Sevilla FC -2- Sporting Gijón -0- Nervión toma ventaja y se inyecta moral de cara al derbi

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , ,

DN130_1456 Konoplyanka Sevilla-Gijon QPV dic15

No hay nada mejor para explotar que utilizar tus mejores armas. Emery tardó cuarenta y cinco minutos para darse cuenta de ello; o lo que es lo mismo, lo que tardó en meter a Konoplyanka.

SEVILLA FC:  Sergio Rico, Mariano, Rami, Kolo, Escudero, Krychowiak, N’Zonzi (Konoplyanka, minuto 46), Vitolo (Gameiro, minuto 69), Banega, Krohn-Dehli y Llorente (Reyes, minuto 81).

SPORTING DE GIJÓN: Cuéllar, Luis Hernández, Jorge Meré (Álex Menéndez, minuto 60), Bernardo Espinosa, Isma López, Mascarell, Nacho Cases, Halilovic. Dani Ndi (Rachid, minuto 77), Jony y Carlos Castro (Lora, minuto 58).

GOLES: 1-0, minuto 75: Kevin Gameiro, de penalti. 2-0, minuto 80: Kevin Gameiro.

ÁRBITRO: Del Cerro Grande, madrileño. Expulsó por doble amarilla a Luis Hernández. Amarillas para Kolodziejczak, Dani Ndi, Bernardo, Banega y Gameiro.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Konoplyanka.

No estamos ante un Sevilla regular, eso está claro, pero sí un Sevilla de calidad, un equipo que cuando lo necesita es capaz de destapar el tarro de las esencias para sacar los partidos adelante. Con más o menos trabajo, pero siempre con esa dosis de calidad para volver blanco lo que apenas unos segundos antes se veía negro.

Y eso es lo que le ocurrió al Sevilla una vez más contra el Sporting de Gijón. Sin chispa, sin ese plus tan necesario para agradar a una afición exigente, y lo peor de todo, sin gol ni recursos desde atrás para surtir a un Robison Crusoe como Fernando Llorente que necesita de balones para hacer lo que mejor sabe: marcar.

Los balones no llegaban y las ocasiones… tampoco. El sevillismo se impacientaba, ante la falta de recursos para cambiar lo que evidentemente necesitaba de un cambio. Emery se empeña en N’Zonzi pero no termina de arrancar un futbolista del que hablaban maravilla en la Premier y que no aparece como debiera en Nervión.

Todos lo veían salvo Emery, o al menos eso pensábamos hasta que el técnico hiciera el cambio que todos deseaban dando entrada a Konoplyanka, el futbolista más desbordante de este Sevilla junto a Ever Banega. Y el cambio funcionó porque con el ucraniano en el terreno de juego el Sevilla FC fue otro.

Comenzó a crear, a llegar, a mostrar que es capaz de morder y por si quedaba algún asturiano optimista, apareció la figura emergente de Kevin Gameiro para firmar un doblete, el primero de ellos al transformar un penalti cometido sobre Llorente. El Sevilla  rompía de esa forma un partido que nunca fue a ganar, y ese carácter conformista, le dejó víctima de un Sevilla superior y que se inyecta una buena dosis de moral de cara a un derbi tan esperado como deseado.

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana