Al final todo termina siendo… dinero

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , ,

Lolo Reyes Betis

No hay marcha atrás, el Real Betis se marcha a Segunda y ahora comienzan los problemas, ya que los sueldos entre Primera y Segunda no son los mismos y ya se sabe: Cuando te tocan el bolsillo…

La situación en el Real Betis es clara en un aspecto, el económico. Y los sueldos de los futbolistas de cara a  la próxima temporada son un punto que sufrirá variación como no podía ser de otra forma, de hecho era algo que ya estaba pactado en la mayoría de los casos. Por ello ahora llega el momento de asimilar los errores cometidos por una plantilla de jugadores que no han cumplido las expectativas y que no ha estado a la altura de lo que se esperaba de ella.

Ahora lega el momento de la verdad, el que le toca la moral realmente al futbolista: el bolsillo. Cuando te tocan el sueldo, eso que tanto le duele a uno, y al parecer la única forma de que uno saque la rabia que ha tenido guardada durante toda la temporada; incluso cuando el rival te humillaba en el terreno de juego mientras que tú, vestido de verdiblanco, te mostrabas impasible y casi indoloro.

Y claro ahora llega la hora de la verdad. Los sueldos no serán los mismos en Segunda que en Primera división y claro ya eso no gusta tanto al futbolista. Ahora el profesional no está contento, en muchos casos por compararlos con los contratos profesionales de los canteranos que renovaron en el transcurso de esta temporada, según ha adelantado el Desmarque.

Ahora algunos jugadores de los renovados cobrará más que alguno de la primera plantilla y claro eso no gusta para nada, ahí sí le toca el orgullo al ‘profesional’ cuando le tocan donde realmente duele, en el bolsillo, y es que ya saben que «la pela es la pela». El Betis ya avisó en su momento a los jugadores que si bajara a Segunda le afectaría en lo económico, y así será.

Esta historia no es más que una nueva muestra de la reconversión que necesita la entidad y de la urgencia en fichar un director deportivo, un director deportivo como bien demandaba Alfonso Pérez Muñoz que ponga un poco de orden en una parcela deportiva que necesita y mucho de una mano dura que sepa poner las cosas en su sitio.

La temporada va a tocar a su fin y el Betis ya ha comenzado su desbandada particular con futbolistas que ya están mirando su futuro ya que no están dispuestos a cobrar menos de lo que han recibido hasta la fecha. Es lo que tiene esto de firmar una cosa, no dar el resultado exigido, y posteriormente sentirse más dolido por no cobrar lo mismo que por el doloroso descenso de un Betis que merecía más respeto de sus profesionales.

Twitter: @tara11ara