David Ruiz

Sevilla FC 1 – 3 Juventus – Todo a una carta en Lyon

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

dn134_1555-vitolo-sevilla-juventus-qpv-nov16

El Sevilla cayó derrotado en el Sánchez Pizjuán ante la Juventus. Fue mejor la primera media hora del partido, donde Pareja adelantó a los suyos, pero la expulsión de Franco Vázquez y el penalti en el 45 dificultó las opciones de un equipo que se jugará todo a una carta en Lyon.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mariano (Kranevitter min. 76), Mercado, Rami, Pareja, Escudero; Vitolo, N’Zonzi, Iborra, Franco Vázquez; Vietto (Sarabia min 45)

JUVENTUS: Buffon; Dani Alves, Rugani, Bonucci, Evra (Sturaro min. 72); Khedira, Marchisio, Pjanic (Kean min. 83); Cuadrado (Chiellini min. 85), Mandzukic, Alex Sandro

GOLES: .1-0 Pareja (min. 9) 1-1 Marchisio ( Penalti, min 45 ), 1-2 ( Bonucci min. 85), 1-3 (Mandzukic min. 93)

ÁRBITRO:  Mark Clattenburg (inglés). Mostró amarilla a Franco Vázquez (min 30), Mercado (min. 35), Pareja (min 45), Evra (min. 64),  Cuadrado (min. 71). Expulsó por doble amarilla a Franco Vázquez (min. 35)

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán.  38. 942 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Vitolo

El Sevilla era consciente de la oportunidad que tenía por delante para hacer historia y se puso manos a la obra desde bien temprano. Salió con determinación, como viene siendo habitual en el Sánchez Pizjuán, poniendo en aprietos a una Juventus que apenas tenía metros para correr. La actitud de los de Sampaoli era tan activa que se vio premiada con un gol. Mejor dicho, un golazo.

Nico Pareja cogió de forma sublime un balón aéreo que venía de un córner sevillista para volear a la perfección y ponérsela imposible a Buffon. Era el minuto 9 y Nervión ya era una auténtica fiesta blanquirroja. El aliento de la grada aumentó el ritmo de un Sevilla que se hizo amo y señor del encuentro. Los italianos solo perseguían sombras ante un equipo que dominaba con claridad.

El Sevilla controlaba el partido sin asumir riesgos y evitando la presión alta de la Juve con facilidad. No tenía fisuras y como consecuencia conseguía asentarse en el partido sin apenas recibir peligro visitante. Solo por las bandas podía el conjunto italiano hilvanar alguna combinación con sentido, pero todas morían a la hora de finalizar ante la meta de Sergio Rico.

Pero todo iba a cambiar drásticamente a partir del minuto 35. Franco Vázquez veía en cinco minutos dos amarillas, la segunda bastante rigurosa, que le costaba la expulsión. Restaban 55 minutos que los de Nervión iban a tener que defender con uñas y dientes. Delante tenía a toda una Juventus que comenzó a apretar de lo lindo. El Sevilla comenzaba a sufrir.

La primera parte llegaba a su fin cuando el colegiado inglés iba a volver a decidir en el encuentro. Ramí derribaba a un jugador juventino en el área y señalaba penalti. La grada se vino abajo protestando una acción bastante dudosa, pero que Marchisio se iba a encargar de transformar para hacer el empate a uno. Llegaba el descanso con la afición muy enfadada y con un contexto de partido totalmente diferente.

Sampaoli dio entrada a Sarabia por Vietto en la segunda mitad y Vitolo se fue a la punta de ataque. Necesitaba soluciones un Sevilla que tenía que defender el marcador ante inferioridad numérica y el técnico argentino las buscó con el canario en zona de 9. La Juve salió a la espera, sin cometer errores y consciente de que el marcador le daba la clasificación.

La tensión se encontraba más en una grada que la tenía guardada con el árbitro inglés. Cada jugada era protestada, hasta la expulsión de Sampaoli, cuyos aspavientos desde el banquillo fueron suficientes para que el inglés lo mandara a los vestuarios. El aliento desde la grada le dio empuje al Sevilla, mucho más intenso que el conjunto italiano, aunque la inferioridad le restaba mordiente arriba.

Los minutos pasaban sin peligro en ninguna portería. La Juventus tenía el balón esperando con paciencia generar alguna ocasión, pero sin la ambición necesaria para poner en apuros a los sevillistas. El Sevilla se limitaba a juntarse atrás y buscar algún contragolpe, pero consciente de los riesgos que entrañaba aventurarse arriba. La previsibilidad visitante y el paso de los minutos eran su baza a favor.

Sin embargo, a pesar del enorme esfuerzo que los nervionenses estaban haciendo en el partido, la Juventus iba a conseguir adelantarse en el  marcador. Bonucci, con un soberbio golpeo desde fuera del área raso, batía a Sergio Rico. El Sevilla echó el resto en los minutos finales mostrando un esfuerzo sobrehumano, pero la Juve mataría el encuentro a la contra por mediación de Mandzukic.

La derrota sabe amarga y dificulta el pase a octavos de un Sevilla que se jugará el todo por el todo en Lyon. La expulsión mermó sus opciones en el partido, pero cayó de pie ante un grande de Europa. Hoy aprendió la lección de la Champions, que obliga a sufrir hasta el último momento para conseguir los objetivos. Tocará hacer historia en Francia.

Twitter: DAVID RUIZ (@davidrm19)

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA (@perezventana)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn