David Ruiz

Sevilla FC 2 – 1 Espanyol – Su carácter remonta toda dificultad

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC remontó un encuentro muy sufrido ante un Espanyol que plantó cara en Nervión. Los de Rubi superaron con su propuesta al Sevilla en la primera mitad y en tramos de la segunda, pero la determinación de los de Machín para golpear cuando se debe aplacó la victoria perica. Mercado y Ben Yedder sitúan al Sevilla a un punto del líder.

.

SEVILLA FC: Vaclík; Mercado, Carriço, Sergi Gómez; Navas, Banega, Vázquez (Gonalons min. 74), Escudero; Sarabia (Amadou min. 90); Promes (Ben Yedder min. 45), André Silva

ESPANYOL: Diego López; Rosales (Javi López min. 80), David López, Hermoso, Didac Vila; Melendo  (Baptistao min. 69), Roca, Darder (Víctor Sánchez min. 75), Granero; Borja Iglesias, Sergio García

GOLES: 0-1 Borja Iglesias min. 38, 1-1 Mercado min. 70, 2-1 Ben Yedder min. 89

ÁRBITRO: Jaime Latre (Comité aragonés). Sacó amarilla a Franco Vázquez min. 7, Carriço min. 17, Granero min. 50, Mercado min. 61, Diego López min 82, Escudero min. 88

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán ante 38.769 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Ben Yedder

El Sevilla afrontaba el partido con el regreso de André Silva al once, una noticia positiva pero a la que no dio rédito en la primera mitad. El portugués estuvo muy activo y tuvo ocasiones de sobra para adelantar a los suyos. Sin embargo, enfrente estaba un Espanyol muy bien trabajado que desde el inicio de partido dificultaría mucho a los locales.

Los de Rubi cambiaban el sistema para hacer frente al de Machín y les iba a salir muy bien. Ahogó al Sevilla, tuvo la posesión y pudo transitar aprovechando que los sevillistas se partían cada vez que se desplegaban. No estuvo cómodo el equipo del soriano en la primera mitad, sin profundidad, aunque con ocasiones para poder adelantarse en el marcador.

Fue con centros laterales como mayor peligro generaron los blanquirrojos. Promes tuvo la primera en un cabezazo picado que daría en el larguero y, posteriormente, André Silva cabecearía otro centro que Diego López atajaba en una acción sublime. El portero gallego sería protagonista, pues iba a aparecer en todas las llegadas nervionenses para desactivarlas.

Y aunque lo cierto era que el Sevilla había puesto las ocasiones, era el Espanyol el que más cómodo estaba y el que se iba a adelantar. Obra de Borja Iglesias, que ya había avisado en jugadas anteriores. Los locales no podían parar las transiciones pericas debido a que sus líneas estaban muy separadas y los catalanes lo tenían bien estudiado. Solo Mercado, hoy imperial, las pudo contener.

A partir del gol el Sevilla se activó y comenzó a ganar en profundidad. Quedaba poco tiempo, pero no por ello no disfrutaría de ocasiones. La más clara fue de André Silva, cuyo disparo cruzado no encontró rematador en la línea de gol. Así terminaba una primera parte en la que los de Machín había sido superados, si bien se le resistía lo más importante, el gol.

La segunda parte comenzaría con Ben Yedder, que entraría por Promes, pero no iba a cambiar mucho el guión del encuentro. El Espanyol seguía cómodo y con el favor del paso de los minutos. Todo lo contrario a un Sevilla que mostraba precipitación en sur acciones, lo que le impedía tomar el control.

Buscaba el Sevilla de forma constante la banda de Navas, muy activa, pero sus centros no encontraban rematador. Sin la capacidad para tocar por dentro ni la certeza de los centros por fuera, solo le quedaba el balón parado. Y ahí llegaría su solución. Mercado aprovechaba un córner que se paseaba hasta el segundo palo y al que solo tenía que empujar en boca de gol para empatar el partido.

Lo encontró el Sevilla sin saber lo fórmula para lograrlo, pero lo hizo. Con las tablas, el partido se volvió loco, un correcalles con intercambio de golpes donde ambos equipos hacían aguas por dentro. Lo vio Machín y dio entrada a Gonalons por un Franco Vázquez que empieza a notar la carga de partidos. Se calmó el encuentro, pero los contragolpes para cada equipo seguían siendo letales.

Sergio García por parte perica y Ben Yedder por la sevillista con un tiro al larguero hacían gala de lo que sucedía en el Sánchez Pizjuán: dos equipos volcados que no daban por bueno el empate. Podía pasar cualquier cosa, pero pasó lo inevitable cuando se juntan dos como Banega y Ben Yedder. Contra de manual que el argentino filtra para que el francés haga lo que mejor sabe hacer: definir a gol.

Remontaba el Sevilla y lo hacía a lo grande. A base de empuje y determinación. Vibraba Nervión con los suyos, que veían como se iban a quedar los tres puntos en casa tras un partido sufrido ante un rival que puso las cosas muy difíciles. Se sitúa con 23 puntos a un solo punto del líder antes del parón por selecciones. El equipo va como un tiro. Su carácter es de equipo campeón.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Fotos: QUICO PÉREZ-VENTANA @perezventana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn