Villarriba y Villabajo

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , ,

En el fútbol, como en cualquier otra parcela de la vida, nada es eterno. El pasado y presente del fútbol sevillano es sin duda el mejor ejemplo de ello y Real Betis y Sevilla lo exteriorizan al máximo.

Las vueltas que da la vida, como me decía mi madre. De un Sevilla grande, de un Sevilla que enamoraba, que era ejemplo en España y Europa, que era modelo y referente para infinidad de equipos, a un Sevilla FC que preocupa y que debe sentar unas bases, antes perfectamente cimentadas y esta temporada cargadas de dudas, de preocupación y de turbio futuro. O lo que es lo mismo, los actuales vecinos de Villabajo, mudados hace poco de su lujosa mansión de Villarriba.

Un club con necesidades obvias, puestas en escena especialmente tras la humillante derrota sufrifda por los sevillistas en la pasada final de la Copa del Rey, que no han hecho más que evidenciar unos problemas de los que se ha venido hablando a lo largo de la presente temporada pero que se habían ya comentado durante el transcurso de esta campaña.

Desde el club de Nervión sustentaban esa mala temporada alegando que el equipo estaba en la final de la Copa del Rey así como en los cuartos de final de la UEFA Champions League. Pero el pasado sábado se quitaron todos los argumentos que le servían para defenderse, primero al caer eliminado en la Liga de Campeones y posteriormente al caer en la final.

Quedaban sus vergüenzas al aire, que se han potenciado tras la pantomina de rueda de prensa en la que se ha dado continuidad a Montella en el banquillo sevillista, se ha anunciado una más que probable llegada de Caparrós y la salida de Oscar Arias al término de la temporada. Por si todo esto fuera poco, Peope Castro se agarra al sillón mientras que tenga según dice “el apoyo de su Consejo”.

De aquí al final, todo dependerá de lo que haga el Sevilla porque si pierde ante el Levante, alguno tendrá que pensar seriamente en irse y dejar a quien sea capaz de llvar adelante semejante transatlántico. Todo esto por Villabajo, pero veamos como afecta en este pueblo lo que ocurre en el bando contrario, en la localidad de Villarriba, donde la euforia brilla a medida que van pasando las jornadas.

Y es que en el helipolitano Villarriba todo es alegría. El Real Betis ha resurgido de sus cenizas como si del Ave Fénix se tratara para ser ese equipo que llevaba tiempo soñando su afición, ese equipo grande, en crecimiento y lo más importante, asentado. Un Betis donde la época loperiana fuera pasado para dejar paso de lleno a un club que ha sabido aprender de sus errores para inventarse como hace tiempo se le demandaba.

 Villarriba ha cambiado de barrio y lo hace por méritos propios ante un Real Betis que pese a sus momentos irregulares, que también los ha habido a lo largo de la presente temporada, y la pronta eliminación de la Copa del Rey, ha ido de menos a más para llegar al momento más importante de la temporada, o lo que es lo mismo, el tramo final en su mejor momento de forma para ser a día de hoy el más claro candidato a la quinta plaza de la tabla clasificatoria.

Todo ello gracias al buen trabajo de Quique Setién, que ha sabido manejar el grupo perfectamente incluso cuando la suerte no le sonreía, gracias a la estabilidad que ha dado a la entidad heliopolitana el tándem que forman Ángel Haro y López Catalán, al buen hacer en el capítulo de los fichajes de Serra Ferrer, algo que hacía falta como el comer.

Ycómo no, al liderazgo de Joaquín Sánchez, canterano y futbolista carismático donde los haya, que no sólo aporta beticismo en la calle y allá por donde pase, ya sea cualquier ciudad de la geografía española o algún plató de televisión, sino que también deja grandes dosis de su calidad para llevar al Real Betis a la zona más privilegiada de Villarriba donde el beticismo disfruta, primero por su posición privilegiada y posteriormente al ver a su vecino en su nueva casa de Villabajo.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker