David Ruiz

Valencia CF 2 – 1 Sevilla FC – Negredo alarga la maldición sevillista

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

negre val sfc liga

Nueva derrota del Sevilla FC fuera de casa. Negredo consiguió en el 91 el tanto de la victoria ante un Sevilla que, sin hacer un gran partido, consiguió empatar en el 85 gracias a Gameiro. La falta de intensidad y el mal planteamiento inicial de Emery mejoraron con los cambios en la segunda mitad, pero el equipo volvió a mostrar insuficiencia.

VALENCIA CF: Alves; Barragán, Mustafi, Abdennour, Siqueira; Fuego, Parejo, Gomes; Rodrigo (Enzo Pérez, m. 65), Santi Mina (Feghouli, m. 77) y Alcácer.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Coke, Rami, Fazio, Escudero; Banega, Krychowiak, Cristóforo (Gameiro, m. 59), Krohn-Dehli; Fernando Llorente (Konoplyanka, m. 69) y Juan Muñoz (Vitolo, m. 46).

GOLES: .1-0, m. 41: Parejo. 1-1, m. 85: Gameiro. 2-1, m. 91: Negredo.

ÁRBITRO: Vicandi Garrido. Mostró amarillas a Mustafi (32′), Llorente (55′), Enzo Pérez (87′), Rami (90′)

INCIDENCIAS: Mestalla ante 50.000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Gameiro

El Sevilla sigue acumulando malos resultados a domicilio. Hoy se le fue en el descuento un partido que parecía que iba a puntuar sin hacer grandes méritos. La primera parte del conjunto blanquirrojo fue bastante pobre, inoperante en todas sus facetas. Mejoró en la segunda, donde Gameiro se volvía a erigir como héroe sevillista para empatar el partido. Sin embargo, el héroe del encuentro sería Negredo.

No le funcionó el planteamiento inicial a Unai Emery. Con la mente puesta en el partido del jueves, salió con un trivote formado por Krychowiak, Cristóforo y Krohn-Dehli, y lo cierto es que el Sevilla sufrió en todas sus vertientes. Inoperante en ataque y muy frágil por los costados. El Valencia salió con más empuje e intensidad y buscó el gol desde el primer minuto.

Todo lo contrario que un Sevilla que parecía buscar el orden defensivo como meta principal. La inexistencia de bandas dificultaba la salida de balón e incrementaba las pérdidas desde atrás. No pudo conectar Banega ni con Juan Muñóz ni con Llorente, el Sevilla ni se asomaba al área de Diego Alves y el Valencia aprovechó para apretar. Merecía el gol,  y llegó.

Parejo de falta directa hacía justicia en el marcador antes del cierre de la primera mitad. Un gol que se veía venir por la intensidad y dominio ché. Los de Emery se marcharon al descanso agradeciendo el resultado, pues visto lo visto en los primeros 45 minutos, los méritos del Valencia y deméritos propios invitaban a pensar en un marcador más abultado.

Emery introdujo a Vitolo por Juan Muñoz y volvió a su esquema habitual. El resultado fue un Sevilla más reconocible. Empezó a gestionar mejores jugadas con balón e inquietó en los primeros quince minutos como no lo había hecho en los minutos anteriores. El Valencia adoptó un carácter más conservador, consciente de que asumir riesgos podía hacerle pasar una mala jugada.

El Sevilla mostró mayor presencia, pero se fue apagando de manera paulatina. Entró Konoplyanka para ahondar en la profundidad lateral y también lo hizo Gameiro, quien iba a acabar siendo protagonista en su equipo. De la nada y apareciendo a la espalda de los centrales como a él le gusta, el francés conseguiría equilibrar el marcador en el que parecía un momento inmejorable del encuentro.

Krohn-Dehli, que no había tenido un buen partido como el resto de sus compañeros, conseguía filtrar un pase interior que Gameiro iba a aprovechar con su desmarque y posterior remate. Imparable para Diego Alves. El Sevilla estaba empatando un encuentro sin hacer demasiados méritos y la afición valenciana no podía dar crédito a lo sucedido. Pero cuando todo parecía resuelto, aparecería Negredo.

Parejo lanzaba una falta lateral en el minuto 91 que, tras una indecisión sevillista y rebote previo, caía en las botas del delantero vallecano para batir a Sergio Rico. Mestalla vibraba con el tanto de Negredo. Un gol que puede valer la permanencia y que hundía las esperanzas de poder puntuar del conjunto sevillista. No habría tiempo para nada más. Negredo había finiquitado el encuentro.

Una derrota que, de manera definitiva, agota las opciones de cuarta plaza del Sevilla. Ya solo queda la Europa League como único camino y todos sus esfuerzos quedarán priorizados en dicha competición. Ser el único equipo que no ha vencido a domicilio en Primera División ha lastrado los objetivos ligueros de este Sevilla, pero aún le queda una vía. El jueves comienza su auténtica prueba.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: La Liga

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn