Sevilla FC 3 Real Madrid 2 Sin el alma de Sergio Ramos el Sevilla saca los colores a los galácticos

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

DN130_0839 Ronaldo Sevilla-RealMadrid QPV nov15

Noche de ensueño para el sevillismo que vio como el hijo pródigo vestido con otra camiseta le marcaba y le despertaba para enchufarse a un partido que controló y dominó con solvencia.

SEVILLA FC: Sergio Rico, Mariano, Rami, Andreolli (Kolo, minuto 83), Tremoulinas, Krychowiak, N’Zonzi, Vitolo, Banega (Krohn-Dehli, minuto 78) Konoplyanka y Immobile (Llorente, minuto 70).

REAL MADRID: Casilla, Danilo, Pepe, Sergio Ramos (Varane, minuto 32), Nacho, Casemiro, Modric, Kroos (Jesé, minuto 79), Bale, Isco (James Rodríguez, minuto 63) y Cristiano Ronaldo.

GOLES: 0-1, minuto 22: Sergio Ramos. 1-1, minuto 35: Ciro Immobile. 2-1, minuto 60: Banega. 3-1, minuto 74: Llorente. 3-2, minuto 92: James Rodríguez.

ÁRBITRO: González González, castellano-leonés. Amarillas para Nacho e Immobile.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Konoplyanka.

Partidazo en el Sánchez Pizjuán, de esos que invitan al fútbol, a esa fiesta donde el balón es el gran protagonismo por encima de colores y rivalidad, por encima de rencores, de odios, de presupuestos, por encima de todo. Dos partes distintas, dos partidos en uno, y un Madrid sin alma cuando le quitan a un futbolista del que se seguirá hablando muchos años una vez que cuelgue las botas para seguramente seguir vinculado al mundo del fútbol: Sergio Ramos.

Porque el ex sevillista, que regresaba a su casa, es de esos profesionales entregados y que no te dejan indiferente. Con él en el terreno de juego, el Madrid tuvo la garra, el coraje, la entrega, la constancia… una vez que cayó lesionado en el hombro nuevamente tras eso sí, dejar un golazo de chilena que ya quisiera marcar más de un delantero, el Madrid se esfumó.

Se le fue el alma, la chispa, el empuje… Fue entonces cuando surgió el Sevilla de las grandes tardes, el de esas noches mágicas que le valió para ganar títulos y alzarse a lo más alto del panorama internacional. Apareció la magia, la de un Sevilla capaz de lo mejor, como ante el Madrid, y de lo peor, como ante el Manchester City en la Champions.

Y esta vez fue la mejor versión de un Sevilla grande que barrió del campo al todopoderoso, al intocable, al equipo que más minutos de televisión ocupa, al de la estrellas. Porque vale más un equipo que un balón de oro y el Sevilla FC lo demostró. El Sevilla de un genial Konopyanka al que ya tuvo que rendirse el cabezota de Emery, con Ever Banega en su momento más dulce, el ‘Gladiador’ Krychowiak, Sergio Rico, con un par de intervenciones decisivas, Tremolinas… y hasta Inmobile que por fin vio puerta y lo hizo cuando más se le requería a falta del siempre presente Kevin Gameiro.

Nervión vivió una fiesta y pese a que el gol de James sólo sirvió para maquillar un resultado sonrojante, el Sevilla demuestra una vez más que sabe sacar esa casta y orgullo que reza en su himno cuando así se le requiere…

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana