El beticismo es culpable por dejadez

Escrito por Jose Joaquin Solis. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , ,

Entrenamiento Real Betis

El sentimiento incondicional hacia un equipo se confunde con una falta total y absoluta de vigilancia y protesta.

Los medios de comunicación, en general, tienen a bien ser moderados cuando ven a una afición que apenas protesta más que cuando se ve con el problema encima. Diarios como ABC incluso, recalcan de forma suave que el aficionado tiene derecho a protestar, cuando lo que aquí escribo es sobre una obligación que tenemos aletargada, quizá, por tantos años de un loperismo que nos ha inculcado que aquí lo que vale son las acciones. Y son moderados porque, entre otras cosas, el bético es lector y por lo tanto cliente. Decir en la cara a quien mira una página que debe sentirse responsable, en cierta medida, del descenso del equipo, puede hacer disminuir la venta de periódicos o visitas en la página.

Tenemos los dirigentes que merecemos tener. Sí, los que permitimos que hagan lo que quieran si la pelotita entra, sin siquiera analizar el que el equipo esté arriba o abajo por una razón científica, la suerte, o la herencia de gestiones anteriores. Se ha glorificado a un analfabeto con dinero que cada vez que hablaba causaba vergüenza ajena y propia, se ha permitido que en este ya saliente Consejo se nombren sevillistas en ciertos cargos, sin problemas, porque hemos ido a la UEFA, porque las palabras de quien administraba judicialmente las acciones de FARUSA eran de un castellano correcto, aparentemente frío y calculador. Se le ríe la gracia a quien otorgó un carnet a una rana de trapo por sostener con una varita de plástico la camiseta del club cuando los precios sólo han bajado en la última temporada a base de toreos baratos. Y ¿qué me dicen de las gracias del Vendaval del Polígono?

Nos quejamos ahora que hemos visto a Santa Bárbara tronar, indignados que estamos por una temporada humillante cuya crueldad ha puesto a prueba el beticismo de todos los que sentimos un escudo, pero, ¿qué se ha hecho hasta ahora? ¿Pegar dos voces o dos patadas al coche de un futbolista es la consecuencia de la peor temporada de la Historia? Sólo hay que ver al tal Domínguez Platas tan preocupado por su ascenso en la Federación que incluso el descenso le importa un pimiento.

Si no exigimos continuamente los dirigentes se dormirán hasta que acaben marchándose. Porque, al final, todos se acaban marchando y nos acabamos quedando nosotros. Sí, los béticos de a pie nos quedamos con el Betis, una vez más, hecho un solar. Por nuestra culpa también, en el porcentaje que cada uno tenga en su mente.

Pobre Betis.

Twitter: betis_com_es