José Gordillo

Aquellos errores del pasado

Escrito por José Gordillo. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , ,

palmasbetis

El Betis volvió a pecar de falta de ideas y escasa solidez, esta vez ante un rival más débil sobre el papel. Los verdiblancos están obligados a recuperar las buenas sensaciones de las últimas jornadas.

Uno de los fallos más graves en el deporte de élite es el exceso de confianza. El Real Betis lo comprobó en sus propias carnes en el último choque liguero ante la UD Las Palmas. Los canarios se presentaban en el duelo como los colistas de la liga y los verdiblancos se relajaron demasiado, pensando que tarde o temprano llegaría un gol, que nunca llegó, y un pitido final que condenaría la falta de ambición.

El conjunto de Pepe Mel, que había mejorado mucho en los últimos partidos en aspectos tanto tácticos y físicos como colectivos e individuales, vio como su castillo de naipes se venía abajo debido a la ausencia de esa misma actitud que trajo la reciente mejoría. Los jugadores parecían con la cabeza más puesta en el derbi que en los puntos que se disputaban en Gran Canaria, vitales en la consecución del objetivo liguero.

Para empezar, la formación táctica retornó al 4-4-2 de inicio de temporada y de años anteriores, apostando por la delantera Jorge Molina-Rubén Castro. El problema de jugar con dos delanteros es el mismo de jornadas anteriores, que el centro del campo pierde creatividad y consistencia. Ni Petros ni Xavi Torres fueron capaces de cubrir alguna de estas dos facetas en positivo para los suyos.

La consecuencia fue apabullante. Las Palmas, con su 4-5-1, fue dueño y señor de la posesión en el partido y, aun con sus dificultades, se lanzó a por la victoria y el gol sobre la bocina de William José hizo justicia en el marcador. Muy flojos también los laterales. Cristiano Piccini no atraviesa un buen momento de forma y Juan Vargas aun está muy por debajo del nivel que exige la titularidad.

Incluso volvió esa inseguridad defensiva en los primeros minutos, que a punto estuvo de costar un disgusto. Es cierto que hubo varias ausencias, pero eso no debe servir de excusa para justificar el pobre juego de los hispalenses. Un club que aspire a ser solvente en Primera División no puede depender solo de individualidades, y el Betis en el último encuentro no dispuso ni si quiera de ese comodín.

De esta forma, el Betis perdió ante los canarios el equilibrio que se había conseguido. Pepe Mel deberá hacer ver a sus jugadores que solo ha sido un borrón en la impecable trayectoria ascendente que los verdiblancos llevaban en las últimas semanas, sobre todo a domicilio. Volver a dicha trayectoria se pasa en primer lugar por la virtud que hizo a los béticos andar por esa senda: actitud.

Twitter: JOSÉ GORDILLO @GordilloJF

Foto: UD Las Palmas @UDLP_Oficial