¡Había una vez un circo!

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , ,

Habia Una Vez Un Circo

Hay cosas que han cambiado en el Real Betis, cosas que afortunadamente no son como antes. Este Betis respira saluda y transparencia en líneas generales, aunque algunas lagunas siguen existiendo

Este Real Betis es otro Betis. Un equipo nuevo, distinto, diferente, con las ideas claras, con un presidente que cuida hasta el más mínimo detalle y que sabe, como experto en la faceta del marketing, y como hombre de mundo lo que esta entidad demandaba. Lo que necesitaba para respirar salud deportiva y económica. La herencia que le habían dejado no era empresa fácil, pero esa masa social llamada afición del Real Betis eran aval más que suficiente para hacer de este proyecto una apuesta segura.

Mucho bueno en los últimos tiempos, pero dentro de todo lo bueno hay cosas que no están tan bien, cosas como la vivida esta misma semana con el cuerpo médico y la curiosa forma de llevar el tema de la lesión de Perquis. El cuerpo médico heliopolitano se ha quedado con el culo en el aire. Pero recordemos como es la historia. Los médicos indican que «Perquis se ha cortado con algo en el gimnasio y se ha hecho unas heridas en el dorso de la mano derecha». Y añade: «Tenía tocados los tendones extensores del quinto dedo y una pequeña lesión en el tendón extensor del cuarto dedo. Hemos tenido que suturarle los tendones, las heridas son limpias y tendrá que estar inmovilizado unas dos semanas».

Pero las palabras posteriores de José Antonio Bosch dejaban claro que algo no andaba bien después de que el Consejero dejara claro el error cometido desde la propia entidad. «Ha sido un error de los servicios médicos. Se dio parte de baja por razón laboral cuando en realidad lo que se había producido era un accidente doméstico. Entendían que era mejor porque el jugador optaba al especialista que el club considera adecuado. En caso de accidente laboral, el jugador tiene derecho a ser atendido gratuitamente por la mutua; de lo contrario, la cobertura médica privada la paga el club».

En definitiva, que tan sólo falta que suene la música que nos acompañó en nuestra infancia con Miliki a la cabeza: ¡Había una vez, un circo! Y es que esta es sin duda la más adecuada después de ver como un equipo de fútbol profesional actúa de esta forma cuando todo debería ser mucho más fácil por muchos problemas económicos que venga sufriendo el club. Cosas que siguen igual, otras que deben cambiar, para que la buena línea trazada por este Consejo de Administración no se vea empañada por actos de chiste como este que nunca se debieron producir.

Twitter: @tara11ara