Vizcaíno, la campaña de abonados y… los errores asumidos

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Manolo Vizcaíno

El subdirector general de organización y gestión y a la vez director de marketing, ha hablado sobre la campaña de abonados y en un gesto de culpabilidad, asume los errores cometidos últimamente. 

Manolo Vizcaíno fue protagonista el paso lunes del programa Debate de la televisión del Sevilla FC. Como suele ser habitual en estos casos supo rodearse de sus ‘perros de presa’ (ojo que nadie se moleste por esta definición entrecomillada), ya que lo que uno quiere decir es por personas de su confianza (Rafita Rodríguez, Ricardo Villena…), su cuadrilla para estar al quite a cualquier comentario que pudiera molestas al respetable.

Uno conoce la casa y sabe lo que se cuece antes de estos programas, algo por otra parte lógico de cara a tener controlada en todo momento la situación, conscientes sobre todo de que en muchos casos la sensibilidad del espectador y del seguidor no está en su mejor momentos después de las ‘cagadas’ sufridas en los últimos años y ver como el Sevilla FC pasaba de equipo grande a conjunto ramplón.

Vizcaíno consudera que la campaña de abonados ha sido «una buena campaña» pero ojo utiliza la coletilla «por lo general», es decir, con matices, y muchos con esa coletilla que tantas cosas deja en el aire y que tanto sabemos. Habla de que «hemos escuchado a la gente» y habla de esos abonos de infantiles y de ciertas ventajas que no son tales, y nada como revisar el artículo que publicó mi compañero Nacho Mateos cuando descubrió en exclusiva (aunque luego otros quisieron colgarse medallas que eran de Nacho).

La gran verdad es que «ninguna campaña es perfecta» porque todo en esta vida es mejorable porque si crees que eres perfecto nunca llegarás a serlo. Hoy hacemos algo que mañana habríamos hecho de otra forma pero finalmente todo nos lleva a donde nos lleva, es decir, a nosotros mismos. Es decir, si yo hubiera sido de otra forma seguiría ahora trabajando en Marca, Estadio Deportivo o en el Sevilla FC de donde tan buenos recuerdos tengo, pero uno no está preparado para mirar hacia otro lado cuando se lo piden…

Las decisiones están para tomarlas, disfrutarlas cuando aciertas y asumirlas cuando te equivocas, Hay quien maneja y quien se deja manejar, y en eso algún representante televisivo sabe mucho. Ya saben uno no sabe si viene o… si va. Y por último Manolo Vizcaíno puso el punto y final con la autocrítica: “No se han hecho los deberes esta temporada como no se hizo parte de la temporada pasada».

Y el Sevilla lo ha pagado. Lo comenzó a pagar desde que prescindió (a veces de forma obligada) de jugadores claves, vitales, los que hicieron grande este club desde que alzara al Cielo de Eindhoven su primera UEA Cup, para dar entrada a los Lautaro Acosta, Babá y compañía, futbolistas que no daban el perfil mínimo para vestir la camiseta del Sevilla FC.

Cometían esos errores que tanto criticaron de anteriores directivas con los Gerardo Rabajda y compañía de la época de Marcos Alonso, y perdieron en muchos casos las formas, esos pequeños detalles que tan grande le hicieron en el pasado. Se fueron los Luis Fabiano, Dani Slves, Adriano, Renato, Sergio Ramos, Palop, Jesús Navas, Negredo… y salvo este último año en el que sí se ha reforzado bien, no llegaron recambios de garantías.

Pero no fue el único sitio, la plantilla, donde el Sevilla FC prescindió o dejó escapar a buenos profesionales y gente de la casa. Lo mismo ocurrió en el departamento de Marketing donde Curro Ramos (gracias por todo lo que me has enseñado) ofrecía la cara moderna de la entidad, o de personas ligadas a la entidad toda su vida, en la oficina de atención al socio, la ciudad deportiva, mantenimiento, utilleros, departamento de comunicación…

Se perdieron esos pequeños detalles que tan grande hacen a uno. Se apostó por los medios de comunicación, con la Revista Football Club, la de los partidos SFC 1905, el periódico oficial, la radio… medios que se fueron esfumando como la espuma, pasando de ser estandartes de la entidad y orgullo del presidente, a relleno hasta ir desapareciendo, de un lado para pasar de papel a digital y en otros ni para eso.

Lunares que han empañado mucho todo lo bueno hecho igual que en el pasado lo bueno tapaba de lleno esos detalles que se iban dejando en el camino jugando en muchos casos con padres de familia, como empresa que es a día de hoy el Sevilla FC desde su conversión en Sociedad Anónima Deportiva. Y pérdida importante con el adiós, estudiado y meditado del mejor gestor que ha pasado por el club, José María Cruz, que dada su forma de ser y rectitud se vio obligado a abandonar la nave cuando menos deseaba hacerlo.

muchos temas que rodean a un club de fútbol y que en la mayoría de los casos no se palpan desde el exterior, y en otros, se deben a esas leyendas que siempre han existido en el mundo del fútbol. Ni el malo es tan malo, ni el bueno tan bueno, y lo realmente importante, no sólo en este deporte rey sino en cualquier circunstancias de la vida es saber aprender de los errores cometidos, y pese a que los números de momentos no indican que sea así, este Sevilla FC, con Del Nido, Monchi y Vizcaíno a la cabeza, sí ha sabido aprender de ellos, para por lo menos, completar una plantilla mucho mejor de la que tuvo estas dos últimas temporadas.

El Sevilla FC es grande, y lo será pase quien pase, salga quien salga, y lo presida quien lo presida. Porque por encima de las personas está como bien muestra de forma orgulloso su presidente cada vez que puede: «la bandera, el escudo y su afición».

Twitter: @tara11ara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn