David Ruiz

Sevilla FC 2 – 1 Alavés – Ben Yedder rompe el muro de un rocoso Alavés

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

dn134_0144-benyedder-sevilla-alaves-qpv-oct16-copia

El Sevilla sigue intratable en el Ramón Sánchez Pizjuán. Hoy consiguió vencer a un rocoso Alavés que apenas dejó espacios y que obligó a los de Sampoli a tirar de la magia individual. Ben Yedder fue el héroe sevillista con dos tantos que mantienen a los nervionenses en la parte alta de la clasificación.

SEVILLA FC: Rico, Mariano, Mercado, Pareja, Escudero, Nzonzi, Nasri (Sarabia min. 58), Vitolo, Franco Vázquez, Vietto (Ganso min. 60)y Ben Yedder (Iborra min 93)

ALAVÉS: Pacheco, Femenía (Pantic min. 26), Alexis, Laguardia, Raúl García, Theo, Llorente, Camarasa (Katai min. 79), Torres (Krsticic min 28), Edgar Méndez, Deyverson

GOLES:.1-0 Ben Yedder (min 73), 1-1 Laguardia (min. 83), 2-1 Ben Yedder (min. 92)

ÁRBITRO:  Antonio Miguel Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó con amarilla a Mercado (min. 33),  Theo (min. 36), Alexis (min. 41), Llorente (min. 65), Edgar (min 88), Mariano (min. 95)

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán ante 32.122 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Ben Yedder

De victoria en victoria. Así está marcando el Sevilla FC su camino en este inicio de liga. Su juego no es el más constante ni el más vistoso, pero sí cuenta con individualidades con la calidad suficiente para desatascar encuentros. Hoy fue el turno de Ben Yedder, que consiguió dos tantos importantes gracias a dos jugadas previas magistrales de Ganso y Vitolo. Le costó, pero venció.

El Sevilla se encontró con un rival muy rocoso. Sampaoli lo sabía y por ello repitió el mismo once ofensivo que jugó ante el Lyon. Los bueno estaban sobre el tapete y pronto se iba a notar. Salió dominante desde el minuto uno. El balón era suyo y también el control, pero el Alavés esperaba precisamente eso. Con un orden sólido e inexpugnable, los de Pellegrino apenas dejaban espacios.

La movía rápido en los metros iniciales el conjunto sevillista, pero le costaba profundizar ante una maraña defensiva que hacía muy difícil la sorpresa si no se asumía mayor ritmo de partido. El Sevilla giró entorno a Nasri, que movió a todo el equipo, pero necesitaba más de hombres como Vitolo y Mudo Vázquez para sorprender. No tuvieron lugar muchas ocasiones, pero la más clara fue vasca.

Edgar fallaba un mano a mano en el minuto 10 que prácticamente parecía un gol infalible. Se llevó una tremenda bronca de su compañero Deyverson, absolutamente solo para anotar, pero el extremo del conjunto vasco decidió resolver por su propia cuenta errando una oportunidad única. Perdonaban los visitantes, conscientes de que iban a tener pocas más en el encuentro.

El Sevilla siguió con su dominio, jugando en campo rival, pero solo Nasri le daba otro aire al ataque blanquirrojo. De sus botas salió la oportunidad más clara para los locales, pero se marchó fuera por poco tras un remate raso dentro del área. Necesitaba más el Sevilla. Más ritmo, más velocidad en sus ataques. Todo era muy estático. Lo mejor llegaba al contragolpe, con espacios, pero aparecían con cuentagotas.

El Alavés, que tuvo que realizar dos cambios en la primera mitad por lesión, no parecía sufrir las altas temperaturas y seguía firme en su idea. A través del buen orden defensivo y la solvencia táctica llevó a los vestuarios un partido que necesitaba otro plan en la segunda mitad si se quería resolver. Un plan que, finalmente, iba a salir adelante gracias a sus grandes individualidades.

Ambos equipos salieron en la segunda mitad bajo las mismas consignas. El Sevilla necesitaba ser más vertical y lo hizo, pero también el Alavés saltó consciente del peligro que podía generar al contragolpe. Pidieron mano los vascos en un centro lateral, parecía clara de Escudero, pero Matheu no señaló nada. No estuvo muy afortunado el colegiado, que también se lesionaría en el partido.

Minuto 55 y el Sevilla comenzaba a llegar en tromba. Primero Vitolo y, posteriormente, Mariano avisaban a un Alavés cada vez menos sólido. Se le veían, por fín, las costuras al equipo de Pellegrino y el Sevilla lo estaba aprovechando. Sin embargo, llegaría dos malas noticias en forma de lesión para los locales. Primero Nasri y luego Vietto se tenían que marchar del encuentro. Cambiaban los planes.

Ambos equipos empataban a todo. También a lesiones, seguramente propiciadas por unas temperaturas extremas para la disputa del encuentro. Lo que sí conseguía ser mayoritariamente blanquirrojo eran las ocasiones. La tuvo Sarabia en el 67 tras un buen pase de Mudo Vázquez, pero despejaría bastante bien Pacheco, muy seguro en la tarde de hoy.

Lo mejor de la tarde aún estaba por llegar y lo iba a protagonizar el hombre en el que más esperanzas se tenía a principio de temporada. Paulo Henrique Ganso. El brasileño se sacaba un pase de tacón antológico que dejaba solo a Ben Yedder para batir por bajo a Pacheco. La grada del Pizjuán se ponía en pie para aplaudir uno de los gestos técnicos más sublimes que se recuerdan por Nervión.

Ganaba el Sevilla 1 0 y comenzaban a notarse las piernas y el cansancio. Y aún faltaban sustos por Nervión. Uno de ellos lo protagonizó Sergio Rico, que intentó evadir a Deyverson, perdiendo el balón. El brasileño cayó dentro del área, pero el cuarto árbitro, recién entrado por un Matheu que también había sufrido la tarde sevillana, no señaló nada punible en el área del equipo sevillista.

Parecía que la tarde iba a ser placentera para los locales, pero este equipo sigue jugando con el corazón de sus aficionados. El Alavés apretaba a un Sevilla muy cansado y en un córner mal defendido consiguió empatar el encuentro. Se trataba de un jarro de agua fría para Sampaoli, que veía como se le escapaba el partido. Pero aún faltaba un héroe por aparecer. Y de acento francés.

El Sevilla reaccionó al tanto y apretó, pero sería Vitolo (se echaba en falta su importancia en los últimos partidos) quien cogería las riendas de los suyos. Una enorme jugada individual del canario por banda izquierda servía a Ben Yedder para resolver bajo las piernas de Pacheco con un estupendo taconazo. De nuevo en el descuento el Sevilla se hacía con los tres puntos.

Sigue sumando el conjunto hispalense de tres en tres y eso es lo más importante a estas alturas de campeonato. Debe mejorar mucho, pero tiene mimbres más que suficientes para ello. Mimbres y jugadores de calidad. Hoy la individualidad le sirvió para desatascar el partido e irse al parón liguero en la parte alta de la clasificación. Sampaoli vuelve a sonreír una semana más.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn