David Ruiz

Valladolid 1 – 1 Sevilla FC – Bono emula a Palop

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: ,

El Sevilla FC sacó un punto sobre la bocina gracias a Bono, que emuló a Palop en Donestk para anotar el tanto hispalense. No fue un buen partido del equipo de Lopetegui, pero mereció el empate, especialmente en unos minutos finales donde tuvo varias claras.

VALLADOLID: Roberto, Janko, Joaquín, El Yamiq, Olaza, Roque Mesa (Fede, 75′), Alcaraz (Míchel, 75′), Óscar Plano (Bruno, 84′), Orellana (Kike, 84′), Weissman (Kodro, 84′) y Sergi Guardiola.

SEVILLA FC: Bono, Navas (Acuña, 46′), Koundé, Diego Carlos, Rekik (De Jong, 67′), Gudelj (Rakitic, 67′), Jordán (Óscar, 78′), Óliver Torres (Ocampos, 46′), Suso, Papu Gómez y En-Nesyri.

GOLES: 1-0 M.44 Orellana (pen.). 1-1 M.94 Bono.

ÁRBITRO: Estrada Fernández (catalán). Mostró amarilla a Roque Mesa, Olaza, Orellana, Bono.

NÚMERO 1 DEL SEVILLA FC: Bono

El Sevilla tiene cosas como las de esta noche. Cosas que han marcado la historia del equipo blanquirrojo en sus páginas doradas y que hoy tocó en un simple partido de liga. Pero no por ello poco importante. Bono marcó el empate de los nervionenses en el 94.

Aún se frotan los ojos los aficionados sevillistas, que ya se disponían a maldecir otro mal partido del Sevilla, aunque en esta ocasión, sí mereció lo que acabó consiguiendo. Se vieron muchos errores y de nuevo un equipo plano, pero esta vez la actitud no faltó.

Y eso que no salió mal el Sevilla en Pucela. Los de Lopetegui conseguían encontrar los costados y buscar centros, aunque sin remates claros. El Valladolid perdía rápidamente el balón y de nuevo se producía otro ataque hispalense. Sin embargo, se iría diluyendo con el paso de los minutos.

El Valladolid pasó de defender en bloque medio a ejercer una presión alta que desactivó al Sevilla. Le está costando mucho a los de Lopetegui salir de ese tipo de presiones y los rivales lo huelen. Sus últimos minutos fueron tan pobres que acabó concediendo un penalti.

El penalti entre Diego Carlos y Rekik a Weissmann fue claro, aunque requirió revisión del VAR. No lo falló Orellana, que mandaba a los blanquivioletas a los vestuarios con un marcador muy desfavorable para lo que venía buscando el Sevilla.

Lopetegui cambió el sistema recién iniciada la segunda mitad e introdujo a Acuña y Ocampos para intentar dar la vuelta al marcador. Le costaría al Sevilla muchos minutos hacerse con el control, porque no conseguía atacar bien ante la presión del Valladolid, pero lo acabó consiguiendo.

Poco a poco comenzó a generar centros y a embotellar a los de Sergio en su área. De Jong salió para juntarse arriba con En Nesyri e intentar cabecear algún centro. Tuvo dos claras, una de ellas se iría al palo y la otra rozando el larguero. Ya merecían más los nervionenses.

Todo parecía que se traduciría en un quiero y no puedo cuando iba a llegar una de esas hazañas imposibles para cualquier club del mundo, pero que en Nervión tratan con normalidad. Bono, en el 94, remataba un rechace tras un córner sevillista. Se celebró como aquel gol de Palop en Donestk.

14 años después el Sevilla lograba otra gesta de esas que se recuerdan siempre. Es cierto que ha ocurrido en un simple partido de liga, pero cada punto cuenta en su pelea por la cuarta plaza. Ahora podrá irse al parón con más tranquilidad. Toca trabajar y mucho, aún queda camino.

Por : David Ruiz

Fotos : SEVILLA FC