David Ruiz

Sevilla FC 2 – 1 Spartak Moscú – Dinámica ascendente

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

El Sevilla FC necesitaba ganar y lo hizo en el mejor partido de la temporada. Lenglet y Banega hicieron los goles de un equipo que dominó hasta el tanto de Zé Luis. Con el Gol visitante los de Berizzo sufrieron, pero aguantaron la envestida moscovita. Octavos de Champions sigue estando en su mano.

SEVILLA FC: Sergio Rico, Mercado (Corchia min. 83), Kjaer, Lenglet, Escudero, N´Zonzi, Pizarro, Banega (Krohn Dehli min. 76), Sarabia (Navas min. 74), Nolito, Ben Yedder

SPARTAK MOSCÚ FC: Selikhov, Tasci, Glushakov, Promes, Fernando, Luiz Adriano, Dzhikiya, Kombarov, Melgarejo (Zé Luis min. 70), Eschenko (Petkovic min. 78), Pasalic (Popov min. 56)

GOLES: 1-0 Lenglet min. 30 2-0 Banega min. 60 2-1 Zé Luis min 78

ÁRBITRO: Artur Dias (Portugal). Mostró amarilla a Tasci min 60, Dzhikiya min. 85, Ben Yedder min. 90

INCIDENCIAS: 38.002 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Banega

Tenía que salir a por todas, no le quedaba otra los de Berizzo. Y cumplieron con la tarea. El dominio sevillista fue total en los primeros 45 minutos. Alentados por una grada que se vistió como en sus mejores noches, los hoy de blanco marcaban la batuta y el ritmo de juego. Banega sería el primero en avisar con un disparo raso cruzado que se marcharía por poco. Entraba activo el Sevilla.

Sarabia y Nolito, que jugaban a pierna cambiada, entraron mucho en juego con participaciones interiores. El madrileño se asociaba por dentro y buscaba rematador con centros laterales, mientras que el sanluqueño desafiaba  a su marcador y buscaba el cambio de orientación. Con N´Zonzi y Pizarro jugando en campo rival, las posesiones eran todas sevillistas.

Era la toma de decisiones en el último pase lo que lastraba a un buen Sevilla. Le costaba elegir la mejor opción y la jugada que previamente se trenzaba con parsimonia, moría en la orilla. Pero el Sánchez Pizjúan sabía que el gol tenía que llegar. Y lo haría en el ecuador de la primera parte. Por fin a balón parado y a la salida de un córner los de Berizzo abrían el marcador.

El tanto lo convertiría Lenglet con un excelente cabezazo que hacía justicia en el partido. El gol que necesitaba había llegado, tocaba continuar con la misma dinámica y hacerlo ante un Spartak obligado a soltarse para empatar. Los rusos solo tuvieron una ocasión en una falta lejana que estuvo bien lanzada por Promes, pero mejor desviada por Sergio Rico.

La segunda parte tendría un guión diferente. El Sevilla seguía presionando bien tras pérdida, pero el paso adelante del Spartak le permitió esperar más para correr al espacio. Así, con un centro largo de Lenglet, tendría Nolito el segundo para los sevillistas, pero se entretuvo demasiado en el área y su disparo final se marchó desviado cerca del palo.

El Sevilla generaba peligro con sus contragolpes gracias a un Banega que se conectaba bien con Sarabia y Nolito. Sería el propio argentino quien, con un golpeo excelente, pondría tierra de por medio en un claro partido de color blanco. Golpeo impecable de Ever directamente a la escuadra que hacía vibrar todo Nervión. El equipo funcionaba a la perfección.

Con el partido bien controlado, Berizzo daría descanso a los dos mejores jugadores de su equipo en el día de hoy, Pablo Sarabia y Banega. Se juntaron a las mil maravillas y desarbolaron todo el sistema defensivo moscovita. Sin embargo, tras la ausencia de ambos llegaría el tanto ruso que iba a tambalear los nervios en Nervión. Un gol que llegaría con polémica.

Zé Luis anotaba tras un rechace en el área un gol que la zaga sevillista protestó con vehemencia. La jugada vino precedida de una mano que no señaló el colegiado y que metía de lleno en el partido a un conjunto que apenas había inquietado la meta de Rico. Tocaba sufrir los últimos 15 minutos ante un Spartak que comenzó apretó hasta el final.

El Sevilla se deshizo en los minutos finales y mostró una falta de temple que recordaban las dudas que sobrevuelan por el equipo. El Spartak lo arrinconó, pero consiguió aguantar hasta el pitido final. La victoria le da vida en el grupo y permite tener en su mano el pase a octavos de Champions. Ahora espera el Liverpool, que medirá la dinámica de un equipo claramente ascendente.

Texto: DAVID RUIZ @Davidrm19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana