Joaquín: Sangre, sudor y lágrimas, del líder bético

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , , ,

joaquin-betis-malaga-jegl-4

No había aparecido del todo como debiera, pero se le esperaba por la calidad que atesora que unidas a la experiencia acumulada le convierten en ese líder que el Real Betis necesitaba.

Se llama Joaquín Sánchez, es uno de los tíos con más arte del mundo, y no nos referimos sólo a su afición a los chistes, ni a que sea natural de uno de los rincones más especiales del mundo, El Puerto de Santa María. Hablamos del Joaquín futbolista, de ese profesional del fútbol que cada día se ha convertido en un jugador más completo, a pesar de que por aquello de los años haya ido perdiendo poco a poco esa velocidad electrizante que volvía locas a las defensas rivales.

Ahora nos encontramos a un Joaquín hecho, maduro, con la sobriedad y serenidad que dan los años, sabiendo dosificar sus carreras, aportando calma, calidad, esa no la ha perdido, todo lo contrario, la ha ido perfeccionando y mejorando con el paso de los años hasta llegar al Joaquín actual. La pasada campaña se demandó esas dosis en gran parte de la temporada ya que no terminaba de regalar a los béticos todo lo que lleva dentro.

Con la alergia de tenerlo nuevamente de verdiblanco muchos años después, pero sin que terminara de explotar como se le esperaba. Y esta campaña, la segunda tras su retorno sí ha llegado el Joaquín que se le esperaba para convertirse en ese líder que tanto demandaba y a la vez necesitaba su Betis. Era el momento de repartir responsabilidades entre los pesos pesados del vestuario, yq eu no dependieran los destinos béticos siempre de Rubén Castro y Adán.

Frente al Málaga, Joaquín tiró de galones, dejó ver como se le esperaba. Con ese fútbol, esa magia, ese saber estar, y luchando hasta la extenuación con una imagen que definió su partido: sangre, sudor y lágrimas.

 La sangre que le provocó una herida en la cabeza por una acción del juego y que le obligó a terminar el partido con la cabeza totalmente vendada como muestra la imagen que ilustra esta noticia.

Sudor, por el gran esfuerzo realizado de principio a fin pese al cansancio acumulado de jornadas anteriores y que incluso, como reconoció el técnico verdiblanco, le plantearon darle descanso ante los de la Costa del Sol; menos mal que no lo hizo… y lágrimas, de alegría por la satisfacción al llegar al vestuario del trabajo bien hecho, del esfuerzo, de su entrega, de su amor propio, consciente del papel tan importante que juega en este Real Betis actual.

Tras el choque, el de El Puerto de Santa María no dudaba en mostrar su alegría tras el buen partido completado, siendo el mejor del mismo. “Contento por lograr una victoria muy trabajada. Veníamos haciendo bien las cosas y hemos conseguido tres puntos para seguir sumando. Ningún equipo es fácil, ellos venían de un triunfo, tienen un buen equipo. Nos ha faltado de nuevo tener el control del balón, pero tras el derbi lo importante era ganar».

El verdiblanco estaba roto tras el choque por el cansancio realizado y con su humor señalaba. «Voy a llegar a casa y me voy a meter en la nevera. Sigo disfrutando, pero hay que recuperar porque el próximo partido ya está aquí. ¿La brecha? Salto poco, pero son cosas del fútbol”.

JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez

joaquin-betis-malaga-jegl-6