David Ruiz

Un domingo diferente

Escrito por David Ruiz. Creado en Real Betis, Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

DN131_0604 Reyes Sevilla-Betis QPV ene16

Llegó el día del derbi. Un derbi de inercias contrapuestas, pero con la misma ilusión: ganar al eterno rival. Los de Emery necesitan reencontrarse con la victoria para no descolgarse de la Liga, mientras que los de Merino, con la temporada ya salvada, quieren revancha tras lo sucedido en Copa del Rey.

Sevilla amanece radiante, como no podía ser de otra forma, para vivir el derbi sevillano que tendrá lugar esta misma tarde. A las 16:00 horas Sevilla se paralizará. Los dos equipos de la ciudad se verán las caras frente a frente en el Ramón Sánchez Pizjuán donde el Betis no tiene buenos recuerdos recientes tras la eliminación en Copa del Rey.

Un Betis que, con la permanencia asegurada, buscará salir sin miedos ante su eterno rival. Su afición se merece alegrías en un año difícil y saben que vencer al Sevilla en el Sánchez Pizjuán sin duda sería un buen colofón final de temporada. El Sevilla no llega en buena forma y en Heliópolis son conscientes de que el momento es inmejorable para asaltar Nervión.

A los de Emery el partido no les llega en buena hora. Con la mente puesta en Europa League, la Liga se entromete para obligarlos a sacar unas fuerzas ya casi inexistentes. Toca centrase en el Betis, en el máximo rival. Su afición así lo exige y, por ello, tendrá que afrontarlo como una final. Los blanquirrojos saben que la victoria sería una inyección de moral para los partidos venideros.

Las lesiones y el cansancio acumulado no son excusas para la afición sevillista. Hoy sin Vitolo y con la duda sobre si Gameiro saldrá de inicio, no querrán que su equipo demuestre la desidia que demostró hace unas semanas en Nervión. Hoy es día de casta y coraje, como reza su himno. De intensidad, ritmo y superioridad. Porque el Sevilla lo es sobre el papel, pero toca ponerlo en práctica.

Merino, que recupera a Montoya para el lateral, vivirá el partido más importante desde que está en los banquillos béticos. Contará con su once de gala para demostrar que la noche de Copa del Rey fue solo un mal día. Este equipo, su equipo, es otro. Un Betis de Musonda, de N´Diaye y Petros, de Joaquín y, sobre todo, de un Rubén Castro que ya conoce lo que es marcar en Nervión.

Las inercias dispares de ambos equipos y los objetivos de uno y otro invitan a pensar que el Betis tiene mucho menos que perder que su rival. En Heliópolis el resultado afectaría moralmente, pero no cambia sus opciones ligueras. No así en un Sevilla que puede comprometer sus opciones europeas si comienza a reducir distancia con sus perseguidores.

Pocos alicientes necesita un partido que lo tiene todo. Que ha dejado momentos para la historia y que ha vivido la ilusión y la felicidad desde ambas orillas sevillanas. La blanquirroja tiene el corazón dividido en otras competiciones, pero la verdiblanca solo tiene una frase en mente: vencer en el Sánchez Pizjuán. Todo se decidirá en unas horas. ¡Que empiece el derbi!

Twitter: DAVID RUIZ @davidrm19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn