David Ruiz

Sevilla FC 3 – 1 UD Levante – El ritmo del Sánchez Pizjuán

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC venció al Levante y estará en octavos de final de Copa del Rey. Los de Lopetegui completaron su mejor partido de la temporada en el Sánchez Pizjuán, imprimiendo el ritmo otrora carácterístico y hoy recuperado. Fernando, Ocampos y Óliver Torres cerraron el pase.

SEVILLA FC: Vaclik; Jesús Navas, Diego Carlos, Sergi Gómez, Escudero (Reguilón, m. 85); Fernando, Banega (Gudelj, m. 72), Óliver Torres; Ocampos, Nolito y De Jong (En-Nesyri, m. 80).

LEVANTE: Aitor Fernández; Coke, Duarte, Rubén Vezo, Clerc; Hernani, Radoja, Campaña, Morales (Melero, m. 56); Rochina (Rochina, m. 79) y Sergio León (Borja Mayoral, m. 56).

GOLES: 1-0 Fernando min. 12, 1-1 Duarte min. 30, 2-1 Ocampos min. 46, 3-1 Óliver Torres min. 79

ÁRBITRO:  Sánchez Martinez (Comité murciano). Amonestó a Banega, Sergi Gómez, Nolito, Rochina, Fernando

INCIDENCIAS: Estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 28. 000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Banega

Era una auténtica final y el Sánchez Pizjuán necesitaba ver a su Sevilla más reconocible. Ese que somete al rival, que imprime un ritmo alto desde el inicio y que no deja más opciones que enseñar la bandera blanca. Ese fue el equipo que salió de blanco en el encuentro de hoy. La seña de identidad que parecía perdida volvió a relucir.

Porque los de Lopetegui  sabían que adelantarse en el marcador era vital para poder encarrilar la eliminatoria ante su afición. Los de Paco López se disponían en una maraña defensiva de hasta seis hombres en una clara intención por salir vivo, al menos, de la primera parte. Y, de forma sorprendente, lo iban a conseguir.

Golpeó primero el Sevilla, de forma merecida, tras una enorme jugada de Fernando. El brasileño fue el encargado de robar en salida de balón del Levante y ejecutar el tanto. Lo haría de forma magistral, recordando a los grandes delanteros nervionenses. Pase de la muerte de Ocampos, recorte en el área del centrocampista y definición de Killer. Magistral.

El Sevilla lo estaba haciendo todo bien. Jugaba rápido, de forma fluida movía de lado a lado al Levante y buscaba con ahínco el segundo, pero el fútbol le iba a castigar. Los valencianos iban a empatar el partido en una jugada a balón parado que helaba aún más la fría noche blanquirroja. Centro perfecto de Rochina  que mandaba a la red Duarte de cabeza.

El gol no bajó el nivel del Sevilla que si no se fue por delante al descanso fue por pura casualidad. Lo siguió intentando ante un Levante que se llevaba demasiado premio y que aguantó lo que pudo hasta que comenzó el segundo periodo. Tan solo un minuto necesitaron los de Lopetegui para hacer justicia. La impartiría Ocampos.

El argentino recibía un mal despeje de Sergio León en la frontal que le permitió segundos para controlar, perfilarse y sacar un golpeo al que nada pudo hacer Aitor. Se volvía a adelantar el Sevilla en un encuentro que siempre había dominado y que ahora le volvía a permitir controlarlo más. A los de Paco López les tocaba arriesgar.

Los locales manejaban el tempo del partido ante un Levante que tardó más de la cuenta en reaccionar, pero lo haría con la entrada de Borja Mayoral y Melero. Adelantó líneas el equipo valenciano en busca de incomodar a un Sevilla muy seguro con balón y poco a poco iba a equilibrar el encuentro. Lopetegui dio entrada a Gudelj por un exhausto Banega, que completó otro partidazo.

Los minutos corrían en contra de un un Levante que cada vez se exponía más y eso ante un Sevilla tan fino en el pase suele costar caro. Así lo iba a certificar Óliver Torres haciendo el tercero y la sentencia. Robo y rápida salida por banda izquierda que condujo de Jong para servir en el momento justo un buen pase raso al extremeño. La clasificación ya estaba en el bolsillo.

Los minutos finales fueron un trámite en el que la afición vitoreó a varios de los suyos, en especial la entrada de En-Nesyri, que debutaba en el Ramón Sánchez Pizjuán. El marroquí la tuvo en un par de ocasiones y se movió bien en los minutos que jugó. Hay ganas de dar guerra en nervión esta temporada. Con paso firme, a buen ritmo. Así se marca el camino de los objetivos.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ-VENTANA @perezventana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn