Sevilla FC: El ‘juguete’ que dejó de funcionar

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Machín ha dejado de ser un rumor para convertirse en una realidad, la de nuevo entrenador, con la complicada misión de cambiar la dinámica del Sevilla FC más inestable de los últimos años. 

Caparrós ya tiene sustituto y curiosamente se lo ha buscado él mismo. El de Utrera apuesta por la filosofía del Sevila de antes, el de las raíces que partiendo desde la base fue capaz de crecer poco a poco hasta límites insospechados en aquel momento y demostrando que como nos contaron, lo mejor siempre está por llegar. Así fue hasta llegar a la cima, con un proyecto ambicioso forjado a la imagen y semejanza de un ‘loco soñador’ llamado José María del Nido.

Se le tachó de prepotente y otros tantos adjetivos que perdonen, se les quedaron chicos, porque el Sevilla que dibujó en ese lienzo en blanco que tenía en su mente, se convirtió con el paso de los años en el mejor Sevilla FC de la historia, algo muy fácil de decir o escribir, y complicado de llevar a cabo. Algo que Del Nido y su equipo de trabajo hizo realidad transformando la entidad desde arriba hacia abajo y de abajo a arriba.

Quitando lo que sobraba, esos hábitos del pasado, la comodidad, la dejadez… y apostando por potenciar todas las parcelas: prensa, marketing, y cómo no, la parcela deportiva de la que es gran conocedor porque el fútbol le apasiona y dando menos poderes a Monchi quien ya se había convertido en su mano derecha y clave en el Sevilla FC más moderno y ejemplar de la historia. Así hasta el pasado verano…

Porque ese verano cambió todo. La continuidad del proyecto se veía mermada, primero porque la cúpula no podía con la cúpula. Ya se sabe, a mayor nivel de exigencia, mayor potencial necesita uno, y permítanme que opine porque para ello escribo estas líneas, llegar donde lo hizo y lo puede seguir haciendo Del Nido, no está al alcance de todo el mundo. Y ojo, hablo con conocimiento de causa porque formé parte del departamento de prensa y comunicación que se transformó a su llegada creando lo que hoy todos los equipos tienen o desean: Radio, televisión, web, revista, periódico… en definitiva, unos medios oficiales para tener voz y voto y poder jugar de tú a tú con los medios de comunicación.

El proyecto se iba difuminando, y la sombra de Del Nido y su proyecto junto a un Sevilla desdibujado, que se cargaba un entrenador estando en Champions, reconociendo que se habían equivocado con su contratación, y dando paso a Montella, nuevo error y grave, y posteriormente recurriendo al bombero Caparrós para intentar salvar el match ball que quedaba en juego para hacer que el fracaso quedara entre comillas tras lograr la clasificación para la Europa League in extremis, y jugándosela en un derbi del que como de costumbre, Caparrós salió airoso.

Una temporada mala, a tener de lo vivido los últimos años, y salvada guste o no, por la clasificación europea. Una temporada para reflexionar, pero parece que nadie lo hace. Nadie ha dado una rueda de prensa para pedir perdón en una campaña humillante en muchos casos con varias goleadas y manitas que no recordaban ni los más viejos del lugar. Nadie dando un paso al frente para decir, esta boquita es mía, perdón sevillistas, lo hemos hecho mal y nos vamos, o como nos gusta tanto esto… nos quedamos para intentar devolveros la gloria lograda de los últimos años.

Es mejor intentar recomponer el juguete que nos dejaron en las manos, porque si ha funcionado en otras manos, no debe ser tan complicado dar con la tecla. Y todo ello sin poder tener la opción A o lo que es lo mismo, la primera opción. La primera opción, el gran Monchi dijo no, porque no era cuestión de dinero, sino de creer. La segunda opción para la dirección deportiva, Antonio Cordón también respondió negativamente, tres cuartos de lo mismo que Ramón Planes, tercera alternativa para suplir la ausencia de Oscar Arias.

Todo ello tras ‘vender’ a la prensa que los dos últimos estaban prácticamente cerrados. Final ante se opta por la cuarta opción que posiblemente debería haber sido la segunda tras el soñado Monchi. El tándem Caparrós-Marchena podrá ser buena o mala,  pero una cosa queda clara porque así nos lo han ido retransmitiendo; no era tenida en cuenta frente a las anteriores pese a que era la más económica y encima estaban en casa. Y para ello, se sustituye el puesto de director deportivo por Director de Fútbol ¿?

El problema es muy fácil: No hay un proyecto ni una idea fija de lo que se quiere. Ese es el gran y principal problema del actual Sevilla Fútbol Club con respecto al que comandaba el que a día de hoy sigue siendo mejor presidente de la historia del conjunto de Nervión. Del Nido moría con y sus ideas, porque creía en ellas y sabía que tan sólo era cuestión de tiempo para que llegara aquello en lo que creía.

Ahora tan sólo basta ver como transcurre el próximo capítulo. Machín lo ha bordado en el Girona y ojalá lo haga en el Sevilla FC porque eso será bueno para todos; pero tras su paso por Numancia y Girona, dos equipos a años luz de este pentacampeón de la UEFA Europa League, habrá que ver como encaja, cobrando dos millones de euros brutos, y maneja un vestuario a día de hoy de ‘divos’ con cerca de 5 millones de euros de media de sueldo.

Tan sólo queda sentarse y ver cómo termina esto…

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn