El Betis entre la famosa Junta, la pérdida de peso de Haro y Catalán y una marcha deportiva a la baja

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , , ,

Demasiados frentes abiertos para un Real Betis que no arranca. La llegada de Víctor Sánchez del Amo parecía que daría nuevos aires pero el problema del Betis es mucho más que deportivo.

No corren buenos tiempos para el Real Betis, inmerso en demasiados frentes, con muchas guerras abiertas y ninguna con vistas de cerrarlas. Primero, la deportiva, con un nuevo proyecto (y van… que no arranca). De un lado con la marcha del equipo, irregular todo lo que llevamos de temporada, sin un patrón de juego fijo y con demasiadas probaras, más propias de una feria de pueblo que de un equipo de fútbol.

Con jugadores que un día juegan en la derecha pese a ser zurdos y viceversa, otros que caen en banda cuando son delanteros, los goleadores históricos que se quedan en el banquillo sin que nadie explique el porqué; los que brillan y en su mejor momento pasan de vitales a inéditos. Los que no contaban y ahora aparecen… en fin, las historias del pasado que siguen vivas en el presente y eso, no le hace bien.

Capítulo aparte en este tema deportivo el de la dirección deportiva, tras el fiasco de maca, llega la estrella Torrecilla, con un brillante paso por el Celta, vuelve a parecer como ocurriera un año antes con Maciá, que por fin llegarán jugadores que aporten pero unos meses después como si del mismísimo Julio Iglesias se tratara… «La vida sigue igual».

Lo sumado en tierras figueras se ha perdido de cuajo no sólo por lo experimentado en este primer tramo del campeonato sino por sus argumentos cuando ha tenido que explicarse ante la prensa donde ha perdido mucho por su escasa aportación a la hora de apuntar ese balance que no termina de cerrar dejando todo para final de temporada. Entonces ¿Porqué convoca una rueda de prensa para hacer balance de los fichajes?…

Y para cerrar lo deportivo dos temas relacionados cien por cien: los malos resultados, y la mala gestión del equipo desde el banquillo, primero con Gustavo Poyet y posteriormente con Víctor Sánchez del Amo que aunque parecía que iba a cambiar el rumbo, lo cierto es que el rumbo termina siendo siempre el mismo. Bien es cierto que ha asentado al equipo atrás en algunos partidos, pero a la larga, el equipo sigue fiel a su  vulnerabilidad ante sus rivales.

Si a todo eso le unimos la inestabilidad existente en lo que a estructuras se refiere, apaga y vámonos. Parecía que la llegada de Ángel Haro y José Miguel López Catalán iban a cambiar una situación que tenia que tener máxima prioridad. La experiencia de ambos pese a la juventud que tienen invitaba al optimismo, pero pasaron los meses, el margen de confianza, y las cosas… como antes.

El crédito ganado y la confianza depositada en ellos ha ido perdiendo fuerza, o al menos esa es la sensación que transmite el beticismo. Basta con escuchar a la afición en la grada en cualquiera de los partidos de Liga para ver cómo respira la afición verdiblanca. Haro lo sabe de ahí que intente seguir sindicando el apoyo hacia su ‘proyecto’.

Y a todo esto hay que añadirle la famosa Junta del próximo 30 de diciembre, la fecha fijada para una Junta como años anteriores esperada y deseada. Un nuevo punto de inflexión para ver cómo respira la afición, como piensa el accionista, qué y cómo quiere que respire su Betis, un Real Betis que una cosa está clara necesita un cambio abismal para que de una vez por toda el conjunto heliopolitano sea lo que quieren los béticos que sea.

JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez