón al montenegrino para que éste centrara magistralmente un balón al segundo palo. Allí aparecía solo Sarabia para definir a la perfección de primeras con un golpeo imparable para Yoel.

El gol permitió al Sevilla entender el partido. No estaba tanto en buscar jugadas por dentro, sino en desplazamientos a la espalda de los laterales para aprovechar los espacios. Bajo esta premisa local y con un Eibar mucho más necesitado, se cambiaron las tornas. Los vascos asumieron riesgos y sumaron muchos jugadores por delante del balón. Hacían replegar a los sevillistas.

La segunda mitad seguiría bajo el mismo contexto con un Eibar intenso en la presión acumulando muchos hombres por delante de la línea de balón. Buscaba constantemente centros laterales pero Sergi Enrich no encontró portería en el único que acertó rematar por banda derecha. El Sevilla esperaba, errático en algunos pases, su oportunidad. Buscaba atacar al Eibar por fuera, no por dentro como en el inicio del primer periodo.

Corría el minuto 60 y el Sevilla había perdido protagonismo. Franco Vázquez tuvo en su mano el 2-0 en una rápida transición sevillista, pero estuvo lento en la ejecución final. Justo después tuvo el Eibar la más clara de los armeros. N´zonzi hacía una frivolité de tacón en una zona imperdonable que concedía un robo en el área propia y que, por suerte sevillista, no terminó en gol. Sampaoli dio entrada a Vitolo, no le gustaba lo que veía.

El cambio no terminó de asentar a un Sevilla que se veía superado. El centro del campo no dominaba y por ello Sampaoli cambió el dibujo del equipo dando entrada a Kranevitter. Salía en su lugar un Nasri desaparecido para formar con un doble pivote en la medular. El cambio surtió efecto. El Sevilla dejó de descoserse en el entro del campo y se juntó más para evitar contragolpes armeros.

Vitolo iba a demostrar con el paso de los minutos que su mera presencia es necesaria en este Sevilla. Sarabia, el mejor fichaje de esta temporada, le iba a dar en bandeja una oportunidad clarísima de gol en el 70, pero el canario disparaba al lateral de la red. Minutos después, sería el mismo Vitolo quien con un pase de tiralíneas iba a dejar solo a N´Zonzi, pero su golpeo lo atrapaba Yoel.

Fueron las mejores oportunidades de un Sevilla que no se estaba sintiendo cómodo en el encuentro, pero que conseguía las ocasiones más claras del partido. El Eibar apretaba, presionaba, luchaba cada segunda jugada, pero no terminaba de obtener su premio. Quién si  iba a acabar dando fe de su pegada era el conjunto de Sampaoli. Vitolo, que entró enchufado, finiquitaría el partido en el 90.

La jugada llegó al contragolpe gracias a un Jovetic que estuvo inmenso. Esperó el tiempo justo para ceder al canario y que éste resolviera a la perfección ante Yoel. La victoria sabe dulce y llega en buen momento. El martes espera el Leicester en Champions y la inercia es muy positiva. La solución deberá encontrarla en la grada. Ayer ya es tarde para revertir la situación. Necesita a su afición unida.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana