Merino, yo debí ver otra Liga del Real Betis

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , , , , , , ,

39 Merino Betis-Las Palmas

El mundo del fútbol no deja de sorprenderme, y es que un técnico ponga ganar el derbi al gran rival como colofón de oro para la temporada, me parece el peor remedio para que el Real Betis crezca de una vez por todas. Pero con argumentos como el de Juan Merino… complicado.

Sí, vende y mucho decir que «ganar al Sevilla en el derbi sería poner el colofón de oro a esta temporada» como ha dicho Juan Merino pero se equivoca de lleno y seguro que sus declaraciones si bien serán aplaudidas por una parte del beticismo, a la otra parte le ocurrirá como a mí al escucharlas: se les quedará cara de tonto y se preguntará si alguien le está tomando el pelo, porque no es normal que lograr la salvación y ganar el derbi sea con lo que se conforma Merino.

La temporada ha sido mala, irregular, con muchos altibajos y con la misma historia de siempre en cuanto a la planificación a pesar de todo lo que nos vendieron de un Eduardo Maciá al que algunos ponían a la altura de Monchi, con las benditas y cansinas comparaciones de siempre entre Betis y Sevilla y viceversa, que no permite crecer al equipo verdiblanco. Cada casa es un mundo y lo que hay que hacer es aprender para crecer, saber cuál es tu Liga e ir sumando poco a poco, subiendo peldaños, sin prisas pero sin pausa…

¿Qué el Betis tiene ganas de derbi? Seguro, tantas o más que el Sevilla FC que a estas alturas olvidó la Liga para agarrarse de lleno a la Final de la Copa del Rey y buscar esa otra final de la UEFA Europa League, pero de ahí a que Juan Merino quiera vender que ganar el derbi sería el colofón de oro… ¡Por favor! Entiendo amigo Juan que digas que sería una gran alegría, como buen bético que eres, pero de ahí a lo de colofón hay un trecho.

Y ya ese apunte de oro… apaga y vámonos. Porque ese no es el Juan Merino ganador que conocí de futbolista, el que quería quedar lo más alto posible, el que lo daba todo en el campo. El primer objetivo se cumplió, que era salvarse, pero con poco más que hubiera hecho este irregular Betis se habrían logrado cotas más altas, quizás no de oro como ganar un derbi pero sí de plata con una palabra tan bella y tan complicada como es: Competir, algo tan fácil de decir y tan complicado de hacer.

No, Juan, no, esto en lugar de ganarte béticos con ese mensaje popular pero con efecto boomerang te digo yo que te quita adeptos y fieles. Tu trabajo lo has cumplido con la salvación, que visto lo visto era importante, a pesar de que hubo quien cometió la osadía de hablar incluso de Europa tras una serie de triunfos. Y de esa forma, incluso el Betis te ha devuelto lo que te debía en el banquillo después de que injustamente te quitaran el equipo la otra vez tras ganar cuatro partidos consecutivos y reactivar a un Betis que esa vez sí que estaba en la UCI.

La euforia de ver la permanencia casi matemática quizás te jugó una mala pasada, pero permíteme que te diga que el beticismo, el de verdad, el bueno, ese que sigue ahí fiel, como el otro día bajo el aguacero para ver un Betis-Las Palmas sin excesivos atractivos, quiere más. Este Real Betis moderno se ha cansado del ‘Manquepierda’ sí, una distinción que ha hecho al Betis universal pero el bético quiere crecer, porque ve que es posible y más aún cuando comprueba que otros en similar situación fueron capaces de hacerlo.

Ni Maciá es el gran culpable de todo esto ni tú el gran salvador de este Betis ya que errores se han cometido desde todos los puntos, y la cúpula, cómplice en todas las decisiones, tampoco está libre de pecado. Ahora, con la salvación casi asegurada, toca crecer, pero de verdad, dar un nuevo paso, seguir adelante y demostrar que el Real Betis Balompié es mucho más que el ‘Manquepierda’ de toda la vida.

Evidentemente como bien dices la afición «estaría muy contenta si ganáramos al Sevilla» pero aún lo estaría más si además de ganarle al gran rival tuviera como hay una bases sólidas, no de presente sino también de futuro, labor primordial para los nuevos gestores de esta nave verdiblanca con Ángel Haro y José Miguel López Catalán a la cabeza.

Ahora llega el momento de crecer, pero de verdad, no de boquita como hasta ahora. Y para eso nada como sentar las bases por encima de mirar hacia otro lado, por encima de ir a empatar. Y un nuevo ejemplo es con los medios de comunicación y el departamento de Marketing; nada como saber vender la marca Real Betis Balompié.

Un opinión de: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez