David Ruiz

Sevilla FC 2 – 0 FC Barcelona – Una renta para soñar con las semifinales

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC cosechó una importante victoria ante un Barcelona que revolucionó su alineación. Tras una primera parte igualada, los de Machín dominaron a los de Valverde en la segunda, donde primero Sarabia y luego Ben Yedder hicieron soñar a los nervionenses con estar en semifinales de la Copa del Rey.

SEVILLA FC: Juan Soriano; Mercado, Kjaer, Sergi Gómez; Jesús Navas (André Silva, m. 70), Amadou, Banega, Sarabia (Franco Vázquez, m. 66), Escudero (Arana, m. 87); Promes y Ben Yedder.

FC BARCELONA: Cillessen; Sergi Roberto, Lenglet, Piqué, Semedo (Alba, m. 79); Arturo Vidal, Rakitic, Arthur; Malcom (Coutinho, m. 62), Boateng (Luis Suárez, m. 62) y Aleñá.

GOLES: 1-0, m. 57: Sarabia. 2-0, m. 75: Ben Yedder.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité madrileño). Amonestó a Sergi Gómez y Alba.

Incidencias: Estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 38.400 espectadores

El Number 1 del partido: Amadou

La Copa del Rey suele ser un banco de pruebas para los equipos que la disputan, especialmente antes de semifinales. El Barcelona, campeón de las cuatro últimas, apostó la eliminatoria al Camp Nou y reservó a sus mejores figuras. Error mayúsculo cuando el escenario de la apuesta es el Sánchez Pizjuán. El templo sevillista suele castigar a los que blasfeman con la suficiencia.

Porque el Barça sin Messi, es menos Barça, pero también sin Suárez, sin Jordi Alba o sin Busquets. Valverde buscó dar relevo a su once, mientras que Machín tocó lo menos posible consciente de que la única forma de llegar vivo al Camp Nou era ganando de forma holgada. Lo consiguió el soriano, que necesitaba de una noche como ésta para volver a enganchar el equipo con la afición.

La primera mitad fue culé hasta el ecuador de la misma. Arthur dominó el centro del campo y organizó a un Barça que tenía el balón y apenas sufría. Todo cambiaría con una jugada polémica donde pudo haber penalti por manos de Vidal que serviría como punto de inflexión. El Sevilla despertó, comenzó a encontrar espacios y atacó mejor al Barça.

De hecho, mereció acabar los primeros 45 minutos por delante en el marcador, fruto del empuje de los blanquirrojos hacia un área blaugrana que sufría con llegadas por los costados. Con todo ello, Malcom tendría la más clara. Un mano a mano con Soriano, al que consiguió driblar, pero su posterior golpeo, ya con el cuerpo demasiado escorado, no encontró el gol.

El Sevilla respondió en las botas de Ben Yedder, que mostró sus virtudes como exjugador de fútbol sala para protagonizar una jugada llena de recortes dentro del área que habría levantado todo el Sánchez Pizjuán. Tuvo otra tras un centro lateral de Navas, pero también se fue su disparo alto. El francés estaba en el partido. Se hacía notar, y eso ya saben qué significa…

Sin embargo, la mejor noticia para los nervionenses estaba siendo Amadou. El francés dio empaque con y sin balón a un centro del campo venido a menos en las últimas jornadas. Ganaba balones divididos, incomodaba segundas jugadas y con balón estuvo más acertado de lo que en él se presupone. No bajó el nivel tampoco en la segunda mitad, donde el Sevilla hizo un monólogo.

Consciente de que marcar era necesario, el Sevilla se puso manos a la obra. Machín cambió el sistema para colocar a Promes de mediapunta izquierdo y ahí el holandés destapó sus mejores virtudes. Corrió, se asoció, dribló y asistió. Suya fue la jugada que acabaría en el posterior centro para Sarabia. El madrileño, con un buen escorzo, remataba a gol el primer tanto del partido.

Y era merecido porque el Sevilla era el único que proponía. El gol en contra espoleó al Barça, pero no terminó de generar peligro, ya que el conjunto de Machín activó el plan previsto: repliegue y despliegue. Mientras Valverde metía con Suárez, Coutinho y Alba toda su artillería, el soriano añadiría una figura que iba a ser clave, André Silva.

El portugués salió al verde para hacer lo que pedía el encuentro: aguantar jugadas, temporizar, arrastrar marcas y dar pausa a cada ataque. Suya fue la jugada que, sumada a un excelente pase de Banega, haría el segundo tanto. Ben Yedder, que quería su gol habitual, leyó a la perfección un pase del argentino al segundo palo para rematar sin apenas oposición.

El 2-0 eran palabras mayores. Restaban 15 minutos que se antojaban claves y en donde un gol en contra podía echarlo todo por tierra. Pero el Sevilla respondió y el Barça no encontró su oportunidad. Achicó los espacios y supo alargar jugadas para arañar minutos en el crono. Una segunda parte de diez que, sin duda, evidencia que el Sánchez Pizjuán siempre alberga noches para soñar.

La única nota negativa de la noche la pusieron las lesiones de Sarabia y Jesús Navas, especialmente la del palaciego, que podría estar fuera varios partidos. Promes, que jugó varios minutos en su posición, está demostrando hacerlo bien, pero no anda el Sevilla sobrado de efectivos. Lo del madrileño parece más leve. Habrá que esperar para ver cómo lo soluciona Machín.

La eliminatoria aún no ha acabado. Con otro equipo el Sevilla podría ser consciente de tener pie y medio en semifinales, pero hablamos del Barça. Un Barça que tendrá a Messi en el Camp Nou y que se conjurará para la remontada. La cara del equipo blanquirrojo fuera de cara es muy pobre, no existe mejor encuentro para cambiarla. El pase a semifinales pasa por el templo culé.

Twitter: DAVID RUIZ @David_ruizm

Fotos: Cristina Gómez @crisgomezphotos

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn