David Ruiz

Sevilla FC 2 – 1 AS Roma – Moral alta para competir

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

El Sevilla FC venció por 2-1 a la Roma en el Trofeo Antonio Puerta celebrado en el Ramón Sánchez Pizjuán. En un partido con dos equipos de gran calidad, los de Berizzo demostraron un carácter competitivo que va a necesitar en la eliminatoria venidera. Escudero y Nolito dejaron el trofeo dedicado a la «zurda de diamantes» en Nervión.

Sevilla FC: Sergio Rico (David Soria, m. 46); Mercado (Corchia, m. 36), Pareja (Kjaer, m. 46), Lenglet (Borja Laso, m. 83), Escudero; N’Zonzi; Montoya (Jesús Navas, m. 54), Krohn Dehli (Pizarro, m. 54), Banega (Ganso, m. 76), Correa (Nolito, m. 29); Ben Yedder (Muriel, m. 46).

AS Roma: Alisson; Peres, Manolas, Moreno (Fazio, m. 64), Kolarov; Strootman (Under, m. 64), De Rossi (Gonalons, m. 74), Nainggolan (Gerson, m. 83); Defrel (Pellegrini, m. 64), Dzeko y Perotti.

Goles: 1-0, m. 73: Escudero. 2-0, m. 89: Nolito. 2-1, m. 92: Dzeko.

La noche era especial por muchos motivos. Reencuentro entre afición y equipo, vuelta de Monchi, vuelta de Jesús Navas, duelo contra uno de los mejores equipos de Europa y, especialmente, por el recuerdo de Antonio Puerta. El homenaje maravilloso que tuvo lugar minutos antes de que arrancara el choque se prolongó en el campo, con un partido que poco tuvo de amistoso entre ambos.

Principalmente, porque cuando dos equipos de la calidad de Sevilla y Roma se tienen frente a frente, competir y ganar es un objetivo. Y así fue. Tras una primera parte algo más espesa donde el Sevilla dominó y controló a la Roma, llegaría una segunda parte mucho más abierta y con goles que acabarían determinando los hombres de Eduardo Berizzo.

El argentino pudo sacar muchas sensaciones positivas del encuentro, también alguna que otra negativa. Que Banega es el líder y eje indiscutible del centro del campo sevillista es una realidad cada vez más evidente. Suyo debe ser el control de los partidos, especialmente, si está arropando con un incombustible como Krohn-Dehli. El danés ha vuelto de la lesión mejor que nunca.

Ambos movieron al Sevilla y propiciaron las mejores ocasiones de unos rojiblancos que demostraron su punto débil en la pegada. Aún les cuesta a los delanteros ponerse de cara a gol. Eso sí, la defensa, que venía sufriendo en anteriores partidos, mejoró leventente. Pareja y Lenglet se mostraron sólidos y secaron bastante bien a un top europeo como Dzeko.

Las lesiones de Correa y Mercado obligaron a mover de manera temprana el banquillo, pudiendo ver a Nolito y Corchia, flamantes fichajes, en el Sánchez Pizjuán. El francés no aportó en ataque, estuvo muy sujeto debido a que en frente tenía a Kolarov. Por su parte, el de Sanlúcar sí estuvo especialmente activo. Quizá no al tono físico adecuado, pero sí mostró participación e implicación.

Suya fue la jugada de la segunda parte que adelantaría a los sevillistas y que Escudero se encargaba de materializar. Una segunda mitad en la que los cambios dieron otro aire al encuentro, más de ida y vuelta y con oportunidades claras en ambos bandos. Pero el Sevilla golpeó primero y lo haría no una, sino dos veces. De nuevo Nolito, con su gol de toda la vida, abría brecha en el marcador.

El partido ya moría y no habría tiempo para mucho más. Pero los grandes jugadores siempre aparecen cuando menos lo esperas y así lo haría Dzeko para con un sutil golpeo batir a David Soria y maquillar el resultado. Un resultado que era lo de menos, pues lo importante se encontraba en las sensaciones y la puesta a punto para lo que está por venir.

Antonio se merecía un homenaje por todo lo alto y Sevilla y Roma se lo brindaron. También, por supuesto, Nervión. La temporada es ilusionante por tierras nervionenses con un equipo que puede medirse ante cualquiera y que, a falta de algunos retoques en la parcela defensiva, está listo y con moral alta para empezar a competir de verdad. En juego, disfrutar un año más de la Champions League.

Texto: David Ruiz @davidrm19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana