David Ruiz

Sevilla FC 1 – 0 UD Las Palmas – Navas al rescate

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC volvió a vencer y lo hizo gracias a un gol de Jesús Navas. En su partido número 400 con la elástica sevillista, el palaciego volvió a aparecer para dejar los tres puntos en Nervión. Vitolo ,que se tuvo que marchar lesionado, tuvo el ambiente hostil que se esperaba.

SEVILLA FC: Sergio Rico, Mercado, Pareja, Kjaer, Escudero; N’Zonzi; Jesús Navas, Krohn-Dehli (Banega, m. 75), Ganso (Vázquez, m. 61), Correa (Sarabia, m. 69); y Ben Yedder.

UD LAS PALMAS: Chichizola; Michel, Aythami, David García, Ximo Navarro; Hernán, Aquilani (Vicente Gómez, m. 65); Jonathan Viera, Tana, Vitolo (Momo, m. 57); y Calleri.

GOLES: 1-0, m. 82: Jesús Navas

ÁRBITRO:  González González. Amonestó con amarilla a  David García (5′), Mercado (43′), Momo (75), Navas (88′).

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán ante  espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Jesús Navas

El Sevilla acostumbra en estos primeros partidos a hacer un juego poco demasiado laborioso y poco profundo. Hoy en la primera parte supo, al menos, suplir este déficit con una intensidad y presión que le permitió robar arriba y generar llegadas a área. Alentado por la grada nervionense, la puesta en escena de los de Berizzo aumentaba enteros con respecto a otros partidos.

La UD apenas inquietó la meta de Rico, pero si intentó bajar el ritmo de un partido que el Sevilla hacía frenético. Pero el paso de los minutos sentó mejor al conjunto canario y consiguió reducir a un conjunto local que dejó de presionar como el inicio. Los últimos quince minutos de los blanquirrojos fueron muy desordenados y la UD pudo aprovecharlo de tener mayor acierto.

En la segunda parte el guión sevillista iba a ser el mismo, pero no el del equipo de Manolo Márquez. El paso atrás que dio el conjunto canario permitió al Sevilla avanzar metros, aunque con cuenta gotas. Vitolo se tuvo que marchar lesionado en el minuto 60 con una pitada sonora y un recibimiento hostil no solo de la afición, sino de sus antiguos compañeros. Ellos tampoco perdonan.

Ya con el único asunto extradeportivo fuera del campo, los de Berizzo parecieron centrarse en lo vital de los tres puntos. Entraron Franco Vázquez y Sarabia para dar refresco a un equipo que no terminaba de asentarse en campo rival. Fue entonces, cuando el paso de los minutos no atisbaba mejoría ni remate a portería claro, cuando entró Banega. Todo cambió.

Con el argentino en el césped el Sevilla consiguió no solo instalarse en campo contrario, sino impedir cualquier contragolpe amarillo. Fue así como de la nada y en una de las continuas acometidas sevillistas llegaría el tanto de la victoria. Sería Navas, no podía ser otro en la noche de hoy, quien con su centro lateral característico conseguiría batir a Chichizola.

Su centro tocó en Ximo Navarro y desvió la trayectoria a la que no pudo llegar el meta de la UD. Lo celebró con rabia y euforia el palaciego. Cumplía su partido número 400 y no podía tener mejor premio que darle la victoria al club de su vida. Con el marcador a favor, Las Palmas buscó el empate, pero no generó peligro real a un Sevilla que funcionó bien en la faceta defensiva.

Sumar de tres en tres es un comienzo inmejorable. Más aún cuando aún se encuentra en construcción. La portería a cero también ayuda a consolidar un esquema y una idea que, a pesar de estar en sus primeros brotes, consigue lo más importante de todos: el resultado. Ahora toca visitar el Metropolitano, donde una prueba de fuego esperará a los de Nervión. La ilusión, intacta.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: MARCA