Crónica de una ‘muerte’ anunciada: Ollero presenta su dimisión como presidente del Real Betis

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , ,

Juan Carlos Ollero Foto Real Vetis

Juan Carlos Ollero presentó su dimisión como presidente del Real Betis, algo que se veía venir desde hace ya varios meses. Las últimas decisiones le han pasado factura tras perder todo lo ganado en su primera etapa como presidente de la entidad de Heliopolis. Le faltó hablar antes…

Juan Carlos Ollero ya es historia en el real Betis Balompié después de que haya decidido presentar su dimisión como presidente del conjunto verdiblanco, con un balance esperanzador en sus inicios y decepcionante en la despedida, al haber tardado más de lo que deseaba en marcharse, algo que al final, como ocurriera con Miguel Guillén ha terminado pasándole factura.

El ya ex presidente analizaba los motivos de su dimisión:  «En principio mi decisión estaba sentada sobre la base de las diferencias sobre la negociación con Lopera. Está recogido en la primera reunión del consejo de la que ellos formaban parte. Un representante de esas plataformas, antes de que se empezara discutir el orden del día lo primero que advirtió fue que no le reconocía legitimidad a este consejo para negociar con Lopera. Por tanto, solicitaba que el presidente se abstuviera de seguir negociando y que consideraban legitimada a su plataforma junto con otras para mantener esa negociación».

Y añade: «Yo no era de esa opinión y me opuse a esa solicitud. Acertadamente, el consejo me apoyó en esa postura. Luego han podido aparecer diferentes opiniones sobre la forma de gestión. En mi opinión ellos representan el fútbol antiguo, creen que el fútbol es el fútbol de sus padres, que los consejeros tienen que pasearse por los vestuarios y dar recomendaciones técnicas a la dirección deportiva o a quien sea. Creen que hay que pisar el césped cada vez que se  va a un estadio, es un fútbol y una forma de ver el Betis con la que no estoy de acuerdo”.

Sobre la negociación con Lopera dice: «En relación con Lopera, para terminar de una vez por todas con el conflicto, no puedo hablar por boca de un consejo en el que no voy a estar. Recomendaría que mantuviera en lo posible esas negociaciones abiertas. Esto no significa que esté proponiendo con Lopera un acuerdo a toda costa, sugeriría y le pediría al consejo que siguiera buscando una forma de acuerdo que terminara con esta situación del Betis. Sabía la posición de los representantes de estas plataformas. Sí entendía como también lo entendía el resto del consejo que estos representantes debían estar presentes, confiando en que el conocimiento de la importancia que para el Club tenían las negociaciones con Lopera y otros accionistas para llegar a un acuerdo acabarían convenciendo a estos consejeros. Es evidente que no ha ocurrido eso».

Y de su etapa al frente del Real Betis deja claro que «cuando llegué a la presidencia no pedí ni exigí nada. Entre lo que no exigí estaba que no me acompañara ningún consejero en el que yo tuviera confianza. Todos los consejeros los nombró según su propio criterio el administrador judicial. Cuando después de la Junta General Ordinaria de Accionistas se me renueva como presidente tampoco pedí nada en ese sentido, solo sugerí algunas personas que durante todo este tiempo habían demostrado su beticismo, sentido común y capacidad de contribuir».

Y proseguía: «No hay un solo consejero en el Real Betis al que conociera antes de mi llegada. En razón de eso, es evidente que no puedo exigir a ninguno que me acompañe en mi dimisión ni se lo exigiría jamás. Es una decisión que corresponde a cada uno de ellos. Están sorprendidos porque no sabían que iba a presentarla. Nada significa en relación ni cabe interpretar con los consejeros que están aquí presentes hoy y los que no”.

Del tema Ángel Haro añade que «no veo contradicción entre una cosa y otra, primero porque no hay contradicción en el tiempo. Vengo solicitando a Ángel Haro y a algún otro consejero que asuma la presidencia desde el pasado 21 de diciembre cuando todavía no se había producido esta última circunstancia de la comisión ejecutiva. No tengo nada contra Haro en lo particular ni en cuanto a su enfoque. Me parece que puede ser un excelente presidente, hay cosas de su enfoque que comparto y otras partes que no. Me refería al hecho de que como creía que habíamos encontrado una solución para gobernar al Real Betis con la creación de la comisión ejecutiva y Ángel Haro había aceptado a formar parte, el hecho de que él dimita la invalida como elemento de gobierno del Betis».

Y explica: «Es esa situación la que me lleva a pensar que no encuentro otra solución salvo apartarme del camino y dejar que las personas que puedan gobernar el Betis, sus accionistas, decidan lo que crean oportuno sobre la forma de gestionar”. Además dejó claro que además de dimitir como presidente lo hace también del consejo de administración del equipo heliopolitano.

De los objetivos trazados cuando llegó al mandato recuerda: “Mis propósitos han sido básicamente tres. Primero, que el Real Betis se gobernara dignamente desde su consejo, que nunca estuviera sometido a las tensiones, solicitudes o presiones de nadie de fuera del Real Betis. En segundo lugar, en aquel momento mi gran propósito era que el Betis ascendiera a Primera División. Y en tercer lugar, algo que nunca he ocultado, en la medida de lo posible, porque yo creía que era posible, traer la paz social y terminar con todos los conflictos entre accionistas, condición que sigo considerando imprescindible para el mejor futuro del Real Betis Balompié”.

El criterio en la toma de decisiones le han pasado factura como él mismo reconoce. “Es evidente que sobre todo esto último me ha causado problemas. Por todos son conocidas las posiciones de algunas plataformas cercanas y que tienen sus propias estrategias e intenciones que yo no entro a juzgar. Es evidente que entre sus intenciones no estaba la de llegar a un acuerdo definitivo entre los accionistas”.

Y cuando le recordaron la Junta General Extraordinaria del pasado 23 de septiembre de 2015 matiza: «Aquella noche dije lo de revolución porque estaba convencido, creía que aquello era una revolución en el Betis. Creía que era una revolución definitiva, si no lo pensara no lo habría dicho. No soy partidario de expresiones muy contundentes, pero estaba convencido de que eso era así. Se siguen dando las bases para esa revolución. Esto va a depender de cómo los que me sustituyan asuman sus responsabilidades o como actúe el consejo entero. Van a contar con toda mi colaboración para que eso sea así».

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Real Betis