Manuel Domínguez Platas llega a la presidencia del Betis con mucha ilusión

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , ,

Manuel Domínguez Platas Presidente del Real Betis

Manuel Domínguez Platas es el nombre del nuevo presidente del Real Betis, el sustituto de Miguel Guillén que llega junto a Fernando Casas, nuevo vicepresidente en lugar de Pablo Gómez Falcón.

Se buscaba sustituto a Miguel Guillén tras la marcha de éste de la presidencia del conjunto verdiblanco y el mismo ya tiene nombre propio: Manuel Domínguez Platas que se convierte en el máximo mandatario del Real Betis. Domínguez no llega solo ya que lo hace junto a Fernando Casas que releva a Pablo Gómez Falcón como vicepresidente heliopolitano.

El ya nuevo mandatario atendía a los medios de comunicación en sala de prensa y lo hacía en primer lugar sobre sus sensaciones en su primer día como presidente del Betis. “Vengo con toda la ilusión del mundo. El único problema que tiene ser presidente es que te abruma la responsabilidad, pero la ilusión y el honor son grandísimos. Soy consejero desde enero de este año, pero no es cierto que llegase al Club en ese momento, ya que soy uno de los primeros supervivientes de la primera hornada de diciembre de 2010″.

Y añade: «No he sido consejero estrictamente legal, pero sí he vivido todos los avatares del Consejo desde el primer momento. Mi labor como secretario estuvo especialmente centrada en el tema del Concurso. Lo vivimos muy intensamente. Sin ser consejero, fue cuando más intensidad le dediqué al Betis. Así que no es cierto que lleve dos meses, sino que voy ya para casi 4 años”.

Sobre si seguirá la línea marcada hasta la fecha señala:  “El tiempo nos dirá si es más de lo mismo o no. No sabemos todavía si podré transmitir una impronta distinta de la que ha habido hasta ahora. Lo que sí es lo mismo es el escenario en el que se mueve el Consejo actual. Estamos judicializados, había unos gruesos problemas económicos que ya se han superado. El escenario constriñe mucho las posibilidades de las personas que nos tenemos que mover en ese escenario».

Además continúa señalando: «Dentro de esas limitaciones, hay circunstancias que pueden hacer que intentemos demostrar que no va a ser más de lo mismo. Los problemas económicos son los mismos, pero también ha habido cambios que pueden incidir en que se pueda dar otra imagen y que no sea una continuidad absoluta. Se mantienen cinco consejeros y entran tres nuevos. Ha cambiado la figura del administrador judicial. Desde aquí aprovecho para destacar la personalidad arrolladora y abrumadora que tenía José Antonio Bosch, al que le tengo que dar el agradecimiento a lo mucho que hizo por el Betis. Tenía un carácter que no tiene nada que ver con el de Francisco Estepa. Eso puede ser determinante en que no sea tan más de lo mismo como está apareciendo en algunos medios”.

Recién llegado no se fija plazos de duración en el cargo. Desde que se judicializó el Betis, los dos presidentes que me han precedido tenían fecha de caducidad, pero no se sabía cuál. Sabemos del carácter temporal que tiene nuestro paso por la entidad. Llegué para tres meses y ya voy para cuatro años. El tiempo que estemos aquí vamos a tomar las decisiones que se tengan que tomar como si esto fuese nuestro para toda la vida».

En su extensa rueda de prensa apuntó también que «si nos mentalizamos que estamos aquí temporalmente, nos temblaría la mano con las decisiones gruesas y algunas veces desagradables o con trascendencia económica. Hay que estar mentalizados de que vamos a estar cada día trabajando a muerte, sujetos a lo que digan las autoridades judiciales. Va a haber una renovación como ya dijo Francisco Estepa del Consejo que será progresiva. En principio, pudiera ser que cuando termine esta temporada, según como vayan las circunstancias, siga

renovándose el Consejo o también incluso la figura del presidente, porque vengan otras personas que no tengan el bagaje de cuatro años y vengan con una renovada ilusión”.

Tampoco quiso hablar de si seguirá este consejo una vez finalice la temporada. “Prefiero no hablar de que el equipo baje. El equipo está vivo y estamos convencidos de que lo va a conseguir. La renovación del Consejo se va a hacer en cualquier caso porque tiene su desgaste y entendemos que es bueno que vengan otras personas con nuevas ilusiones e ideas. Hay muchos béticos que lo pueden hacer infinitamente mejor que nosotros, o al menos, intentarlo. Es idea de Francisco Estepa que esta renovación no sea total como podía haber sido en la Junta de ayer, sino progresiva. La renovación será ordenada, en función de los contactos que tenga Francisco Estepa».

Y prosiguió: «Estamos presentándole gente del entorno, que entendemos que puede aportar y él está intentando conocer gente. En función de las posibilidades y de la gente que haya dispuesta a dar el paso al frente, a lo mejor el Consejo pues decide que otra persona puede servir mejor al Betis. Estaría encantado de dar al relevo a alguien que venga con renovados ánimos y para servir a la institución, que es de lo que se trata”.

Reconoció que no tenía claro que fuera a ser el elegido. “Anoche sabíamos que en la mesa estaban el presidente saliente y el entrante, pero había una formalidad que cumplir. Pensamos que no era el momento de anunciar el nombre del presidente y el vicepresidente. La idea inicial era hacerlo en un consejo después de la Junta, pero se alargó demasiado la Junta. Estaba ya decidido. El presidente lo elige el Consejo de Administración. El Consejo, antes de la Junta, sabiendo quién se iba y los cargos que había que cubrir, estuvo hablando sobre quién podía ser el nuevo presidente. Se me ofreció esa posibilidad. Lo dudé, me asustaba la responsabilidad y la carga que lleva ser presidente del Real Betis Balompié, sobre todo sucediendo a Rafael Gordillo y Miguel Guillén. Creo que puedo prestar un buen servicio al Real Betis. He dado un pasito más para intentar que la situación en la que está el Betis se mantenga y no se degrade antes de lo que los tribunales decidan”. El nuevo presidente no cree que haya división en el beticismo. “No hay ninguna inestabilidad en el Betis, tampoco creo que división. Hay división de opiniones dentro de la amistad, cada uno remando en la misma dirección dentro de su criterio. Lo que pasó ayer en la Junta no es significativo en realidad. No creo que haya tantas diferencias entre los béticos como se dice».

Domínguez Platas deja claro que el club no se tambalea sino que está bien sólido. «La institución no se tambalea ni hay inseguridad. El Betis es muchísima gente, ni siquiera la Junta es representativa del Betis. La de ayer fue la más inoportuna de las Juntas que ha habido, pero no significa que haya grandes diferencias que pongan en peligro a la institución”.

Así el Consejo queda de la siguiente forma: Presidente: Manuel Dominguez Platas Vicepresidente: Fernando Casas Pascual Vocales: Isabel Simó Rodriguez, Francisco Estepa Domínguez, Antonio José Sánchez Pino, Fernando Criado García-Legaz, Tomás Solano Franco y Diego García León.

Twitter: @tara11ara

Foto: Real Betis.