David Ruiz

Villarreal 2 – 3 Sevilla FC – El rey del caos

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC vuelve a remontar un partido que tenía perdido para llevarse una importante victoria de Villarreal. Lenglet y Franco Vázquez empataron el 2-0 inicial en tan solo un minuto. Luego, de penalti, Banega haría el tercer tanto para dar un auténtico golpe en la mesa. Sigue denotando poco trabajo defensivo a nivel colectivo, pero el alma y la eficacia del equipo parece inagotable.

VILLARREAL: Barbosa; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Rodrigo (Ramiro, m. 47), Soriano (Sansone, m. 68), Trigueros (Pau Torres, m. 83), Pablo Fornals; Bakambu y Bacca.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mercado, Geis, Lenglet, Carole; Pizarro, Banega; Sarabia (Jesús Navas, m. 89), Vázquez (Krohn Dehli, m. 67), Correa; Muriel (Ganso, m. 92)

GOLES: 1-0, m. 18: Bakambu. 2-0, m. 52: Carlos Bacca. 2-1, m. 55: Lenglet. 2-2, m. 56: Vázquez. 2-3, m. 77: Banega, de penalti

ÁRBITRO: Alberola Rojas. Mostró amarilla a Víctor Ruiz (23′ y 77′), Ramiro (54′), Pizarro (65′), Banega (71′), Correa (86′), Costa (92′). Expulsó por doble amarilla a Víctor Ruiz (77′).

INCIDENCIAS: Estadio de la Cerámica ante 18.000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Banega

Abonarse a las remontadas no parece algo saludable para los aficionados nervionenses, pero es lo que está consiguiendo el Sevilla FC en los últimos duelos. Hoy tiró una primera parte en la que solo aguantó 15 minutos ante el Villarreal para, posteriormente, deshacerse a todos los niveles. Bakambu evidenció las enormes lagunas defensivas sevillistas en el primer tanto.

Existen muchos problemas defensivos en el equipo de Berizzo, pero sin duda alguna uno de ellos es el sistema de marcajes individuales que propone el argentino. No genera ventajas y supone desajustes constantes. El Villarreal aprovechó bien los espacios de un Sevilla que presionaba mal, que dejaba a Pizarro muy solo en la base y que era incapaz de darle cohesión a su juego.

No era de extrañar que tras una primera parte de excesivo descontrol, el Villarreal pusiera tierra de por medio en la segunda. Y así sería. De un córner propio mal ejecutado salía un contragolpe amarillo de manual que Bacca, delantero de quilates, finalizaba con una definición que conocen bien por Nervión. Todo parecía perdido. El Sevilla estaba en la lona. ¿Les suena esta historia?

Fue entonces cuando, prácticamente de la nada, el Sevilla sacaría de dos zarpazos los dos tantos que darían un giro de 180º al encuentro. Primero Lenglet de cabeza, tras una falta perfecta de Banega, y luego Franco Vázquez, con la ayuda de Barbosa, empataban un partido que nadie podía imaginar. O sí. Sigue reciente en la retina sevillista lo del martes. Y volvería a ocurrir.

De nuevo el Sevilla golpeando cuando parecía muerto. Y el Villarreal no se iba a recuperar. Restaba media hora de juego, como ante el Liverpool, que los de Berizzo iban a saber dominar. No fue un dominio táctico, ni siquiera por individualidades que destacaran por sus acciones. El partido era un caos y ahí reinaban los blanquirrojos. Descontrol, desajustes y riesgos por doquier. El Sevilla en su salsa.

Con el Villarreal tocado por la rédito perdido, Víctor Ruíz iba a cometer un penalti bastante claro sobre Mercado que le costaba la segunda cartulina y que Banega, desde los once metros, no iba a perdonar. De nuevo la locura le sonreía. De nuevo golpeando justo en el peor momento para su rival. El Sevilla ganaba en el estadio de uno de sus principales rivales directos.

Con uno más supo controlar y manejar el marcador hasta los últimos instantes del partido. Ahí se volvío a descoser el Sevilla por su mal trabajo defensivo. Pero aguantó. Sin saber del todo cómo, pero confiado en lo que hacía. Tres puntos brillantes que acercan a la Champions y que suponen el golpe en la mesa necesario para seguir creciendo. El día que al equipo le dé por jugar…

Texto: DAVID RUIZ @Davidrm19

Foto: Diario Sport

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn