David Ruiz

Sevilla FC 1 – 3 Manchester City – Superado y malherido

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

DN130_0681 Konoplyanka Sevilla-City QPV nov15

No hubo rival para el Manchester City. Los de Emery caen por un contundente resultado que reflejó la superioridad visitante. La derrota daña la moral de los rojiblancos y aleja el objetivo de clasificarse para octavos

SEVILLA FC: Sergio Rico; Coke (Mariano, m 54), Rami, Kolodziejczak, Trémoulinas; Krychowiak, Iborra (Krohn, Dehli, m, 46); Konoplyanka, Banega, Vitolo; Llorente (Immobile, m. 64).

MANCHESTER CITY: Hart; Sagna, Otamendi, Kompany, Kolarov; Fernando, Fernandinho (Demichelis, m. 90), Touré, Navas; Sterling (De Bruyne, m. 72), Bony (Delph, m. 84).

GOLES: 0-1, m. 29: Sterling. 0-2, m. 11: Fernandinho. 1-2, m. 24: Tremoulinas. 1-3, m. 36: Bony.

ÁRBITRO: Oddvar Moen (Noruego). Mostró amarilla a Krychowiak (43′)

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán. 42.000 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Krychowiak

La Champions puso ayer una prueba a los de Emery y la realidad es que estuvieron lejos de superarla. Fue muy superior el City, que tuvo toda la convicción y la contundencia que tienen los grandes equipos en noches como ésta. El Sevilla no encontró capacidad de respuesta, dejando a relucir defectos y lagunas bastante preocupantes a estas alturas de competición.

La primera parte sería la mejor muestra de lo que iba a suponer el rodillo citizen. En los 11 primeros minutos los de Pellegrini no solo iban a demostrar que eran mejores, sino que lo reflejarían en el resultado. Primero Sterling en el minuto 8 tras excelente pase de Bony y luego en el 11 Fernandinho de cabeza tras rechace de Rico, adelantaban a los suyos y enmudecían al Pizjuán.

Jarro de agua fría para una afición que se mostraba ilusionada y a la que le arrebataron la esperanza tras la declaración de intenciones de ambos equipos. Toda la fé que tuvo el conjunto inglés le faltó al sevillista. Sin actitud y dejando espacios que aprovechaban en cada contra los celestes. Pudo ser más abultado el resultado si llegan a estar más acertados de cara a gol.

A pesar de la aplastante superioridad y de la sensación constante de peligro que trasmitía el City, el Sevilla pudo recortar distancias. Fue en la única jugada triangulada por banda derecha en la que Vitolo y Coke se entienden bien para que el madrileño se zafe de su par y ponga un centro medido a la cabeza de Tremoulinas. El gol daba esperanzas, pero los citizens se encargarían pronto de erradicarla.

Sería en el minuto 36, tras jugada de Jesús Navas, uno de los mejores del partido, cuando Bony haría el tercero y el definitivo. De nuevo los visitantes recibían sin oposición en las inmediaciones del área y de nuevo se volvían a generar indecisiones en las marcas sevillistas. Mal partido de la pareja Rami-Kolo, superada en todo momento por los delanteros ingleses.

El partido se iría al descanso con la sensación de que Pellegrini había ganado la partida a Emery aprendiendo del encuentro de la ida. La posición adelantada de Fernandinho y Touré estaba martilleando la espalda de los centrocampistas sevillistas y la superioridad numérica en ataque era devastadora. Caso aparte el de un Sterling que hacía lo que quería cuando recibía con espacios.

En la segunda mitad Emery decidió meter a Krohn-Dehli por Iborra paa dominar más el balón e intentar para la sangría en el centro. La cierto es que funcionó en cierta medida, pero principalmente porque el City decidió dejar de hacer sangre. Los minutos pasaban bajo la misma tónica: el Sevilla dominaba en estático, pero no encontraba profundidad ante el muro tan inexpugnable de los ingleses.

Llorente, que no tuvo su día y al que se le ve falto de ritmo, fue sustituido por Immobile. El italiano fue aplaudido por la grada demostrando sus ganas y energía por participar. El fútbol de Ciro parecía más propicio para este tipo de partidos, pero poco pudieron conectar con él sus compañeros en los minutos que disputó en el terreno de juego.

Fue muy discutida la sustitución de Mariano por Coke en la grada. Emery acostumbra a realizar este cambio y no parece sentar bien al Sánchez Pizjuán. El brasileño estuvo activo y participativo, llegando a línea de fondo en varias ocasiones, pero sus centros no encontraban rematadores. De nuevo se quedó en el banquillo un Reyes con la capacidad única de desatascar encuentros enrevesados.

El paso de los minutos aumentó la impotencia sevillista y minó la moral de un equipo que en ningún momento tuvo confianzas en la victoria. Pocos movimientos, demasiadas individualidades y escasas ideas en un Sevilla que deseaba que el partido acabara lo antes posible. Solo Krychowiak demostró con sus continuas idas y venidas tener fé en lo que hacía. Su trabajo evitó encajar algún que otro gol.

La derrota deja malherido al Sevilla, que tras dos derrotas consecutivas vuelve a demostrar fragilidad en su sistema y cierta irregularidad nada positiva para lo que hay en juego esta temporada. El domingo recibe al Real Madrid en otro duelo que lo pone a prueba. Deberá superar, una vez más, un reto que determinará si este equipo es capaz de lo mejor y de lo peor o si, por el contrario, es insuficiente.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana